Death on the Nile Reseña │ Un actor para llevar un clásico a la espalda

Altavoz inteligente Echo Dot

Kenneth Branagh es alguien muy señalado en el cine. Viniendo de una escuela de actuación de Shakespeare, es ese actor que se destaca en cualquier papel que interprete, así sea en harry potter o en una epopeya bélica como Dunkerque. Siempre y en todo momento intensísimo, distribución una fuerza a sus individuos que siempre y en todo momento es muy imantada. ¿Y qué ocurre en el momento en que eso se pone en un personaje tan tradicional y también icónico como Hércules Poirot?

El detective desarrollado en los libros de Agatha Christie ahora ganó múltiples ediciones en la pantalla grande, pero la interpretación que vive Branagh verdaderamente predomina merced al poder que le da al papel. Y o sea visible en muerte en el niloen el que no solo da un giro cerca de él toda la trama y las relaciones desarrolladas, sino él mismo es con la capacidad de eclipsar todo cuanto le circunda.

Es algo que vimos antes en Asesinato en el Orient Express, pero se regresa aún mucho más impresionante aquí. La historia que va alén del libro original fortalece ese lado mucho más humano de Poirot -y que el actor explora realmente bien- al tiempo que un reparto secundario no tan inspirado termina siendo eliminado por el enorme trabajo de Branagh y su peculiar bigote.

Cincuenta sombras de Poirot

Para esos que vieron Asesinato en el Orient Express, muerte en el nilo suena bastante familiar. Como en el libro mucho más popular de Agatha Christie, la novedosa película asimismo pone al detective en un viaje en el que pasa un asesinato y todos y cada uno de los que están atrapados allí con él son sospechosos y con buenas causas para haber cometido el delito.

La diferencia radica en que, en esta ocasión, todos están en un barco en las aguas del río Nilo, en la mitad de Egipto. Aún de este modo, la activa es exactamente la misma, lo que no reduce el secreto ni lo realiza menos atrayente. Más que nada por el hecho de que, en verdad, toda la tensión cerca de quién mató y por qué razón es solo un telón de fondo para reforzar en nuestro Poirot.

Branagh proporciona considerablemente más que un muy elegante bigote con su Hercule Poirot (Imagen: Disclosure/20th Century Studios)

Esa es la una gran diferencia de esta novedosa versión de muerte en el nilo de la película de 1978, por servirnos de un ejemplo. El extenso film se distancia unos pasos de la obra original para charlar mucho más sobre el pasado del detective, por qué razón tiene su característico bigote y más que nada las relaciones que tuvo antes de transformarse en el estudioso mucho más popular de todo el mundo.

Y por más que esto logre incordiar a los entusiastas mucho más puristas que aguardan ver una adaptación muy así de la obra, el atractivo de esta novedosa versión está exactamente en la intensidad que Branagh le da al personaje principal. Del mismo modo que consigue pasar realmente bien esta figura del detective capaz y perspicaz que es con la capacidad de sentir datos y reconstruir en segundos la escena del delito en su cabeza, asimismo es alguien marcado por el mal de la pérdida y que se resiente de la cosas locas que el cariño puede realizar, y eso charla de manera directa del delito que trata de solucionar.

Y el actor muestra realmente bien todas y cada una estas variantes del personaje. Al comienzo es solo ese viejo prácticamente folclórico y de modales desgarbados y sin muchas talentos sociales, pero de manera rápida se transforma en alguien de lengua afilada con tono inquisitivo y bastante efusivo en sus acusaciones —pero que no es alguien totalmente sin conmuevas, todo lo opuesto.

El actor se las arregla para pasar muy de forma fácil de lo intransigente a lo profundo y proporciona un Poirot muy complejo y también intrigante (Imagen: Disclosure/20th Century Studios)

La literatura ha alentado a lo largo de bastante tiempo las rivalidades y los paralelismos entre Hercule Poirot y Sherlock Holmes, pero Kenneth Branagh consigue dejar en claro de qué forma el detective de Agatha Christie difiere del habitante de Baker Street. Tras todo, pese a todos y cada uno de los trucos mentales para ofrecer con la contestación, todavía es un humano con sus dolores y traumas.

Y muerte en el nilo use esto para lograr que su Poirot se expanda y reluzca con cada escena. Desde diálogos esenciales en el transcurso de un interrogatorio hasta diálogos triviales sobre relaciones, todo está realmente bien explorado por el actor en la manera de charlar, en las expresiones y en las pausas que hace para enseñar esas capas que hacen tan atrayente su versión del detective.

Entonces, del mismo modo que te involucras con el secreto anunciado y tratas en todo momento de desentrañar el delito, es muy simple encariñarse con el héroe y entender por qué razón es tan desapacible. se solidariza con su incesante malestar entre el resto individuos.

Una luz que eclipsa a el resto

Pero ese importancia prácticamente imantado que establece Kenneth Branagh para su Hércules Poirot asimismo se transforma en un inconveniente. Al sobresalir tanto, resalta lo limitados que son ciertos de sus compañeros de reparto.

No es que el gerente de la compañía o la tía comunista necesitaran ser el centro de atención, pero ciertas caras en el letrero de muerte en el nilo semejan encogerse en el momento en que distribuyen la pantalla con Poirot. Este es la situacion de Gal Gadot, quien asegura que es considerablemente más simpática que verdaderamente talentosa.

Te puede interesar:  Estafador de Tinder firma contrato de reality show, libro y podcast de citas
Gal Gadot prosigue repitiendo exactamente el mismo papel que en sus otras películas, que es exactamente el de Gal Gadot (Imagen: Propaganda/20th Century Studios)

Las críticas aun tienen la posibilidad de sonar fuertes, pero lo cierto es que Linnet Ridgeway no se distingue de ningún otro personaje que la actriz haya interpretado en los últimos tiempos y se fundamenta únicamente en una bella sonrisa, una pose seductora y ciertas sonrisas. Entonces, toda vez que la pobre pequeña rica debe interaccionar con Poirot, la diferencia entre los actores es clara.

Y cabe nombrar que Gadot se muestra como entre los individuos centrales de la película, teniendo un mayor importancia que todos los otros en el material promocional del extenso film.

Esto se reitera con otros nombres en el reparto, como Simon Doyle de Armie Hammer. Tal y como si las polémicas del actor no fuesen suficientes para postergar el estreno de muerte en el nilo —fue acusado de violación y canibalismo a inicios de 2021— trae una interpretación tan genérica del galán de los añles 30 que a lo largo de una gran parte de la pelÃcula, sencillamente olvidas su vida. Sin nombrar a Russell Brand, que se semeja horriblemente a Windlesham.

Por otra parte, disponemos ciertas sorpresas agradables. Si bien parezca pequeña, la actriz Rose Leslie revela que puede ser considerablemente más que la salvaje de Game of Thrones y provoca que la doncella Louise Bourget resulte bastante convincente. Aparte de haber incorporado realmente bien un acento de temporada, consigue jugar bastante con las expresiones y reacciones, confundiendo al público sobre las pretenciones de su personaje, siendo en ocasiones precisamente la culpable, en ocasiones la víctima.

Pese a sus modales tontos y su arco sin importancia, el regreso de Bouc da una enorme activa al lado de Poirot (Imagen: Propaganda/20th Century Studios)

Quien asimismo llama la atención es Tom Bateman. Pertence a los pocos nombres que vuelven de Asesinato en el Orient Express y entre las noticias de esta versión de muerte en el nilo, en tanto que su Bouc no existe en el libro original. Y si bien todo el arco del joven imprudente que es apoyado por su madre y desea casarse con alguien sin su bendición no transporta la historia a parte alguna, la activa del actor con Branagh marcha realmente bien.

el enorme ámbito

Como se ha dicho, todo en muerte en el nilo confluye en la figura de Hércules Poirot, así sea para destacar su cabeza aguda en el momento de solucionar el delito o examinar el trágico pasado del detective. Y esto marcha realmente bien pues, aparte de interpretar el extenso film, Kenneth Branagh asimismo es el directivo de la película, lo que posibilita regentar la película en esa dirección.

Es atrayente ver ciertos ángulos de cámara, encuadres e inclusive la iluminación que usa para crear algunas situaciones. Todo está realmente bien planeado exactamente para examinar estas distintas facetas de Poirot, aportando una sensación prácticamente íntima que provoca que el personaje sea considerablemente más intrigante que nuestro delito.

Death on the Nile trae imágenes muy bellas que aprovechan una bella fotografía para destacar los panoramas egipcios (Imagen: Disclosure/20th Century Studios)

Y eso es lo que mucho más llama la atención en muerte en el nilo. No cabe duda de que el secreto en La trama en torno al asesinato captura al espectador, pero lo que verdaderamente le da peso a la película es la manera en que el hecho criminal se utiliza para explotar las fabricantes del personaje principal, razón por la que cada interrogatorio es una delicia para proseguir, en tanto que nos deja reforzar un tanto mucho más en lo que el personaje en ocasiones desea esconder.

Todo lo mencionado le da a la adaptación un tono teatral que encaja realmente bien con el propósito de la película. La iniciativa de que la mayoría de la trama tiene rincón en un barco, como el tren en Asesinato en el Orient Express – une los 2 formatos y Branagh utiliza esto realmente bien con su experiencia teatral para lograr que ámbas historias se desarrollen paralelamente de una forma muy orgánica.

Añada bellas fotografías a esta ecuación. Más allá de que se cae en el viejo orientalismo, la utilización de colores cálidos para hacer este exótico Egipto es algo que casa con el imaginario de la temporada y está que se encuentra en la obra original. Y eso se ve realmente bien en la pantalla, con los colores vibrantes en un ambiente muy limpio que asimismo recuerda bastante a un enorme ámbito.

Y, como en una aceptable obra teatral, muerte en el nilo se sosten más que nada en la figura de su personaje principal. Aun con un elenco que no en todos los casos asistencia y con ciertas resoluciones de guion controvertibles, es realmente difícil proseguir esta historia y ser indiferente al encanto de su héroe.

Como en los libros de Agatha Christie, el Poirot de Branagh es esta figura imantada que atrae toda la atención hacia sí mismo y carga toda la película sobre su espalda, para bien o para mal.

muerte en el nilo se exhibe en cines de España; afirma tu boleto en Ingresso.com.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart