EE.UU. se suma a la lucha contra el crecimiento global de Huawei

0

Huawei tiene planes agresivos para convertirse en el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo para 2020, aunque por lo visto en las últimas semanas, la tarea no será fácil: además de enfrentarse a una prohibición en los organismos públicos de los Estados Unidos, el fabricante de China también comenzará a sufrir la resistencia de los gobiernos de Australia, Nueva Zelanda, Canadá y el Reino Unido.

El plan para contener la expansión global de Huawei fue publicado por el Wall Street Journal hace unos días. De acuerdo al periódico, los jefes de espionaje de los cinco países se reunieron en Canadá en julio de 2018 y firmaron un acuerdo para detener el crecimiento de la empresa china en el mundo. El grupo, bautizado como Five Eyes, cree que Huawei trae riesgos de seguridad a los países.

La época en que la reunión se habría celebrado coincide con declaraciones públicas de los jefes de espionaje. Tras la reunión, Australia advirtió que los servicios públicos estarían en peligro si el 5G se viera comprometido. El director del servicio secreto de inteligencia del Reino Unido, Alex Younger, declaró que el gobierno no estaba seguro de si estaba cómodo permitiendo a Huawei como proveedor de 5G. Y Canadá informó que notó un aumento de espionaje gubernamental en áreas como el 5G, sin revelar detalles.

Huawei posee una gran infraestructura de telecomunicaciones

Este plan creado no afecta directamente a la venta de teléfonos inteligentes de Huawei, pero puede afectar el brazo de infraestructura de la empresa china, que es líder en el sector.

Huawei fue responsable del 28% de las ventas de 32 mil millones de dólares en equipos de telecomunicaciones en 2017, frente al 27% de Ericsson y al 23% de Nokia, según cifras publicadas por Associated Press.

Te puede interesar ►►   E-Ink ofrecerá 32 mil colores, pero no para los e-readers

Estados Unidos crecimiento global Huawei

Otros países podrían unirse a este acuerdo, encabezado por los Estados Unidos. Teniendo en cuenta fuentes cercanas al asunto, el Wall Street Journal señala que el gobierno estadounidense ha presionado a Alemania para prohibir los equipos de Huawei, pero los alemanes han pedido pruebas más contundentes que demuestren la amenaza.

Esta presión parece estar funcionando: Deutsche Telekom anunció el viernes 14 de diciembre que está revisando sus proveedores debido a las discusiones sobre la falta de seguridad de los fabricantes chinos.

Los efectos de detener el avance de Huawei

Todo esto llega en un momento en que los operadores alrededor del mundo empiezan a movilizarse para desplegar sus redes 5G. Con Huawei fuera de los países importantes, el mercado de las infraestructuras de telecomunicaciones podría acabar concentrado en Ericsson y Nokia, reduciendo la competencia y, por consiguiente, aumentando los costes.

Además de los obstáculos para vender equipos de red, Huawei tiene otros problemas que resolver globalmente. En Brasil, uno de los pocos países latinoamericanos en los que la empresa no comercia con smartphones, se canceló un acuerdo con Positivo para importar y distribuir los celulares.

Y la directora financiera Meng Wanzhou, hija del fundador de Huawei, está en libertad condicional después de pagar una fianza de 7,5 millones de dólares; está acusada de fraude y violación de sanciones americanas.

Fuente: SMH

Leave a Reply

El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado