¿Es feo tener ambición en la vida?

Altavoz inteligente Echo Dot

Empecemos enseñando qué es la ambición: el acto de estimar lograr algún propósito concreto.

Destaco su relevancia, por el hecho de que tiene la aptitud de impulsarnos como un comburente que nos hace sentir vivos y prestos a cumplir nuestros sueños.

El deseo de tener una carrera refulgente, conformar una familia, educar a los hijos, llevar a cabo un trueque en el extranjero, obtener una vivienda en la playa, tener el coche del año, apoderarse tu casa, salir al planeta con una mochila a la espalda. para comprender novedosas etnias y vivir novedosas vivencias son todos ejemplos de ambición, son elementos de conquista que uno desea lograr y ofrecer sentido a la vida que transporta.

Semejantes elementos solo son probables de detectar en el momento en que el sujeto se conoce a sí mismo y sabe precisamente cuál es su propósito en esta vida a fin de que logre orientar su caminar en la dirección adecuada.

¿Tienen la posibilidad de las capacidades limitar nuestras ambiciones?

Solo si tú lo dejas. De manera frecuente me encontré con expertos que, tras décadas de trabajar en un área concreta, se percataron de que sus carreras por el momento no les daban sentido. Conque sus ambiciones naturalmente modificaron de dirección. Aquí es donde aparece el problema»¿De qué forma puedo cambiar si no tengo las capacidades primordiales para esta novedosa profesión?” y muchos de mis clientes del servicio me procuran para guiarlos sobre de qué forma girar la candela del barco hacia la novedosa ruta que desean para sus vidas.

Es ahora mismo que el desarrollo de avance personal empieza a nacer ahora enseñar el sendero que tienen que recorrer. Pues si hay claridad y plena conciencia de ese movimiento que se le desea ofrecer a la carrera, no falta la capacidad con la capacidad de evitar este giro personal y profesional. Para eso, solo requerimos detectar de qué forma desarrollar estas novedosas capacidades de forma consciente, estratégica y con determinación, pues el sendero no va a ser simple pero merece la pena el ahínco para conseguir como resultado una vida feliz y importante.

La ambición impulsada por la necesidad de reconocimiento

Hay una relación directa entre tener ambición y la necesidad de reconocimiento. Comenzando por el autorreconocimiento. No procuramos apoderarse misiones a fin de que solo el otro logre reconocernos y valorarnos, al revés, nos comprometemos a probarnos a nosotros que somos capaces, que vencimos, que fuimos mucho más enormes que las adversidades y, por último, que los que vacilaron fueron engañados.

Ambición vs codicia: ¿todo es exactamente lo mismo?

La avaricia es un deseo desenfrenado, una ambición desmandada, donde todo sirve para hallar lo que se desea, con independencia de los medios que se empleen, el objetivo terminará justificándolos. Aquí es donde radica el riesgo, por el hecho de que en el momento en que un individuo está imbuida del sentimiento de avaricia, su sentido crítico y su percepción de los límites se ven con seriedad en compromiso.

Otra confusión común es opinar que toda persona ambiciosa es fría, calculadora y va alén de lo que tiene enfrente sin piedad. Que error grave. Cuando soy alguien me conozco a mí, tengo claridad de mis pretensiones en la vida y sé lo que debo llevar a cabo para poder mis misiones, no necesito abandonar mi empatía con el resto o silenciar mis conmuevas para alcanzarlas.

Es esencial rememorar que somos humanos, seres falibles, con lo que estudiar a admitir esto y reconocerme como un ser no especial me asiste para tener mucho más compasión por el resto y por mí. Así, por cada falla no me castigo, sino reviso dónde fallé y vuelvo a procurarlo con mucho más seguridad y un nuevo estudio sobre esa acción.

De qué manera lidian las mujeres con sus ambiciones

Tal como toda persona que se conoce a sí y sabe lo que desea poder en su historia, las mujeres asimismo tienen sus ambiciones.

Lo que ocurre es que no en todos los casos tienen las misiones aguardadas por la sociedad donde vivimos, que en su mayor parte comprende que la mujer precisa estimar casarse, ser madre y vivir para proteger su hogar y solamente. Lo que no sería un inconveniente, mientras que este sea el propósito y la decisión de vida de la mujer y no algo impuesto por otra persona.

Muchas mujeres desean tener éxito en sus carreras, apoderarse un puesto señalado en el mercado de trabajo, tener un bonito apartamento, viajar, entender distintas etnias y para muchas el deseo de la maternidad no es una situación o por lo menos no es una prioridad. .

Asumir y sostener estas ambiciones puede costarle muchas críticas, juicios e inclusive etiquetas injustas y falsas.

Por tal razón, todavía observamos a muchas mujeres omitir o tener contrariedad para asumir sus ambiciones por vergüenza o temor de combatir las notas críticas del resto.

Conocer mi ambición: ¿por dónde comenzar?

Siguiendo la máxima «CONÓCETE A TI MISMO». Es requisito frente todo tener claro quién eres, ser siendo consciente de lo que te incentiva en la vida, entender el motivo de tus deseos y lo que obtendrás en tu vida conquistándolos. En caso contrario, si esta motivación es vaga o si no sabes la ganancia que te va a traer, tu ambición cederá de manera fácil frente a las primeras adversidades que enfrentes y te resignarás a ellas, por último desistiendo. Como afirma en la película Alicia en el País de las Maravillas: “si no tienes idea a dónde deseas ir, cualquier sendero servirá”.

Transformando la ambición en acciones prácticas

Consciente de ti, sabiendo precisamente hacia dónde deseas ir más adelante, va a ser considerablemente más simple dividir tu ambición en misiones medibles y empezar a delinear la mejor forma de realizar y apoderarse todas ellas.

De esta forma siempre y en todo momento vas a estar evolucionando como persona y tu vida va a tener un sentido claro y valdrá la pena vivirla todos los días con cada nuevo amanecer.

Mi consejo es pensar sobre las próximas cuestiones:

  • ¿Qué te falta el día de hoy que, si lo tuvieses, te alegraría la vida, por qué razón?
  • ¿Por qué razón no has logrado lo que quieres?
  • ¿La vida te está cobrando un precio bajo o prominente por la carencia de ella?
  • ¿Qué andas presto a llevar a cabo en este preciso momento para bajar ese precio y conseguir lo que quieres?
  • ¿Cuándo vas a dar el paso inicial?

Conclusión

No es feo tener ambición en la vida. La ambición es un aspecto vital en la administración de su historia, no solo de su trayectoria.

Va a ser la brújula que te señalará el sendero que tienes que continuar para lograr todas tus misiones y con esto tener una vida alineada a tu propósito, que tenga sentido, que aporte vigor y no te dejes llevar por la marea.

Piénsalo y comienza ahora a valorar tu 2017 y a diseñar tu 2018.

No olvides comentar tus percepciones sobre este tema, voy a estar muy feliz de responderte y tu pregunta puede dar bastante a todos en la red social.

¡Éxito!

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart