Hotwav W10

Diferencias entre HDMI, DisplayPort, DVI y VGA

A lo largo de la historia tecnológica se han desarrollado diferentes dispositivos que permiten vincular unos con otros para transferir datos de forma exitosa. Uno de estos son los conectores de vídeo que se emplean en monitores, ordenadores o televisores.

Con los avances tecnológicos, muchos de estos dispositivos han quedado en el pasado. Pues se apuesta a mejores resoluciones y mejores ajustes gráficos que el usuario desea. Por ello, te mostraremos cuáles son los conectores de vídeo que se usan en la actualidad, las características de estos y cuál es el que debes elegir en tu caso.

¿Qué es un conector de vídeo?

Se trata de los elementos que se utilizan para conseguir vincular dos dispositivos y transferir a través de ellos una señal de vídeo. Dependiendo del dispositivo que se desee vincular, se emplea un conector de vídeo específico. Puesto que hay de diferentes características y materiales de fabricación.

Una característica con la que cuentan algunos tipos de conectores de video es que no solo son capaces de transferir una señal de imagen. Si no que también cuentan con la posibilidad de emitir la frecuencia de sonido correspondiente de un dispositivo a otro.

Entonces, como los conectores de video cuentan con diferentes aplicaciones, cada uno tiene sus características particulares. Como el tamaño, el tamaño de contacto y el tipo de cable empleado, entre otras.

Tipos de conectores de video

Diferencias entre HDMI, DisplayPort, DVI y VGA

Existen cientos de diferentes conectores según la afinidad que compartan con diferentes equipos. Así como el uso particular para el que fueron diseñados. Te mostraremos los más utilizados para establecer conexión entre una PC u ordenador con un monitor o TV.

Conectores VGA o D-Sub

El nombre de este conector se debe a las siglas de Video Graphics Array, aunque también es bastante conocido como conector D-Sub. El conector ‘Matriz de gráfico de video’ o VGA era uno de los más usados hace ya varios años. Pues fue en la década de los 90 que su utilización fue casi universal.

Este conector permite enviar señales de vídeo en una frecuencia analógica. Pero la desventaja es que requiere un tipo de chip que debe estar integrado en la tarjeta gráfica si se desea conectar a un monitor digital. Este chip, llamado RAMDAC, transforma la señal digital a analógica, y aunque funcionará, no era algo conveniente.

Mediante un conector VGA o D-Sub es posible conseguir una resolución en pantalla de 1920×1200 píxeles. Con una frecuencia de actualización que alcanza los 60 Hz. Es precisamente esta capacidad máxima lo que ha hecho que entre en el desuso. Pues ya no es compatible con pantallas actuales que requieren 3K, 4K o 8K, por nombrar algunos.

Este cable tiene un diseño que por lo general es de color azul, con 15 pines de conexión y dos tornillos en los extremos para reafirmar el vínculo entre los equipos. Estas mismas características impiden usarlo en algunos casos, pues la longitud del cable, el calibre y la conversión digital requerida por él son cada vez menos actualizadas.

Este tipo de conector no cuenta con capacidad para transferir señal de audio. Por lo que será necesario servirse de otro tipo de conector para ello.

Conectores DVI

Su nombre se debe a las siglas en inglés de ‘Digital Visual Interface’, que se traduce a ‘Interfaz de Video Digital’. Se trata de un conector que admite señales tanto analógicas como digitales sin requerir ningún tipo de dispositivo para conversión. Pero de acuerdo al tipo de conector DVI del que se habla. Los tipos más populares de conectores DVI son

• Conector DVI-A, que se utiliza para reproducir una señal de vídeo analógica.
• Conector DVI-D, que se sirve de una señal de vídeo de tipo digital.
• Conector DVI-Integrado, que cuenta con las características del conector DVI-A y el conector DVI-D. Es decir, cuenta con capacidad de emitir señal de vídeo analógica y digital.

Además de estos tres modelos, también se puede encontrar con las versiones llamadas Single Link y Dual Link. En el caso de ‘Single Link’, este cuenta con una resolución límite de 1920×1200 píxeles con una frecuencia de 60 Hz. Por lo que, en este aspecto, es igual al conector VGA.

Mientras que el ‘Dual Link’ cuenta con una capacidad máxima entre 2560×1600 píxeles a una frecuencia de 60 Hz o 1920×1080 píxeles a una frecuencia de 144 Hz.

Lo que hace de este puerto uno de los más versátiles, teniendo incluso capacidad para convertirse en HDMI mediante algunos adaptadores. Por lo que puede servir para muchos tipos de resoluciones de pantalla diferentes· Pero al igual que el conector VGA, no transfiere datos de audio, solo de video.

Sin embargo, mediante algunos dispositivos que se pueden integrar, se consigue transferir tanto la señal de video como la de sonido. Por lo que algunos usuarios lo comparan con el conector de tipo HDMI. Pero el DVI tiene una menor gama de colores y rendimiento.

Conectores DisplayPort o DP

Se trata de un conector de vídeo bastante moderno que se utiliza de forma exclusiva en computadoras y monitores. Por lo que se ha empleado en muy pocos televisores. Pero ofrece una gran potencia frente a los conectores de tipo VGA y DVI.

Este conector fue lanzado al mercado en diferentes versiones. Cada una de las cuales tiene diferentes características y se acopla a diferentes resoluciones respecto a la otra. Por tanto, cada tipo de conector DisplayPort puede afectar afecta la compatibilidad con determinados equipos.

La versión más extendida de este conector es la llamada ‘DP 1.2’. Para esta versión del conector, la capacidad de transferencia es bastante elevada. Con un ancho de banda capaz de transmitir hasta 17,28 Gbit/s en estado ‘HBR2’ o High Bit Rate 2.

Por lo que el conector ‘DP 1.2’ ofrece una calidad de transmisión de imagen de buena calidad. Con gran cantidad de colores compatibles y una calidad gráfica que incluso podría utilizarse para resolución 4K a los 75 Hz.

Posterior a esta versión, se lanzó su sucesora, bajo el título ‘DP 1.3’. La cual cuenta con una capacidad en su ancho de banda de 25.82 Gbit/s. Por lo que con facilidad puede adaptarse a la resolución de 4K a una frecuencia de actualización de hasta 120 Hz.

Así mismo, alcanza 5K a una frecuencia de 60 Hz y hasta 8K a 30 Hz. A pesar de las capacidades de esta versión del conector DisplayPort, la misma no está muy extendida.

Existe una versión del conector DisplayPort llamada ‘DP 1.4’, la cual fue integrada a algunos monitores como sucesora de sus versiones anteriores. Soporta una amplia gama de colores. Logrando alcanzar resoluciones 8K a HDR con una frecuencia de 60 Hz y 4K HDR bajo una frecuencia de 120 Hz.

Otra versión de este conector de vídeo se ha integrado en algunos portátiles y equipos Apple llamada MiniDP o Mini-DisplayPort. Estos son capaces de alcanzar resoluciones de hasta 2560×1600 o 4096×2160 dependiendo de la versión que se integre al equipo. Además, es retrocompatible con Thunderbolt para aumentar su potencia.

La última versión lanzada al mercado de este conector es la llamada ‘DP 2.0’ que comprende un rendimiento respecto a sus antecesores. Con este tipo de conector DisplayPort es posible vincular un monitor de 4K HDR con una frecuencia de 144 Hz. Pero además, es posible ejecutar un vínculo eficiente con hasta tres monitores 4K bajo conexión a una cadena a 90 Hz.

Conectores HDMI

Se trata del conector moderno más completo y que mejores beneficios trae a los usuarios, de allí que sea el conector principal de muchos equipos actuales. Tiene este nombre por las siglas en inglés de ‘High Definition Multimedia Interface’. Es capaz de transferir señal de video, de audio, datos Ethernet y con una amplia compatibilidad y profundidad de color.

Por todas estas ventajas, se ha adaptado a las tarjetas gráficas, monitores y televisores más modernos del mercado. Algunas de las primeras versiones lanzadas de este conector de video permitían:

HDMI 1.0 a 1.2, alcanzaba los 1920×1200 píxeles a una frecuencia de 60 Hz.
HDMI 1.3, con un límite de resoluciones 1080p o Full HD bajo 144 Hz.
HDMI 1.4, con capacidad para llegar a 2560×1600 a 75 Hz, o también 1920×1080 a una frecuencia de 144 Hz.

Estas versiones, a excepción del HDMI 1.4, entraron en desuso con la llegada de la versión 2.0. La cual es capaz de alcanzar una resolución 4K a 60 Hz y también el formato estereoscópico 3D, así como la relación 21:9.

Las versiones del conector HDMI 1.4 y 2.0 son capaces de sincronizarse a la tecnología de las tarjetas gráficas AMD FreeSync. Esto con la particularidad de que el monitor en cuestión a ser conectado comparte este mismo soporte.

La última versión del conector HDMI lanzada es la 2.1 que consigue agregar soporte HDR dinámico. Además de alcanzar resoluciones de 4K a 120 y 8K a 120 Hz.

¿Qué conector elegir?

La elección del conector de video adecuado dependerá directamente del hardware que deseas vincular. Pues si los equipos que deseas conectar son antiguos, es mejor optar por un conector de tipo VGA o DVI. Ahora bien, si el equipo cuenta con compatibilidad para un conector de tipo DisplayPort o HDMI, estas son mejores opciones.

Si el equipo es compatible tanto con HDMI como con DisplayPort, la mejor opción la constituye el conector HDMI. Sin embargo, es necesario que investigues las versiones que mejor se adaptan a los equipos que deseas conectar. Para que la resolución de la pantalla se amolde al máximo rendimiento que posee.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart