¿Cuál es la diferencia entre GPS, A-GPS y GLONASS?

En la actualidad, casi todos los dispositivos móviles que utilizamos cuentan con un sistema de posicionamiento global, entre los que podemos citar al popular sistema estadounidense GPS. Sin embargo, existen otros tipos de esta tecnología esencial de ubicación, y muchas veces más de una equipan nuestros smartphones. Destacan A-GPS, muy usado en el día a día y GLONASS, el sistema ruso. ¿Pero sabes qué es capaz de hacer cada uno de estos sistemas?

¿Qué es y cómo surgió el GPS?

El GPS (Global Positioning System o Sistema de Posicionamiento Global) es el primer sistema de este tipo, cuyos trabajos fueron iniciados por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos en 1973. Desarrollado en un principio para uso exclusivo en aplicaciones militares, su utilización por civiles fue permitida en la década del 80, aunque en una versión con menor precisión por razones estratégicas.

En 1995, se amplió la cobertura para todo el mundo y hoy en día se utilizan 31 satélites, con los que la plataforma ofrece servicios de posicionamiento, navegación y horario. Para funcionar, un dispositivo compatible (como un navegador automotriz) debe estar dentro del alcance de al menos cuatro satélites, para que pueda determinar la posición en la Tierra, ajustar la hora correctamente y proporcionar datos al usuario.

Diferencia entre GPS, A-GPS y GLONASS

Aunque generalmente es un sistema muy eficiente, en algunas ocasiones, no siempre los datos de los satélites son fácilmente accesibles, por lo que para que tu smartphone te pueda indicar la dirección correcta, entra en escena el A-GPS.

¿Qué es el A-GPS?

El A-GPS (Assisted GPS o GPS Asistido) es un sistema orientado a mejorar la precisión de los datos del GPS, usando para ello la red de telefonía móvil terrestre y, por eso mismo, está presente en casi todos los smartphones del mercado.

En zonas urbanas, la señal tiende a ser bloqueada por edificios y otras construcciones, y las condiciones climáticas más severas también representan obstáculos a la comunicación (las personas que usan TV vía satélite lo saben bien).

La solución del A-GPS es utilizar hasta cuatro antenas de telefonía para actualizar los datos de posición de modo de agilizar la triangulación de la señal, reduciendo el tiempo de comunicación entre los satélites y ofreciendo información adicional, como la predicción del tiempo, directamente a través del paquete de datos.

En situaciones ideales, como en regiones abiertas, el GPS tiene mayor precisión y representa un costo cero por no consumir datos para entregar la información (tanto que los dispositivos más antiguos orientados para vehículos, actualizan sus datos sin la necesidad de una red de telefonía móvil), pero en algunos casos el A-GPS es una solución práctica.

¿Qué es el GLONASS?

El GLONASS (Sistema de Navegación Global por Satélite) es el equivalente ruso del GPS, desarrollado por la extinta Unión Soviética. Sus trabajos fueron iniciados en 1976 y los primeros satélites lanzados en 1982, pero recién entró en funcionamiento en 1993 y se cubrió el territorio ruso en 2010. En 2011, los 24 satélites pudieron habilitar la cobertura global.

Diferencia entre GPS, A-GPS y GLONASS

El GLONASS fue una obvia respuesta al desarrollo del GPS de los Estados Unidos, ya que en la época de la Guerra Fría aún estaba desarrollándose; al igual que su rival, la tecnología de posicionamiento por satélite fue orientada para uso exclusivamente militar, pero con el tiempo fue liberada para dispositivos civiles.

En la época de la guerra, resultaba estratégico para los soviéticos contar con un sistema propio, pero hoy en día, es preferible tener más de un sistema disponible para el uso en caso de una remota posibilidad de que el GPS deje de funcionar. Tanto es así que los dispositivos móviles de hoy en día son compatibles con ambos sistemas.

Otros sistemas de posicionamiento global

Como actualmente el responsable del funcionamiento del GPS es Estados Unidos, y aunque su uso hoy en día sea libre, el acceso a las tecnologías podría verse restringido o modificado en un futuro, bastando para ello un simple cambio radical en el gobierno estadounidense.

Así como la Unión Soviética y otros países y bloques económicos han decidido que esta situación es inaceptable, empezaron a desarrollar por cuenta propia otros sistemas tanto para que se ajusten a sus necesidades, como una alternativa al GPS.

China dio inicio a la creación de su propio sistema, llamado BeiDou (también conocido como BDS) en 2000, con las operaciones teniendo inicio en 2011. Con 23 satélites operativos, está en su segunda generación, y ofrece servicios de geolocalización para China y la región de Asia y el Océano Pacífico, tanto en el ámbito civil y comercial como militar. La previsión es que para el año 2020, la tercera generación del sistema entre en operación con 35 satélites con cobertura global.

La Unión Europea también tiene su sistema propio, llamado Galileo. Habiendo entrado en operación en 2005, hoy cubre todo el mundo y consta de 24 satélites, después de haber sido desde el principio planeado como una solución para uso exclusivamente civil y comercial, distinto de todos los demás.

Diferencia entre GPS, A-GPS y GLONASS

El bloque europeo afirma que el GPS, GLONASS y el BDS, por ser sistemas principalmente militares, podrían revocar el acceso a los ciudadanos y las empresas en cualquier momento; por lo tanto, su sistema serviría como una solución para los ciudadanos europeos y más: por haber sido desarrollado con un fin único, la calidad de la señal es siempre la máxima, diferente al GPS, que tiene un modo de baja fidelidad (aunque no se haya utilizado).

Esta posición incluso llevó a tensiones entre la Unión Europea y los Estados Unidos, con este último defendiendo la idea de acabar con los satélites europeos en un escenario de guerra, para evitar que los mismos lleguen a ser hackeados por los enemigos.

India y Japón también tienen sus propios sistemas, pero regionales: el primero posee el NAVIC, que cuenta con siete satélites y provee servicios de posicionamiento y la hora adecuada para los indios, cubriendo un área de 1.500 kilómetros alrededor del país (hay planes para una expansión); mientras que el japonés QZSS no es independiente, sino un accesorio al GPS para la región de Asia y Oceanía, con el foco en Japón; cuenta con cuatro satélites y está orientado a proveer un sistema más preciso en el posicionamiento y la hora para la región, para las plataformas ya compatibles.

Más artículos en TecnoBreak

Leave a Reply

Power-ups gratuitos para Trello
Power-ups para Trello: 6 opciones gratuitas y útiles
google maps vs. waze
Google Maps vs. Waze: ¿cuál es el mejor navegador GPS?
Aplicaciones para ver la Luna y las estrellas
4 aplicaciones de astronomía para ver la Luna y las estrellas
WhatsApp manda cartas legales a dos apps
WhatsApp suspende las apps Can’t Talk y DirectChat
Portátil o PC gamer para jugar
PC o portátil gamer: ¿cuál conviene más para jugar tus juegos favoritos?
El regreso de Streets of Rage
El regreso del clásico Streets of Rage con un nuevo estilo gráfico
Fortnite para Android falla seguridad
Fortnite para Android incluye una falla de seguridad en su instalador
Juegos de Hot Wheels
Los mejores juegos de coches y carreras de Hot Wheels
Youtube derechos autor Europa
YouTube bloquearía vídeos en Europa por los derechos de autor
Facebook datos usuarios auditoría
Facebook no controlaba a sus socios en el uso de datos de los usuarios
Windows 7 actualizaciones 2023
Windows 7 tendrá actualizaciones pagas para empresas hasta 2023
Fallo al activar Windows 10 Pro
Windows 10 Pro viene con un fallo en la activación
eSIM cómo funciona ventajas
eSIM: cómo funciona y qué ventajas tiene la SIM virtual
Honor 8x y 8x Max características
Características y especificaciones de los smartphones Honor 8x y 8x Max
errores corrector automático del iPhone
Los errores del corrector automático del iPhone: ¿por qué falla tanto?
Honor Play smartphone gamer
Honor Play es un smartphone gamer ideal para jugar a PUBG