Qué es un hosting web, para qué sirve y sus diferentes tipos

Hay numerosas razones para tener un sitio web: ya sea para un blog personal, una tienda online, una página de negocios o una intranet para empresas.

Independientemente del motivo, cualquier sitio web necesita un alojamiento (también llamado hosting). Son muchas las preguntas que le surgen a la gente que quiere poner su página online, por lo que ahora vamos a responder a las principales preguntas sobre el hosting para páginas web.

Sigue este artículo hasta el final para saber todo lo que necesitas sobre el hosting de sitios web: qué es, cómo funciona y cuáles son los principales consejos para elegir el servicio de web hosting más adecuado para tu negocio en línea.

¿Qué es un hosting?

Un hosting o alojamiento web es un servicio que almacena y pone a disposición un sitio web, una aplicación o una página web.

Un sitio o sistema web es un conjunto de archivos a los que pueden acceder otras personas a través de un navegador conectado a internet. Para poder acceder a estos archivos, es necesario que estén alojados en un servidor, que es un ordenador conectado a internet y configurado para recibir visitas.

En otras palabras, el hosting es el servidor donde se almacenan los archivos y las páginas de un sitio web. Así, como si se tratara de una casa, un hosting tiene una dirección, llamada dominio. El dominio es el nombre del sitio que escribe el usuario en su ordenador (por ejemplo, «www.google.es»). Es este el que tiene la función de identificar el sitio y encontrar el servidor donde está alojado.

Advertisement

El mejor servicio de hosting está liderado por empresas especializadas. Tienen servidores propios o alquilados, máquinas con hardware y software especialmente configurados para la web. Estos servidores se encuentran en estructuras físicas conocidas como «data centers», que no son más que grandes conjuntos de servidores.

Cómo funciona un hosting

La palabra «site» significa «lugar» en inglés. Podemos decir que es el lugar donde están los archivos de nuestro blog, tienda virtual o página de negocio. Para que sea accesible, es necesario que estos archivos estén alojados en un servidor web.

Qué es un hosting y cómo funciona

Así, el alojamiento es comercializado como un producto o servicio por las empresas del segmento. El valor se suele cobrar mediante cuotas mensuales, trimestrales o incluso anuales. Veamos cómo funciona un alojamiento y qué se necesita para tenerlo.

Dominio

En primer lugar, para tener un alojamiento es necesario tener un dominio. Debe ser un nombre que aún no esté en uso por otra aplicación, y necesita ser registrado por la entidad competente. Asimismo, las mejores empresas de hosting cuentan con un servicio de registro de dominios. La propia empresa registra el dominio en el registrador para el cliente. Algunos incluso dan el primer año del dominio gratis.

Esta es una forma fácil de registrar el dominio y de mantenerlo vinculado directamente con el proveedor que aloja el sitio. Sin embargo, es posible registrarse directamente con el registrador y luego contratar cualquier empresa de alojamiento.

Hay algunos dominios que se pueden registrar de forma gratuita. Esto es posible gracias a algunos países asociados, que han ofrecido la extensión de su nombre de dominio para ser utilizado de forma gratuita. Algunos ejemplos de dominios libres son .tk, .ml, .ga, .cf y .gq.

Archivos del sitio

Las páginas del sitio se guardan en el servidor web y son interpretadas por el navegador del usuario. A través de ellos, configuras la apariencia de tu aplicación e interactúas con los visitantes. Los principales archivos de un sitio web son las imágenes, las páginas de código y la base de datos.

Las páginas de un sitio web se codifican mediante lenguajes de programación o de marcado. Son archivos de código que tienen la función de mostrar información al usuario, capturar los datos introducidos por el cliente y proporcionar respuestas de interacción. Un sitio web se escribe principalmente con las siguientes tecnologías:

HTML: lenguaje de marcado que posiciona los elementos en una página web y es interpretado por el navegador.

CSS: tecnología que define los estilos de color, las fuentes, los efectos y tiene el objetivo de hacer la interfaz más bella y amigable.

PHP y JavaScript: lenguajes de programación que tienen la función de dinamizar las páginas. Son códigos que realizan acciones en función de los datos introducidos por el usuario.

Los archivos de un sitio se envían al servidor a través de internet, mediante tecnologías como FTP y SSH. Estos archivos se guardan en el hosting en carpetas iguales a las de tu ordenador, y se abren cuando alguien accede a tu dominio.

Servidor

Como hemos visto, el servidor es el ordenador configurado para alojar al sitio web. Dispone de hardware (memoria, disco duro, procesador) y software (sistema operativo, sistema de base de datos, servidor Apache).

Qué es un hosting web, para qué sirve y sus diferentes tipos

El servidor tiene una dirección IP que se utiliza para el alojamiento a través de la dirección del dominio. De este modo, el nombre de dominio queda vinculado a este servidor, lo que permite encontrarlo cuando se accede a este mediante un navegador.

Tipos de hostings

El hosting puede ser de diferentes tipos, buscando satisfacer diferentes necesidades. Obviamente, los recursos necesarios para un blog personal y un gran comercio electrónico son diferentes, ¿verdad? Por eso las empresas ofrecen una gran variedad de productos. Veamos los principales y sus características.

Hosting compartido

Con la popularización de internet, ha crecido el número de personas y empresas que quieren tener un sitio web. Lo que antes era un recurso utilizado solo por las grandes empresas se ha convertido en algo accesible para las páginas web personales y las empresas de todos los tamaños.

Sin embargo, tener un servidor de alojamiento dedicado es caro: las máquinas requieren un gran mantenimiento, configuración de seguridad, recursos operativos y software. Sin embargo, un servidor bien configurado puede albergar más de un sitio web, especialmente aquellas aplicaciones medianas o pequeñas que reciben menos tráfico.

Así, es posible que 2 o más sitios distintos compartan el mismo servidor, lo que llamamos alojamiento compartido.

Este tipo de servicio compartido se ha hecho bastante popular en el alojamiento web. Una de las razones es que es mucho más barato porque los costes del servidor se comparten entre varios clientes, y también tiene un coste mucho más bajo para mantener un sitio. Por supuesto, los recursos de software y hardware también se comparten, lo que hace que este tipo de alojamiento sea más limitado en términos de rendimiento.

Sin embargo, el alojamiento compartido es suficiente para la gran mayoría de los casos, como:

Pequeños blogs o páginas personales
Sitios informativos sobre establecimientos (panaderías, peluquerías, consultorios médicos, supermercados)
Pequeñas tiendas virtuales

Pros

El coste más bajo del mercado
Muy fácil de gestionar el servicio (gran opción para los principiantes)
No requiere ninguna configuración adicional
Actualización y mantenimiento del servidor por parte de la empresa de alojamiento

Contras

Recursos (IP, procesador, memoria, red, etc.) compartidos entre clientes
No permite personalizar el software
No ofrece acceso de administrador
Los malos clientes pueden afectar a tu sitio

Hosting de WordPress

El alojamiento de WordPress es una derivación del alojamiento compartido destinada a los clientes que utilizan la aplicación WordPress.

Al ser un tipo de alojamiento exclusivo para el CMS WordPress, todo el servidor está configurado y optimizado para que WordPress funcione mejor, con mayor rendimiento, seguridad y facilidad de instalación.

Qué es un hosting web, para qué sirve y sus diferentes tipos

Es mucho más sencillo crear un sitio de WordPress en este tipo de alojamiento, porque WP viene preconfigurado. Y también suele incluir servicios adicionales que no se incluyen en el hosting compartido, como CDN y aplicaciones de seguridad.

Pero cuidado, este alojamiento está pensado únicamente para WordPress y, por lo general, el acceso a los recursos del alojamiento es mucho más limitado que con el alojamiento compartido.

Pros

Optimizado para WordPress
Amigable para los principiantes
Fácil instalación y configuración de WordPress
Incluye sistemas de almacenamiento en caché
CDN y aplicaciones de seguridad

Contras

No permite ninguna otra aplicación que no sea WordPress
La función de multisitio de WordPress no funciona
No permite el acceso a la base de datos
Para cambiar el DNS hay que contactar al soporte técnico

Hosting VPS

A grandes rasgos, este tipo de alojamiento puede definirse como un intermedio entre el alojamiento de servidores compartidos y el de servidores dedicados. Imagina lo siguiente: se crean varios servidores virtuales dentro de un servidor más robusto y con más recursos. Esto es posible gracias a una tecnología conocida como virtualización.

En el alojamiento VPS, el sitio web se aloja en una máquina virtual que se crea dentro de un servidor web. Pero, ¿en qué se diferencia del alojamiento compartido que hemos visto antes?

En el alojamiento compartido, los recursos del servidor se reparten entre los sitios web a medida que se solicitan. Por lo tanto, si una aplicación exige más memoria, la otra se verá afectada. Algo que no sucede en un VPS: una parte de los recursos del servidor se dedica exclusivamente al sitio web del cliente.

Por ello, el alojamiento VPS suele ofrecer más rendimiento que el alojamiento compartido. Sin embargo, al igual que con el alojamiento dedicado, el usuario debe saber cómo configurar el servidor. Si no, hay que contratar un servicio gestionado o un plan de gestión con el proveedor de alojamiento.

Pros

Recursos dedicados (similares a los de un servidor dedicado)
Otros clientes no pueden dañar tu sitio
Acceso de administrador (Root)
Permite personalizar el software
Ofrece un mayor rendimiento (en comparación con el compartido)

Contras

Servidor gestionado por el cliente
Servicio más complejo
Un precio más alto

Alojamiento en la nube (Cloud hosting)

El concepto de computación en la nube es cada vez más conocido. Servicios como Google Drive, Dropbox y OneDrive han mostrado a los usuarios cómo es posible almacenar sus archivos sin estar en sus dispositivos físicos. Esta tecnología también se utiliza en los servidores web, creando lo que llamamos Cloud Computing Hosting.

Qué es un hosting web, para qué sirve y sus diferentes tipos

En este tipo de servicio, varios servidores web trabajan de forma interconectada, formando lo que se conoce como «cluster». En definitiva, el sitio del cliente se aloja de forma distribuida en más de un servidor.

Por ejemplo, es posible tener un servidor para la base de datos, otro para los archivos y un tercero para el correo electrónico. Esta división no es percibida por el usuario, y existe para optimizar los recursos y facilitar el mantenimiento, así como para garantizar una mejor disponibilidad del sitio.

Pros

Alta disponibilidad (100% de SLA)
Mayor escalabilidad
Recursos dedicados, así como VPS y Dedicados
Permite el acceso del administrador (Root)
Puedes personalizar el software

Contras

Una gestión más compleja
Servidor gestionado por el cliente
Precio más alto incluso que el VPS

Hosting dedicado

También existe la posibilidad de contratar un servidor exclusivo solo para tu sitio web. Esta forma de alojamiento se conoce como alojamiento de servidor dedicado. La ventaja de este tipo de servicio es que todos los recursos de software y hardware se dedican exclusivamente a tu aplicación, lo que proporciona más velocidad y soporta más visitantes simultáneos.

Sin embargo, este tipo de hosting es mucho más caro que el compartido, ya que todos los costes de mantenimiento del servidor deben ser pagados por un solo cliente.

Además, es necesario que el usuario tenga conocimientos de configuración de servidores dedicados. De lo contrario, tendrá que contratar un plan de gestión con la empresa de alojamiento, lo que aumentará los valores del servicio.

El alojamiento de servidores dedicados está indicado principalmente para sitios web o aplicaciones de gran tamaño, como:

Grandes comercios electrónicos o marketplaces
Sitios del gobierno
Intranets de grandes empresas
Sitios de empresas que cuentan con sectores informáticos con conocimientos en configuración de servidores

Pros

Recursos totalmente dedicados
Otros clientes no pueden dañar tu sitio
Ofrece acceso a la raíz
Permite la personalización del software y el hardware
El servidor (físico) es de uso exclusivo del cliente

Contras

El precio más alto entre todos los tipos anteriores
Servidor gestionado por el cliente
Más complejo de gestionar

Alojamiento para revendedores (hosting reseller)

Aquellos que quieran ganar dinero vendiendo el servicio de hosting, pero no quieran invertir en su propia infraestructura, pueden utilizar el modelo de Hosting Reseller para construir su negocio.

Nada te impide contratar un servidor VPS, Cloud o Dedicado para montar una empresa de hosting, sin embargo, el servicio de hosting reseller es mucho más indicado porque suele incluir cPanel, WHM, WHMCS y varias otras herramientas muy útiles que te permiten gestionar tu negocio con mucha más facilidad.

Pros

Mayor potencia de procesamiento y memoria
Ideal para el alojamiento de revendedores
Permite cuentas individuales de cPanel para cada cliente y/o sitio
Buena opción también para sitios grandes
La empresa gestiona el servidor por ti

Contras

Requiere más conocimientos técnicos
Servidor gestionado por el cliente

Características de un hosting

Hablamos mucho de los recursos de alojamiento, pero ¿qué son exactamente? Los recursos se refieren a las tecnologías aplicadas y los servicios ofrecidos por los proveedores.

Determinan el rendimiento, la velocidad, el espacio y la cantidad de tráfico soportado. Vamos a enumerar los principales recursos y cómo influyen en el alojamiento de un sitio web.

Sistemas de bases de datos

Son estructuras en forma de tabla que almacenan datos importantes en el servidor de alojamiento. Las bases de datos almacenan de forma segura y organizada la información clave que debe ser manipulada por el sitio o la aplicación.

Tomemos el ejemplo de un comercio electrónico. La base de datos tendrá la función de guardar los productos, los datos del cliente, la tarjeta de crédito, el correo electrónico, el nombre de usuario y la contraseña.

En los blogs, la base de datos se encargará de guardar las entradas. Los archivos de código tendrán la función de recuperar la información de las bases de datos según lo solicitado y mostrarlas al usuario.

A la hora de contratar un servicio, esta característica determina si el alojamiento dispone o no de bases para almacenar datos. Los sitios estáticos, que no almacenan datos de los usuarios ni entradas de blog, no necesitan necesariamente bases de datos.

Cada plan de hosting determina si tiene bases de datos, cuántas están disponibles y cuánto espacio se asigna a cada una. Hay varios programas de bases de datos, algunos gratuitos y otros de pago. Los que ofrecen los mejores planes de alojamiento son:

MySQL
Microsoft SQL Server
PostgreSQL
MongoDB

La elección de la aplicación de base de datos y el espacio determinarán la cuota mensual de alojamiento. La mayoría de las empresas ofrecen paquetes adicionales para la contratación de bases de datos, según las necesidades del cliente.

Software y lenguajes de programación

Se trata de los programas o idiomas que soporta el hosting. Si vas a hacer un sitio en PHP, por ejemplo, debes asegurarte de que está instalado en el sistema, o de que es posible realizar la instalación.

Los mejores alojamientos también ofrecen una fácil instalación y soporte para los gestores de contenidos (CMS). Son herramientas que facilitan la creación y personalización de sitios web y blogs. Los más populares son:

WordPress
Joomla
Drupal
Magento

Es crucial que se analicen los recursos de software y los idiomas antes de contratar el alojamiento. En la medida de lo posible, la recomendación es contratar lo que realmente se utilizará en la construcción de la aplicación.

Espacio de almacenamiento

Al igual que un ordenador personal, el servidor tiene un componente de almacenamiento. En el hosting, el espacio disponible determinará la cantidad y el tamaño de los archivos que se pueden almacenar, lo que repercutirá en el tamaño del sitio.

Pero además del espacio para los archivos, el dispositivo de almacenamiento también determinará la velocidad de la página. Los servidores que utilizan el HD convencional son más lentos a la hora de consultar y registrar los datos, lo que perjudica el rendimiento del sitio.

La mejor opción es el SSD, un dispositivo más rápido que el HD y que ha ido ganando espacio en los hostings más populares.

Cantidad de sitios y dominios

Un hosting puede permitir al cliente tener más de un sitio en el mismo plan. Esto también ocurre con los dominios, que pueden ser uno solo o incluso una cantidad ilimitada.

Las empresas que tienen más de un dominio deben tener en cuenta esta característica. La contratación de un alojamiento con multidominios permite que todos los sitios se gestionen de forma centralizada.

Además, la opción puede ser mucho más económica que la contratación de servicios por separado. Por otro lado, quien tiene un solo sitio puede ahorrar dinero contratando un plan de un solo dominio.

Correos electrónicos

Una de las ventajas de tener un dominio propio es tener cuentas de correo electrónico personalizadas (@midominio.es). Este recurso da más credibilidad a las empresas, además de profesionalizar el flujo de mensajes electrónicos.

Las mejores empresas de hosting ofrecen la función de cuentas de correo electrónico. El servicio incluye almacenamiento y envío de mensajes, webmail (herramienta para acceder a los correos electrónicos a través de un navegador) y creación y administración de cuentas.

Los clientes deben prestar atención al número de cuentas disponibles, así como al espacio disponible para las bandejas de entrada, porque todo ello influye en el precio final.

También es posible contratar solo un plan de correo electrónico. Este recurso es muy útil para quienes quieren tener un servicio de correo electrónico profesional, pero no necesitan un sitio web.

Algunos proveedores de correo electrónico, como Zoho Mail, ofrecen una personalización gratuita del correo electrónico con nuestro propio dominio.

Es una forma de recibir mensajes en «@midominio.es» directamente en tu bandeja de entrada. Sin embargo, para utilizar esta opción es necesario tener un dominio registrado y configurar las zonas DNS para que apunten a los servidores de Zoho.

Otro recurso relacionado con los mensajes electrónicos es el marketing por correo electrónico. Permite enviar miles de correos electrónicos a listas de contactos, y se utiliza mucho en las campañas de las tiendas online. Los mejores alojamientos ofrecen este servicio, así como herramientas para crear mensajes personalizados.

Panel de gestión

Cuando hablamos de gestión en un hosting, nos referimos al servicio de administración y configuración del servidor. Esto incluye actualizaciones, instalaciones de seguridad y todas las rutinas de mantenimiento. Esta característica se ofrece en todos los hostings compartidos para garantizar el funcionamiento de todos los sitios que comparten el servidor.

En el caso de los servidores VPS o Dedicados, esta característica es opcional. Un servidor no gestionado es más barato y ofrece más opciones de personalización para el usuario. Sin embargo, esta opción exige más conocimientos y tiempo dedicado a tareas que no están directamente relacionadas con el objetivo del sitio.

La función de panel de alojamiento se refiere a la interfaz a través de la cual el usuario realizará cambios en el servicio.

Por lo general, se trata de herramientas a las que se accede a través del navegador y en las que el cliente puede crear cuentas de correo electrónico, añadir y eliminar sitios, dividir recursos y gestionar bases de datos.

El panel más popular es cPanel, utilizado en muchos servicios de alojamiento. Sin embargo, puede ser considerado por algunas personas como engorroso y poco intuitivo, razones que han llevado a algunos hostings a crear sus propias soluciones personalizadas.

Tráfico de datos

Cada vez que alguien accede a un sitio web, el navegador descarga los archivos necesarios para mostrar la página. Este proceso se conoce como tráfico de datos. Lo mismo ocurre cuando el usuario introduce alguna información en el servidor, como los formularios de contacto.

Este recurso puede estar limitado por el hospedaje web: algunas empresas estipulan un número máximo de tráfico mensual, normalmente medido en gigas o terabytes.

En otros casos, el número de accesos simultáneos está limitado. Es decir, solo un número limitado de usuarios puede entrar en un sitio al mismo tiempo. Esta característica también depende del tipo de unidad de almacenamiento, la memoria RAM y el procesador.

Los clientes que esperan un mayor número de visitas, como las tiendas online y los grandes blogs, deben ser conscientes de las limitaciones de esta función para evitar trastornos en su página.

Migrador de sitios

Ofrecido por los mejores hostings, el migrador de sitios ofrece la posibilidad de llevar el sitio, los correos electrónicos y las bases de datos desde un proveedor a la nueva empresa. Esta función es muy popular y suele ofrecerse gratuitamente para atraer a los clientes insatisfechos con el servicio actual.

Quien tenga una aplicación en internet y quiera cambiar de alojamiento, debe analizar esta característica con detenimiento. Permite una gran facilidad al usuario, que no necesita migrar manualmente archivo por archivo desde el antiguo proveedor.

Merece la pena comprobar las opciones del migrador, y si permite también la migración de bases de datos, mensajes y cuentas de correo electrónico.

Opiniones finales sobre el hosting

Ahora ya conoces las principales características del servicio de alojamiento de sitios: cómo funciona, cómo se contrata y qué tipos son los adecuados para cada cliente.

Poner un sitio en internet es una de las mejores maneras de optimizar los resultados de tu negocio o de sacar ese proyecto personal del papel.

Quien quiera alojar un sitio, debe conocer en detalle sus necesidades: esta es la mejor manera de elegir el tipo de hosting para un emprendimiento. No hay una opción «mejor» que la otra, sino diferentes formas de servicio que se adaptan a las condiciones operativas y financieras de los usuarios.

Etiquetas:

Tommy Banks

Fanático de todos los móviles que se lanzan cada año. Colecciono teclados de PC y me gusta jugar a Call of Duty: Modern Warfare.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Ver más

  • Responsable: Lucas Laruffa.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Digital Ocean que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

TecnoBreak
Logo
Restablecer la contraseña
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad