Ofertas en tecnología

Confianza cero y el futuro del trabajo de oficina

Altavoz inteligente Echo Dot

La reciente pandemia ha cambiado muchas cosas en nuestras vidas y también en la forma de gestionar las empresas. En conversaciones con nuestros clientes y socios, vemos que la atención y la prioridad que las organizaciones le dan a la seguridad ha crecido exponencialmente. Este cambio se debe a dos factores principales: en primer lugar, las amenazas han aumentado. Solo en 2021, se registraron alrededor de 41 millones de intentos de fraude digital en España, un crecimiento del 16,8% en comparación con 2020, según el informe “Indicador de Attemps de Fraud”, de Serasa Experian. En segundo lugar, al mismo tiempo, la adopción rápida ya gran escala de nuevos modelos de trabajo y negocios ha traído una serie de nuevos desafíos para garantizar que los empleados accedan a la información de manera segura y sin problemas.

Tradicionalmente, el modelo más utilizado en seguridad corporativa ha sido el de seguridad perimetral, en el que solo las personas que forman parte de una organización pueden acceder a su red. Una buena metáfora para entender este modelo es pensar en un castillo medieval: fuertes murallas y una sola puerta de entrada. Pero una vez que pasas estas barreras, la circulación es libre. Sin embargo, ¿funciona este modelo cuando cada empleado no está en el “castillo” sino en casa o trabajando desde otro lugar?

Este no es el lugar para “pelearse con el asiento del avión”. Con esta nueva realidad, se hizo imprescindible encontrar una alternativa al perímetro de seguridad, y una de las respuestas que demostró ser más eficiente es la adopción del principio de confianza cero. Como sugiere el concepto inglés, esta lógica de seguridad se basa en la idea de que no se confía automáticamente en ningún usuario, dispositivo o red. En este principio, la confianza que otorga acceso a la información al empleado debe ganarse en función de los factores contextuales del usuario, las capacidades de inicio de sesión único y autenticación del dispositivo, y no en la red a la que se conecta esa persona. Se supone que un sistema siempre necesita saber quién intenta acceder a él y cuáles son sus niveles de permiso. Sin la confirmación de la identidad, no tendrá acceso a los recursos de la organización.

Popularización del home office y modelos híbridos de trabajo, la protección de las redes corporativas tuvo que reinventarse (Imagen: Thought Catalog/Unsplash)

Al no utilizar la ubicación del usuario como base, el concepto de confianza cero se adapta fácilmente al modelo de trabajo híbrido. El empleado puede trabajar algunos días de la semana de forma presencial y el resto de forma remota. Esta facilidad de acceso seguro es otra característica importante de los sistemas de confianza cero. La experiencia del acceso remoto es idéntica a la del acceso local, aunque pueden producirse diferencias de latencia. Pero entonces el problema pasa a ser el acceso a Internet, no la red corporativa.

En Google llevamos mucho tiempo utilizando un sistema de estas características: el modelo BeyondCorp. Está diseñado para proporcionar trabajo remoto seguro sin necesidad de utilizar una VPN tradicional. Ahora, la mayoría de los empleados de Google usan el sistema todos los días como un medio para autenticar y autorizar la infraestructura y los recursos corporativos de la empresa, y también permitimos que nuestros clientes hagan lo mismo.

Te puede interesar:  ¿Cómo sé cuál es el tamaño del neumático?

Por todas las características que mencioné anteriormente, los modelos de confianza cero tienen muchas ventajas sobre el concepto de «castillo de puerta única», especialmente cuando se trata de proteger la información y garantizar su acceso a los empleados. Si bien es poco probable un regreso completo al modelo de trabajo anterior a la pandemia, al menos en situaciones y actividades que permiten cierto nivel de flexibilidad, todavía hay mucha discusión sobre el futuro del trabajo. Aun así, cada vez resulta más factible un escenario en el que la alternancia entre el hogar y la oficina se convierte en algo habitual. Y en este contexto, los sistemas basados ​​en zero trust nos permitirán seguir trabajando desde cualquier lugar de forma segura.

*Artículo producido por un columnista en exclusiva para TecnoBreak. El texto puede contener opiniones y análisis que no necesariamente reflejan la visión de TecnoBreak al respecto.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart