Cómo cargar la batería del smartphone correctamente

¿Es posible que exista tanto misterio sobre cómo cargar correctamente el smartphone? Artículos y noticias sobre el tema llegan incluso a ser contradictorios entre sí. Por ejemplo, están los que afirman que dejar el smartphone cargando durante la noche hace mal a la batería. Otros dicen que no hay problema en dejarlo toda la noche.

Algunos dicen que usar carga rápida disminuye la autonomía del smartphone de forma más rápida. Otros lo niegan. ¿Pero por qué sucede esto?

Cómo cargar correctamente un smartphone

Esta confusión de información parte, principalmente, de que muchos aún consideran el comportamiento de las baterías modernas como si fueran antiguas, las que requerían un tratamiento diferente, o tecnologías diferentes a la utilizada en los teléfonos inteligentes y las tabletas de hoy en día. Esto genera una especie de mezcla entre conocimiento popular y hechos que acaban creando una cierta confusión.

Cómo cargar batería de smartphone

O mitos, como los preferimos llamar. Entonces vamos a tratar estos temas comenzando por el más recurrente.

¿Dejar el smartphone cargando durante la noche hace mal? – Depende

Es un hábito un tanto común, además de extremadamente conveniente. Después de todo, ponemos nuestro smartphone para cargar en el momento en que no lo utilizamos, teniendo la certeza de que estará con 100% de carga cuando lo volvamos a necesitar. Esta certeza viene del hecho de que la carga llega al 100% en algún momento de la noche, permaneciendo conectado por un par de horas después de completar la carga. Es a partir de allí donde muchos dicen que hace mal. ¿Es así? No, no es así. Los smartphones más nuevos saben que la carga llegó al 100% y pasan a usar sólo la energía del propio cargador. Esa es la única cosa que sucede en la práctica, y no hay ningún mal en ello.

Advertisement

Entonces, ¿por qué ponemos «Depende»? Porque hay algo que realmente hace mal: usar el smartphone mientras está siendo cargado, y eso sí puede dañar la batería a largo plazo.

Las baterías odian el calor, en especial cuando se usan cargadores rápidos. Sacando los impactos físicos, no hay nada que haga más daño a la batería que el calor excesivo. Este no es el único caso, sin embargo. Los controladores de energía del smartphone utilizan energía bajo demanda. Entonces puede suceder que el teléfono se esté cargando, que emita energía o ambos casos simultáneamente. Este cambio constante es el problema.

Cómo cargar batería de smartphone

No es una situación inusual, por cierto. A veces la carga está baja (por ejemplo, 7%), entonces conectamos el smartphone y lo usamos hasta dormir, pero es esencial evitar esta costumbre al máximo. Sin embargo, dejarlo tranquilamente cargando durante la noche sin usarlo no hace mal. La única cosa que sucede es que el teléfono va a utilizar sólo la energía de la toma de corriente cuando la carga esté completa (sucede en los smartphones antiguos).

¿Usar cargadores rápidos hace mal? – Mito

Algunos cargadores son realmente potentes, en el caso del cargador del Turbocompresor 15 (Motorola, 14,4 vatios), BoostMaster (ASUS, 18 vatios) y Turbocompresor 25 (Motorola, 25,80 vatios), donde el primero y el segundo trabajan con 12 voltios de tensión en sus etapas máximas de energía, mientras que el tercero trabaja con 9 voltios como máximo. Es esto lo que realmente asusta a quien se ha acostumbrado a los cargadores de 5 vatios (5V, 1A), y da la impresión de que va a dañar la batería.

Como dijimos anteriormente, la batería odia el calor, y el que ha utilizado algún cargador rápido ya se dio cuenta de que el smartphone se calienta durante la carga, algo que rara vez sucede con los cargadores de 5 vatios.

¿Entonces nos estamos contradiciendo cuando decimos que esto es un mito? No, por dos razones. En primer lugar, las tensiones mayores son utilizadas por poco tiempo, descendiendo a tensiones menores conforme el smartphone va completando la carga de la batería. Si por un lado no hace mal usar cargadores rápidos en los smartphones que están diseñados esto, por otro, no se recomienda el uso de un cargador rápido en otro modelo.

El Turbocompresor 15, por ejemplo, tiene 3 características: 12V, 1,2 A (14,4 vatios), 9V, 1,6 A (también 14,4 vatios) y 5V, 1,6 A (8 Vatios), alternando entre una y otra dependiendo de la temperatura del teléfono. Lo mismo ocurre con el BoostMaster (9V, 2A – 18 Vatios, 5V, 2A – 18 Vatios) y el Turbocompresor 25: 12V, 2,15 (25,80 W), 9V, 2,85 (25,65 W), 5V, 2,85 (14,25 W). Según el cargador cambia la tensión, pasa a trabajar con amperios diferentes, disminuyendo ambos si el dispositivo está muy caliente. Si el dispositivo se calienta, se carga más lentamente. Una vez más, el teléfono sabe cuando está caliente, y ordena al cargador alternar entre tensiones diferentes para un control más preciso del amperaje. Para esto, se utilizan niveles preprogramados de temperaturas de seguridad.

Cómo cargar batería de smartphone

El «smart» de «smartphone» es exactamente eso. Ellos no aceptan la mayor energía posible sin tener en cuenta parámetros de seguridad.

La otra razón es que los fabricantes no usarían cargadores que puedan dañar sus propios dispositivos. Y esto es así porque estos cargadores no utilizan tensiones y amperajes máximos durante todo el proceso de carga. Eso sí sería un problema realmente serio.

Sin embargo, estos cargadores están diseñados para aparatos específicos, habiendo sí un riesgo (aunque pequeño) de usar un cargador rápido en un smartphone que no lo permita.

Del otro lado de la moneda, no hay una razón técnica para no usar un cargador menos potente, ya que lo peor que puede pasar es que el smartphone cargue más lentamente.

Por ejemplo, usar un cargador QuickCharge de 10 vatios en cualquiera de los teléfonos anteriores todavía está dentro de las especificaciones establecidas. Lo que suele suceder en la práctica, sin embargo, es que los smartphones tienen circuitos internos diseñados para trabajar con ciertos cargadores.

Si ellos no reconocen las frecuencias de fábrica, por lo general utilizan el valor predeterminado: 5 vatios (5V, 1A), lo que hace que la carga realmente demore en algunos casos, pero no lo daña.

En la primera parte de este artículo hablamos sobre dos preguntas comunes acerca de cómo cargar correctamente el smartphone. En el primer caso (dejarlo cargando durante toda la noche), hemos explicado que eso no llega a ser un problema.

El corolario, sin embargo, es que no es recomendable utilizarlo cuando se está cargando, algo que no está restringido por la noche, sino a cualquier situación. Si tuviéramos que elegir las mejores prácticas en este sentido, diríamos que: si el smartphone se está cargando, déjalo.

Aprende cómo cargar correctamente un teléfono

En el segundo caso (los cargadores rápidos), está demostrado que el calentamiento causado es algo previsto y normal. Siempre y cuando se utilice el cargador incluido en el embalaje, ya que cada fabricante tiene su propia técnica y especificaciones en sus productos.

Ambos puntos parten del mismo principio: las baterías odian el calor. Aunque los portátiles pueden colocar las baterías lejos de las regiones de calor (es decir, los buenos modelos), es casi imposible hacerlo en un dispositivo tan pequeño como un smartphone, de forma que la única solución es dejar el smartphone frío. Ahora vamos a tratar dos elementos que poco tienen que ver con el calor, pero que aún son fuentes de duda para los usuarios.

Las baterías tienen memoria – Mito

No, no tienen. La respuesta simple y directa es esta. Este mito parte de la herencia de quien ya ha tenido los primeros teléfonos móviles. ¿Recuerdas? Aquellos que eran tan limitados que sólo eran capaces de realizar llamadas. Estos modelos usaban baterías diferentes a las actuales, muchas de ellas basadas en níquel (NiCd o NiMH), que de hecho trabajaban con este concepto de «memoria».

Muchos de estos celulares venían, incluso, con instrucciones para colocarlos varias horas en carga antes del primer uso exactamente para que el celular tuviera la información correcta acerca de cuánta carga contenía. Actualmente, son raros los dispositivos que traen esta batería.

Por lo general, esto está restringido a electroportátiles más baratos, como máquinas de afeitar y cortadoras de pelo. Las baterías de níquel se han extinguido hace un buen tiempo en el smartphone y las tabletas, siendo bastante raro, si no imposible, encontrar un modelo que no utilice iones de litio.

Es importante, sin embargo, no confundir eso con el calibre, un proceso que puede (o no) resolver el problema de funcionamiento de algunas baterías, cuando estas empiezan a comportarse de forma errática. Muchas veces, los usuarios confunden una batería descalibrada como dañada, pero no es el caso. Hay un archivo en el smartphone que registra la capacidad actual de la batería, y es este archivo el que proporciona el estado actual de esta. El que aparece en la parte superior de la pantalla.

En Android, el archivo se llama Battery Stats, por ejemplo, y cada sistema operativo cuenta con uno. Una batería descalibrada se da cuando este archivo pasa a medir la información de la batería de manera incorrecta, algo observado en los dos extremos. Si el smartphone se apaga cuando la batería está señalando 30% de carga, se acaba muy rápido o incluso cuando se apaga con 100% de carga, este es un signo de descalibración.

Para recalibrar la batería, algo automatizado por varios smartphones y portátiles, este archivo tiene que ser reescrito, y el proceso no hace nada más que registrar correctamente cuándo está llena o vacía. Sin embargo, esto no debe ser confundido con un daño, ya que en realidad es un fallo del sistema.
Pusiste a cargar el smartphone y lo desconectaste, eso fue un ciclo – Mito

Muchos fabricantes estipulan la vida útil de las baterías a través de ciclos. Los productos más antiguos de portátiles, smartphones y tablets, por lo general garantizaban hasta 300 ciclos de recarga, valor que ascendió a aproximadamente 500 ciclos en gran parte de los dispositivos actuales, llegando a 1000 ciclos en ciertos casos. En teoría, esto significa que después de esa marca, la capacidad máxima de estas baterías pasa a ser del 80% de la original.

Es importante tener en mente, sin embargo, que esto no es más que una estimación. Exactamente: una estimación. No existe una relación firme entre la cantidad de veces que una batería se recarga y cuánta energía es capaz de retener. Después de recargar una batería 300 veces (o 500, o 1000), esto no significa que la autonomía pasa a ser exacta y precisamente el 80% de la original.

Por cierto, incluso el «100%» es una estimación. No porque hayas conectado tu smartphone por primera vez significará que la batería tendrá exacta y precisamente el 100% de su capacidad nominal. De nuevo: es una estimación con mayor o menor precisión, pero aún así es una estimación.

¿Sólo es necesario poner a cargar tu smartphone y sacarlo, después de cualquier porcentaje, para «quemar» un ciclo?

No es así. A pesar de ello, cuanto más ciclos la batería trae especificada, mejor. Muchos caen en el error de maximizar la vida útil de la batería esperando a que el smartphone se descargue completamente y luego cargarlo al 100%, «gastando» menos ciclos en el proceso.

En la práctica, es más lo que perjudica que lo que ayuda. Lo ideal es usar un margen de seguridad, como 20-80% 25-75%, usando siempre el 50% como parámetro, pero más importante que ello es no dejar que el smartphone se descargue completamente.

Más importante aún es seguir el primer consejo que te dimos en la primera parte, que es dejar la batería lejos del calor. Una batería que trabaja continuamente en temperaturas altas acaba perdiendo su vida útil más rápidamente, independientemente de la cantidad de ciclos que tenga.

Es como sucede con los coches usados: más vale comprar un coche con kilometraje mayor en carretera (funcionando en sus condiciones ideales) que con kilometraje menor, y que se utiliza principalmente en trayectos cortos en ciudad (las famosas condiciones adversas).

Pero no es necesario estar muy paranoico con esto, algo que vamos a explorar en la tercera parte, ya que existen baterías que después de algunos años todavía ofrecen una buena autonomía cuando pasan a ofrecer el 80% de carga (si se trata de un Moto Maxx, por ejemplo).

¿Tienes alguna duda acerca de la carga de smartphones? Cuéntanos en los comentarios.

Obsesionada con Android. Llegó a mi vida y nunca más fue lo mismo. Amante de los deportes extremos y los waffles.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart