Controversia sobre la obsolescencia programada

Llegó otro comienzo de año. Comunmente en este periodo cerramos nuestro análisis del año que acaba y, más que nada, definimos misiones para el año que está por empezar.

Para la mayor parte de la gente, las misiones a trazarse como misiones para el nuevo año tienen relación con el trabajo, los estudios, la manera física, la salud, entre otros muchos pilares que constituyen nuestro confort.

En lo que se refiere a ti, lector de TecnoBreak y probablemente apasionado de la tecnología, las misiones para 2014 asimismo tienen que pasar por cuál va a ser tu nuevo dispositivo. O explicado de otra forma, cuáles van a ser… puesto que difícilmente nos conformamos con solo una novedad tecnológica por año, ¿no?

Bueno, suponiendo que todos poseemos pretensiones similares con modelos en el área de tecnología para el año próximo, tenemos la posibilidad de asegurar que nuestro nuevo dispositivo, ese que no fue publicado por el desarrollador y todavía es fundamento de sueños, se va a poner. venta?ciertamente con los últimos adelantos tecnologicos?

¿Nuestro próximo dispositivo va a tener la durabilidad aguardada… o vamos a tener inconvenientes con la pantalla, la batería, etcétera. en relación expire la garantía?

Lamentablemente, el accionar que han verificado los desarrolladores en los últimos tiempos apunta a una contestación poco alentadora. Todos somos víctimas potenciales de la obsolescencia programada.

¿Qué sería eso?

Esencialmente, la obsolescencia programada es la reducción planeada artificialmente de la durabilidad de un producto o de sus elementos con el objetivo de forzar su substitución prematura. La publicación de un producto se prosigue teniendo en cuenta una modalidad de obsolescencia programada sin estimar la última versión del avance tecnológico logrado por el desarrollador.

Como un ejemplo de la definición previo, tenemos la posibilidad de nombrar el automóvil que fue planificado a fin de que varios de sus elementos tengan una durabilidad achicada, lo que nos ordena a nosotros, los usuarios, a asumir el valor de las piezas y los servicios justo una vez que concluye el periodo de garantía. Y asimismo la publicación de un popular dispositivo que hace reposar a las multitudes en las puertas de las tiendas aguardando el comienzo de las ventas, sin que este dispositivo electrónico llegue a los estantes de los revendedores físicos y virtuales, trayendo una evolución tecnológica representativa con en comparación con modelo previo.

Vamos a abordar el régimen legal que tienen los usuarios y desarrolladores en el momento en que se corrobora la obsolescencia programada.

Más allá de que el Poder Judicial ahora apunta la obsolescencia programada como una práctica desmesurada, en España aún no hay una ley concreta sobre el tema. El Código del Cliente y el Código Civil se aplican a las situaciones determinados como obsolescencia programada.

Recientes sentencias de los Tribunales de Justicia del Estado y del Tribunal Superior de Justicia han venido teniendo en cuenta la obsolescencia programada como incumplimiento de la buena fe objetiva que debe regir las relaciones establecidos, incumplimiento del deber de información, defecto de adecuación (producto 18 de la Ley de Consumo Código de Protección) y la carencia de ejecución del propio contrato, hete aquí, publicar un producto cuya vida útil fue programada deliberadamente para no alcanzar como debería, o, en las situaciones en que los lanzamientos intencionalmente no tienen dentro la última tecnología creada por los desarrolladores, obligar a una exclusiva ola de consumo poco una vez que el producto recién lanzado se considere anticuado forman prácticas desmesuradas sancionables por el Estado.

Aun hay resoluciones que fueron prorrogando la compromiso del desarrollador, revendedor o importador del bien sosprechada en las fracciones I y II y en el inciso 3 del producto 26 del Código de Protección al Cliente por un periodo posterior a la garantía contractual, en tanto que según ciertos jueces, el método a adoptar para la reclamación no es la duración de la garantía, sino más bien la duración del producto, sabiendo lo que razonablemente se puede aguardar de su historia útil.

De este modo, una resolución reciente del STJ forzó a un desarrollador de tractores a reembolsar a su cliente el valor de la reparación de tal equipo que se encontraba fuera de garantía, más allá de que tenía una vida útil estimada de 10 a 12 años de empleo, al tiempo que tras solo 03 años desde la fecha de venta, los inconvenientes impidieron su empleo regular. El STJ asimismo condenó al desarrollador a asumir el lucro cesante del cliente, que no solo debía asumir el cuidado del tractor, sino asimismo padecía pérdidas por la imposibilidad de usarlo todos los días.

El tema es tan discutido que Apple en España responde a una demanda iniciada en el mes de febrero de 2013, donde fue acusada de prácticas exageradas firmes en publicar un producto sin verdaderas creaciones tecnológicas. Los autores de la citada demanda aseguran que el iPad 4 no supuso una evolución eficaz con en comparación con iPad 3. En otras expresiones, la demanda mantiene que el iPad 3 podría haberse lanzado ahora con las noticias comprobadas en el modelo posterior, de haber tenido una clara práctica de obsolescencia programada.

Para finalizar, semeja bastante posible que el irrespeto al cliente practicado bajo la modalidad de obsolescencia programada aún se prosiga verificando por cierto tiempo, no obstante, no solamente los usuarios, sino más bien asimismo la Justicia ahora revela conciencia de la necesidad de batallar esto. práctica exagerada, dejando la promesa de que más adelante próximo nuestros aparatos tengan la durabilidad y las creaciones tecnológicas funcionales que todos queremos.

Graduado de la Pontificia Facultad Católica de São Paulo – PUC-SP en 1993; estudio en Derecho Procesal Civil de exactamente la misma institución en 1995, cursó el Programa de Instrucción para Abogados de la Facultad de California – Davis en 1998, se ha desempeñado como letrado y consultor desde 1994 en distintas áreas del derecho.

*Producto producido por un columnista en única para TecnoBreak. El artículo puede contener críticas y análisis que no siempre reflejan la visión de TecnoBreak sobre esto.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart