Internet

¿Quién inventó Internet?

Estamos en los años 50 en Estados Unidos. Es la época de la Guerra Fría, el enfrentamiento ideológico y científico entre el bloque representado por los estadounidenses y el liderado por la Unión Soviética. Un avance ante el enemigo era una gran victoria, como la carrera espacial. Por ello, el presidente Eisenhower creó en 1958 la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (ARPA). Años más tarde, obtuvo una D, de Defensa, y se convirtió en DARPA. La agencia colaboró con académicos e industriales para desarrollar tecnologías en diversos sectores, no sólo el militar.

Uno de los pioneros de la parte informática de ARPA fue J.C.R. Licklider, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, MIT, y contratado tras teorizar sobre una red galáctica de ordenadores en la que se podría acceder a cualquier dato. Plantó las semillas de todo esto en la agencia.

Otro gran avance fue la creación del sistema de conmutación de paquetes, un método de intercambio de datos entre máquinas. Las unidades de información, o paquetes, se envían una a una a través de la red. El sistema era más rápido que los canales basados en circuitos y admitía diferentes destinos, no sólo de un punto a otro. Este estudio fue realizado por grupos paralelos, como Paul Baran, del Instituto RAND, Donald Davies y Roger Scantlebury, del Laboratorio Nacional de Física del Reino Unido, y Lawrence Roberts, de ARPA.

También está el estudio y la aplicación de los nodos, los puntos de intersección de la información. Son puentes entre máquinas que se comunican entre sí y también funcionan como punto de control, para que no se pierda la información durante el trayecto y haya que reiniciar toda la transmisión. Todas las conexiones se hacían en la base del cable, y las bases militares y los institutos de investigación eran los primeros porque ya tenían esta estructura.

Nace ARPANET

En febrero de 1966 se empezó a hablar de la red de ARPA, o ARPANET. El siguiente paso fue desarrollar las IMP, interfaces de procesamiento de mensajes. Son los nodos intermedios, que conectarían los puntos de la red. Puedes llamarlos los abuelos de los routers. Pero todo era tan nuevo que la primera conexión a la red no se estableció hasta el 29 de octubre de 1969. Ocurrió entre la UCLA, la Universidad de California en Los Ángeles, y el Instituto de Investigación de Stanford, a casi 650 kilómetros de distancia.

El primer mensaje intercambiado sería el de inicio de sesión y salió medio bien. Las dos primeras letras se identificaron en el otro lado, pero luego el sistema se desconectó. Así es: esta es la fecha de la primera conexión y también del primer choque. Y la primera palabra transmitida fue… «lo».

La primera red de nodos de ARPANET estaba lista a finales de ese año y ya funcionaba bien, conectando los dos puntos mencionados anteriormente, la Universidad de California en Santa Bárbara y la Escuela de Informática de la Universidad de Utah, un poco más lejos, en Salt Lake City. ARPANET es el gran antecesor de lo que llamamos Internet.

Y aunque el pistoletazo de salida fue militar, el impulso para desarrollar toda esta tecnología fue la educación. Existe la leyenda de que ARPANET era una forma de guardar datos en caso de ataque nuclear, pero el mayor deseo era que los científicos se comunicaran y acortaran las distancias.

Ampliar y evolucionar

En 71, ya hay 15 puntos en la red, parte de los cuales son posibles gracias al desarrollo del PNC. El Protocolo de Control de Red fue el primer protocolo de servidor de ARPANET y definió todo el procedimiento de conexión entre dos puntos. Fue lo que permitió una interacción más compleja, como el intercambio de archivos y el uso remoto de máquinas distantes.

En octubre del 72 se realiza la primera demostración pública de ARPANET por parte de Robert Kahn en un evento informático. Ese año se inventó el correo electrónico, una forma más fácil de intercambiar mensajes que ya hemos tratado en el canal. En ese momento, ya había 29 puntos conectados.

Ese es el año en que vemos el primer enlace transatlántico, entre ARPANET y el sistema noruego NORSAR, vía satélite. Poco después, llegó la conexión con Londres. De ahí parte la idea de que el mundo necesitaba una red de arquitectura abierta. Tiene todo el sentido del mundo, porque de lo contrario sólo tendríamos varios clubes pequeños conectados, pero no entre sí y cada uno con arquitecturas y protocolos diferentes. Sería mucho trabajo enlazarlo todo.

Pero había un problema: el protocolo NCP era insuficiente para este intercambio abierto de paquetes entre diferentes redes. Fue entonces cuando Vint Cerf y Robert Kahn empezaron a trabajar en un sustituto.

Otro proyecto paralelo es Ethernet, desarrollado en el legendario Xerox Parc en el año 73. Actualmente es una de las capas de enlace de datos, y comenzó como un conjunto de definiciones de cables y señales eléctricas para conexiones locales. El ingeniero Bob Metcalfe dejó Xerox a finales de la década para crear un consorcio y convencer a las empresas de que utilizaran el estándar. Pues bien, lo ha conseguido.

En 1975, ARPANET se considera operativa y ya cuenta con 57 máquinas. Es también en ese año cuando una agencia de defensa estadounidense toma el control del proyecto. Obsérvese que esta red aún no tiene pensamiento comercial, sólo militar y científico. No se fomentan las conversaciones personales, pero tampoco se prohíben.

La revolución TCP/IP

Entonces nació el TCP/IP, o Protocolo de Control de Transmisión bar Protocolo de Internet. Era y sigue siendo el estándar de comunicación para los dispositivos, un conjunto de capas que establecen esta conexión sin tener que reconstruir todas las redes formadas hasta entonces.

IP es la capa de direcciones virtuales de los emisores y receptores de paquetes. Sé que todo esto es más complejo, pero nuestro tema aquí es otro.

El 1 de enero de 1983, ARPANET cambia oficialmente el protocolo de NCP a TCP/IP en otro hito de Internet. Y los responsables Robert Kahn y Vint Cerf pusieron sus nombres en la historia de la tecnología para siempre. Al año siguiente, la red se separa en dos. Una parte para la comunicación y el intercambio de archivos militares, la MILNET, y la parte civil y científica que sigue llamándose ARPANET, pero sin algunos nodos originales. Estaba claro que sola no sobreviviría.

Ponerlo todo junto

En 1985, Internet ya estaba más consolidada como tecnología de comunicación entre investigadores y desarrolladores, pero el nombre no empezó a utilizarse hasta finales de la década, cuando las redes empezaron a formar una estructura única. Poco a poco, saldría de las universidades y empezaría a ser adoptada por el mundo empresarial y, finalmente, por el público consumidor.

Entonces vemos una explosión de pequeñas redes que ya tenían una comunidad más pequeña centrada en algo. Es el caso de CSNet, que unió a los grupos de investigación en informática y fue una de las primeras alternativas científicas. O Usenet, que fue un precursor de los foros de discusión o grupos de noticias y se creó en 1979.

Y Bitnet, creada en el 81 para el correo electrónico y la transferencia de archivos y que conectó a más de 2500 universidades de todo el mundo. Otra famosa es NSFNET, de la misma fundación científica estadounidense que se encargó de CSNet, para facilitar el acceso de los investigadores a los superordenadores y bases de datos. Fue uno de los mayores defensores del estándar propuesto por ARPANET y ayudó a propagar la instalación de servidores. Esto culmina con la formación de la red troncal o backbone de NSFNET, que era de 56 kbps.

Y, por supuesto, estamos hablando más bien de Estados Unidos, pero varios países mantuvieron redes internas similares y se ampliaron a TCP/IP y luego navegaron con el estándar WWW con el tiempo. Está la MINITEL de Francia, por ejemplo, que estuvo en el aire hasta 2012.

Los años 80 sirven para ampliar la todavía joven Internet y reforzar la infraestructura de conexiones entre nodos, especialmente la mejora de las pasarelas y los futuros routers. En la primera mitad de la década, el ordenador personal nació definitivamente con el IBM PC y el Macintosh. Y se empezaron a adoptar otros protocolos para diferentes tareas.

Mucha gente utilizaba el Protocolo de Transferencia de Archivos, el buen y viejo FTP, para hacer una versión rudimentaria de las descargas. La tecnología DNS, que es una forma de traducir un dominio en una dirección IP, también apareció en los años 80 y fue adoptada poco a poco.

Entre el 87 y el 91, se libera Internet para su uso comercial en Estados Unidos, sustituyendo las redes troncales ARPANET y NSFNET, con proveedores privados y nuevos puntos de acceso a la red fuera de las universidades y los círculos militares. Pero hay pocos interesados y pocos que vean las posibilidades. Faltaba algo para que la navegación fuera más fácil y popular.

La revolución de la WWW

El siguiente punto de nuestro viaje es el CERN, el laboratorio de investigación nuclear de Europa. En 1989, Timothy Berners-Lee, o Tim, quiso mejorar el intercambio de documentos entre usuarios junto con el ingeniero Robert Cailliau. Imagina un sistema para obtener información sobre las conexiones entre todos los equipos conectados e intercambiar archivos con mayor facilidad.

La solución fue explotar una tecnología existente, pero rudimentaria, llamada hipertexto. Así es, esas palabras o imágenes conectadas en las que se puede hacer clic y que te llevan a otro punto de Internet a petición. Al jefe de Tim no le entusiasmó demasiado y la idea le pareció vaga, así que el proyecto tuvo que madurar.

¿Si las noticias fueran buenas? En 1990, «sólo» existían estos tres avances: las URL, o direcciones únicas para identificar el origen de las páginas web. HTTP, o protocolo de transferencia de hipertexto, que es la forma base de comunicación, y HTML, que es el formato elegido para la disposición de los contenidos. Así nació la World Wide Web, o WWW, un nombre creado por él y que nosotros tradujimos por World Wide Web.

Tim imaginó un espacio descentralizado, por lo que no se necesitaría permiso para publicar, y mucho menos un nodo central que pudiera comprometer todo si se cayera. También creía ya en la neutralidad de la red, en la que se paga por un servicio sin discriminación de calidad. La web seguiría siendo universal y con códigos amigables para que no esté sólo en manos de unos pocos. Sabemos que en la práctica Internet no es tan bueno, pero comparado con lo que había antes, todo se democratizó mucho y el entorno dio voz a mucha gente.

En el paquete, Tim creó el primer editor y navegador, la WorldWideWeb en conjunto. Dejó el CERN en el 94 para fundar la World Wide Web Foundation y ayudar a desarrollar y difundir los estándares abiertos de Internet. Hoy en día sigue siendo el jefe. Y su último gran logro en el laboratorio fue difundir los protocolos HTTP y la web con un código liberado que prescinde del pago de derechos. Esto facilitó la difusión de esta tecnología.

Un año antes se creó Mosaic, el primer navegador con información gráfica, no sólo de texto. Se convirtió en Netscape Navigator y el resto es historia. Muchas de las cosas que utilizamos hoy en día empezaron en esta década: los motores de búsqueda, los canales RSS, el querido y odiado Flash, etc. Para que te hagas una idea, el IRC se creó en el 88, el ICQ salió en el 96 y Napster en el 99. Varias de estas tecnologías tienen historias separadas aún por venir.

Y mira cómo hemos evolucionado. De las conexiones por cable entre universidades se pasó a redes más amplias que utilizaban un único lenguaje de comunicación. Luego llegó un espacio global y estandarizado para intercambiar contenidos, con una conexión telefónica en la red. Mucha gente empezó a utilizar Internet allí, con ese clásico ruido que básicamente servía para probar la línea, indicar la posible velocidad de Internet y finalmente establecer la señal de transmisión.

Esta conexión se hizo más rápida y se convirtió en banda ancha. Hoy en día casi no podemos imaginar nuestra vida sin la transmisión de señales inalámbricas, que es el WiFi, y también de datos móviles sin necesidad de un punto de acceso, que es el 3G, 4G, etc. Incluso estamos teniendo problemas por el exceso de tráfico: el estándar IPV4 está congestionado de direcciones y la migración a IPV6 es lenta, pero llegará.

TecnoBreak
Logo
Restablecer la contraseña