La eterna novela del desplazamiento el día del examen

Altavoz inteligente Echo Dot

Entonces, el día de la prueba, andas relajado, tras todo, planeaste (prácticamente) todo… Lúcida del sueño de los justos, toma una ducha ardiente, deja caer ese desayuno tonificante, divide tus notas para el desenlace. minuto de revisión, recopila el turismo y sale de casa para la prueba anticipadamente. ¡Nada puede detenerlo!

Ahí está el lugar de prueba según lo planificado, conque comienzas a buscar un óptimo sitio para aparcar. Pasa una cuadra y nada… 2 y nada… Tres, 4… Por último llegas a una calle extraña (especialmente si eres mujer…) y tienes temor de detenerte. Justo enfrente, te hallas con una franela desapacible que desea dinero de antemano… De pronto, te percatas de que de nuevo has apartado este esencial aspecto de tu planificación, y la desesperación empieza a mostrarse…

¿Obtuviste alguna identificación? ¿Te andas preguntando de qué manera describí la situación tan bien? ¡Por el hecho de que le pasó a mi mujer! Mi teléfono sonó en la temporada del examen con ella en esta situación, y tras un instante de pavor, merced a Dios, conseguimos solventarlo. ¡Pero su psique ahora se había ido al espacio! El resultado, como habrás adivinado, no fue muy divertido…

Si bien no recuerdo que me pasara precisamente lo mismo en el momento en que era concursante, sí recuerdo, en cambio, haber presenciado múltiples situaciones cómicas, por no decir trágicas. En el momento en que se aproximaba la hora de cerrar las puertas, era gente que estacionaba su coche de todas formas, cerraba otros coches, subía por la acera, escalaba parterres, tapaba el estacionamiento… hasta la “flanelinha”, mientras que corría para llegar a la puerta!

Alén de las confusiones, no tenemos la posibilidad de olvidar que el automóvil se encuentra dentro de las pertenencias materiales mucho más valiosas que tiene una familia de clase media baja. No puedes sencillamente dejarlo expuesto de este modo y meditar que estará bien. Cualquier multa es de decenas y decenas de reales; cualquier daño es de cientos y cientos de reales; y quien verdaderamente mencionó que ese tipo era verdaderamente una franela? ¿Qué sucede si toma tu coche y te atierra, o aun si jamás vuelve?

“¡Oh, Walter, pero entonces andas siendo bastante dramático!

Chicos, no sé ustedes, pero yo quiero exponerme con estos. Y es exactamente para esos que no están prestos a correr peligros como yo que decidí redactar este articulo un domingo por la tarde.

Primeramente, para no tener inconvenientes el día de la carrera, no es requisito tener un “Plan Complejo”. Solo nos falta elaborar un tutorial con ciertas opciones que vas a tener (o no) el día de la prueba. Aquí están ciertas:

  1. Utiliza el transporte público;
  2. Ir solo en vehículo;
  3. Alguien te dejará en vehículo;
  4. Llama un taxi;
  5. Abonar un Uber/Cabify/99 (de ahora en adelante llamado genéricamente uber)

Repasemos cada uno:

1 – Transporte público: Aquí se debe tener bastante precaución, por el hecho de que, como entendemos, los retrasos son una rutina, singularmente tratándose de buses. Aun en el metro, puede correr el peligro de quedar atrapado en cierto tiempo de inmovilidad técnica y finalizar atrapado en la mitad de la nada. Conque, si es viable, no le des prioridad a esta alternativa, por lo menos el día de la prueba. Y si no queda otra ($), redobla tu planificación para salir con mucha anticipación;

2 – Ir solo en turismo: Salvo que conozca bien la localización de la carrera y sepa que, aun el día de la rivalidad, es simple aparcar allí, desaconsejo con énfasis esta alternativa. En caso contrario, puedes finalizar cayendo en la trampa descrita al comienzo del articulo;

3 – Alguien te dejará: ¡Este es indudablemente el más destacable de todos, a propósito! Puede ser alguien de tu familia, en el caso de que haya un certamen en tu localidad. O podría ser un compañero, caso de que estés en otra localidad. Pese a ser el más destacable, no en todos los casos es viable. Para los que les sorprendisteis por el hecho de que no dejé a mi mujer en el episodio del principio del articulo, aprovecho para explicaros que la prueba fue prontísimo, y me debí quedar con los pequeños que no despertado todavía. En otras expresiones, la vida no en todos los casos es como deseamos;

4 – Ir en taxi: Este puede parecer pacífico, pero en ocasiones, si no se tiene planeado, puede transformarse en un cefalea como ese. Naturalmente, no todos y cada uno de los taxistas, pero las demandas sobre truculencias, falta de cambio, sendas mucho más largas de lo verdaderamente preciso, cobros sorpresa (bandera 2 cualquier ocasión, exceso de equipaje, etcétera) por el momento no son novedad. Además de eso, en varias ciudades como Españaia, si no tienes un número de teléfono de RadioTtáxi, o si andas cerca de entre los puntos fijos, es casi irrealizable que logres tomar un taxi en la mitad de la calle, aun en avenidas visitadas. Ciertos avisos para todos los que escogen esta alternativa. (a) tener un “hermano” taxista, aquel a quien le entregas todos los más destacados viajes (campo de aviación), y, por otra parte, no te aburre con ruindades (yo tengo la mía); (b) poseer en todo momento a mano el número de teléfono de la Rádio Táxi local (razón ahora explicada); (c) emplear el servicio 99taxi/EasyTaxi (verifique que el servicio existe en su localización);

5-Uber: Por último, el servicio que demostró ser la salvación de los concurseiros (no sé por cuánto tiempo…), mucho más aún en la versión uberX. Todos y cada uno de los participantes acostumbran a tener un teléfono capaz, ¡y después “voilà”! . Es encender el GPS y pedir y llamar un turismo, que va a llegar en unos minutos y va a tener el paseo monitorizado en tu pantalla. En su versión uberX, el viaje (normalmente) es muy asequible y con los próximos puntos relevantes: necesidad mínima de interacción con el conductor (hay reglas estrictas, en especial si el pasajero es mujer); cargo por la tarjeta de crédito registrada (debe ser en todo el mundo), el recibo va a su mail; oportunidad de dividir el valor con los otros contendientes (en general hasta 4 usuarios); evaluación del conductor (no pienso que los trogloditas subsistan bastante); el conductor no conoce su destino por adelantado, con lo que no puede rechazarlo por ese fundamento; ; gominolas, agua, spotify… Mejor irrealizable, ¿no? Pero como no todo son flores… Cautelas primordiales: peligro de no tener uberX en el instante (es imposible desarrollar), sugerencia de tomar algún otro Uber (Black, Bag, etcétera); si es un día muy habitual, el viaje puede no ser considerablemente más económico que el taxi; escasas ciudades de España proponen el servicio; precisas tener una tarjeta en todo el mundo; asimismo está calificado y, transcurrido un tiempo, posiblemente los conductores no deseen tomar su viaje (conque no sea capaz).

Bueno chicos, tras toda esta explicación, por el momento no tenéis explicación para llegar a tiempo (o tarde) al examen. ¡Solo planea! Mi recomendación es que pruebes las opciones (3), (5) y (4), en ese orden. Es mucho más que bastante contingencia para no quedarse atascado y preservar la calma hasta el comienzo de la carrera.

¿Te agradó el producto? ¿Tienes algún consejo agregada? ¿Y si lo compartes con nosotros en los comentarios?

¡Buenos estudios!

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart