Consejo de lectura: El administrador de sueños

Altavoz inteligente Echo Dot

En uno de mis productos charlábamos de la relevancia de la práctica lectora para progresar nuestra percepción y comunicación en el trabajo (y asimismo en la vida personal). Conque el día de hoy les comparto un consejo de lectura que recibí y me logró pensar sobre algo que llevaba tiempo latente en mí.

Este libro es rapidísimo y simple de leer, no fatiga y nos implica con ganas de entender el desenlace de la historia. El creador, Matthew Kelly, relata en un inicio una parábola sobre una compañía que ofrece servicios de limpieza y precisa achicar la rotación de personal, en tanto que los costos con despidos y novedosas contrataciones están impactando las ganancias de la compañía.

Imagen por medio de Shutterstock

Sueños¿Quién de nosotros jamás tuvo un inconveniente de este modo o afín en nuestras compañías, verdad?

Y, no en todos los casos, la solución adoptada por el encargado de esta área en el cuento contado es usada en nuestro día a día. En verdad, durante mi carrera, pocas veces he visto entrenar este enfoque, que siempre y en todo momento me ha intrigado por el hecho de que es bien simple y realmente útil, la solución fue preguntar por qué razón la gente se iban de la compañía. Preguntar en vez de deducir. Simple, no?

Esta fue la primera reflexión que hice a lo largo de esta lectura: ¿por qué razón la mayor parte de la multitud elige sospechar en vez de preguntar? En varios sitios en los que he trabajado, me he enfrentado a este inconveniente en una pluralidad de ocasiones: el analista adivinando los requisitos del sistema; el gerente que aceptó la razón del cliente para no aprobar el cronograma; el directivo que aceptó por qué razón no se se encontraba alcanzando la misión y tantas otras suposiciones superfluas, que de forma fácil se confirmarían (o no) con el fácil hecho de preguntar de manera directa lo que se deseaba comprender.

¿De qué forma maneja lo que precisa entender sobre la gente de su equipo, en el trabajo, sobre su producto y en su historia? Trato de no deducir nada, trato de preguntar, la contestación no en todos los casos es clara, no en todos los casos se da la contestación y no en todos los casos la comprendo. En estas situaciones, me detengo y evalúo de qué forma podría rehacer este cuestionamiento, facilitando la obtención de esta contestación. Prosigo estudiando y también interaccionando con el otro hasta solucionar este impasse de manera transparente y genuina.

A lo largo de mi carrera, he visto varios inconvenientes ocasionados ​​por esta falta de cuestionamiento, y el valor de esto siempre y en todo momento fué prominente: retrabajo, fallos, insatisfacción del cliente, desmotivación del equipo, estruendos en la comunicación y bastante desgaste entre la gente.

Aquí está mi primera lección aprendida de esta lectura: Preguntar es siempre y en todo momento la opción mejor para saber alguna información.

Volviendo al cuento, el resultado de esta investigación fue asombroso, la contestación lograda distó bastante de lo que aguardaban conseguir los directivos de la compañía. Pero, no estropearé el suspenso contándolos aquí.

Dado a que la contestación fue tan asombroso, los directivos prosiguieron preguntando a la multitud sobre otros puntos críticos para arreglar hasta el momento en que descubrieron la causa raíz de esta rotación. ¡Y la solución adoptada fue completamente soñadora!

La historia se lleva a cabo desde la identificación del mayor inconveniente al que se encara la compañía, la rotación de personal, hasta la solución determinante de este de manera asombroso. En el final del libro, el creador muestra ciertos casos triunfantes de su trayectoria, su procedimiento descrito en la historia, herramientas y maneras de aplicarlo en nuestra situación.

El interrogante latente en mí que se despertó a lo largo de la lectura es pensar sobre mis sueños y si mi trabajo me ayuda a aproximarme o separarme de ellos. Y esta es mi segunda lección aprendida: detenerme y meditar en mis sueños y en de qué forma mi trabajo puede asistirme a alcanzarlos.

Leyéndolo de esta manera a primer aspecto, podrías aun meditar: “Ah. Evidentemente que sueño. Conozco mis sueños y estoy haciendo un trabajo para cumplirlos”. – salvo que a lo largo de esta lectura te vas a encontrar con individuos que reflexionaron del mismo modo y fueron llevados a repensar, de una forma mucho más consciente y apuntada, sobre este tema. Para mí, esa fue la mejor una parte del libro, pues nos hace repensar la manera en que lidiamos con nuestra motivación y con la gente con las que estamos trabajando.

En el final, el consejo que da el creador para utilizar su término de “Dream Manager” es muy sencilla y excelente. Vale procurarlo. Léalo y después hable con sus colegas en el trabajo.

Para ti que ocupas el papel de líder, puedo mencionar que muchas de estas prácticas las adopté en la administración de mis equipos y tuve bastante éxito. El nivel de deber de la gente incrementa sensiblemente.

Bueno, quisiera que te diviertas, medites, te replantees y te cuestiones con esta lectura.

Entonces verdaderamente me agradaría entender lo que piensas. Si llegas en el final del libro, apreciarás que comenté en otra publicación aquí sobre el “Gestor de sueños”, ¿puedes detectar qué nombre le hemos proporcionado?

¡Éxito en el sendero!

Buena lectura.

Te puede interesar:  Las 6 mejores aplicaciones de transmisión de DLNA para Android: haz que tu hogar sea más inteligente

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart