Las 10 mejores películas que tienen a la mafia en el punto de mira

Altavoz inteligente Echo Dot

Hay una cantidad notable de películas que tienen a la mafia ahora los mafiosos en un papel señalado y la enorme mayoría de ellas son verdaderamente inusuales. E inclusive esos en los que el guion no da resultado, varios de los mucho más enormes directivos de la historia ahora han tocado este tema, transformando cualquier artículo en una herramienta para esculpir algo muy propio.

Fritz Lang, Howard Hawks, Nicholas Ray, Stanley Kubrick, Sergio Leone, Francis Ford Coppola, Brian De Palma, David Cronenberg y, evidentemente, Martin Scorsese son solo varios de los medallones que con sus películas transformaron la mafia en un género. (o prácticamente) para el cine, de forma que es, en la práctica, irrealizable determinar una terna con una precisión alén de la subjetividad personal.

Con eso en cabeza, las películas citadas y reseñadas resumidamente ahora sirven como advertencias para todos los que no las vieron o para todos los que les encantaría regresar a verlas. Para mí está claro que, en la centenaria historia del cine, se tienen la posibilidad de hallar otros tan buenos o aun mejores, pero eso siempre y en todo momento va a depender de cuestiones, la mayor parte de las ocasiones, particulares.

Sin más ni más preámbulos, pasemos a la lista de las 10 mejores películas que ponen a la mafia en el punto de atención.

10. Scarface: La vergüenza de una nación

Apuntada por Howard Hawks y codirigida por Richard Rosson, la película de 1932 es un caso de muestra tradicional que aun deja una lista de verificación en todos y cada punto clave para películas con su tema: guerras de pandillas sedientas de sangre (prominente derramamiento de sangre en el rehacer Película de 1983 apuntada por De Palma), la vida de gran lujo de los capos de la mafia y el antihéroe.

Por otra parte, Scarface: La vergüenza de una nación es una apoteótica publicidad contra la mafia -el delito ordenado estuvo en su auge a objetivos de la década de 1920 y la década siguiente-, al tiempo que Tony Camonte (Paul Muni) se crea como alguien bajo la influencia por el ambiente, cayendo en una vida delictiva sin ocasiones. entender de otra forma.

El amargo y desesperanzador final, con una dura ironía, es un jalón: Tony, solo y con rumbo a su muerte, pasa al lado de un aviso donde se puede leer El planeta es tuyo (el planeta es tuyoen traducción directa), exactamente el mismo aviso que en tantas ocasiones le logró sonreír a lo largo de la mayoría de los cortos 93 minutos de la película.

Scarface: La vergüenza de una nación se puede observar en Looke.

9. El enorme golpe

Es bien interesante ver de qué manera los autores dicen bastante sobre sí mismos en sus películas. Kubrick, que siempre y en todo momento fué visto como un perfeccionista y sediento de control, semeja conseguir un alter ego en el personaje principal de el enorme golpe. Johnny Clay (Sterling Hayden) solo desea que todos hagan precisamente lo que se planeó a fin de que sus proyectos funcionen con perfección.

Este enfoque, por otra parte, da un eslabón primordial a fin de que ande la tensión de la película. Eso es pues todo este control de Johnny es, al tiempo, su perdición, en tanto que absolutamente nadie es con la capacidad de accionar precisamente como se estima. Esa es solo entre las cuestiones de este tercer extenso film en la carrera de entre los directivos mucho más insignes de la historia.

8. El testamento del Dr. mabuse

sustituto de Dr. Mabus el jugador – pero que marcha de manera sin dependencia –, La Intención del Dr. mabuse cuenta una historia emocionante, creada con una conciencia estética que se encontraba alén de su tiempo y, más que nada, emocionante, que es una señal de identidad de las películas de Fritz Lang.

Es un hecho que el cine negro prosperó en suelo americano, pero si tiene raíces sólidas es en el cine alemán, y si de lo que se habla es de localizar pruebas de ese hecho no es necesario ir alén de la película en cuestión.

de paso, La Intención del Dr. mabuse añadió técnicas de montaje que servirían de modelo para el cine que vendría en los años siguientes y, más allá de que era el segundo trabajo de Lang en una película hablada, el sonido es algo mucho más que genialidad, en una demostración de imaginación fabulosa ordenada por el icónico directiva alemana.

7. Promesa amarga

Una película de mafiosos donde la mafia está a merced del romanticismo. Quizás no haya mejor forma de determinar al directivo Nicholas Ray que la que logró François Truffaut: “poeta del crepúsculo”. Solo Ray, con su perspicacia técnica, que musicalmente lo situaría en el periodo barroco, podría transportar una novela tan emotivamente pura a una narración acerca de la desilusión, sobre mantenerse en modo defensivo para cerciorarse de que el planeta exterior tenga la necesidad de agredir. .

Keechie (Cathy O’Donnell) y Bowie (Farley Granger) son excluidos hasta el punto de ser personajes principales de una narración acerca de la inseguridad, pero, más que nada, sobre la necesidad de amor del otro.

6. El pago final

Si en tu versión de Caracortada De Palma convirtió a Tony (Al Pacino) en un sujeto a través del que las ambiciones conducían solo al poder y sus derivaciones inferiores (como la lujuria y la avaricia) –desmontando una parte de la fuerza popular de la primera versión y nutriendo todo con mucho más crueldad–, en El último pagoel directivo hace todo mucho más complejo.

Carlito (Al Pacino) no solo medra y se regresa maligno, sino madura hasta el punto de poder verse a sí mismo desde afuera y, de esta manera, saber sus fallos y buscar huír de un final trágico tan común en quienes están en su situación.

Pero el guion de David Koepp (entre los argumentistas mucho más icónicos de Hollywood a lo largo de mucho más de 2 décadas) es categórico: la salida de todo el mundo criminal es imposible hacer precisamente. Escena a escena, Carlito entiende que su destino ahora puede estar sellado.

El último pago está en el catálogo de Star+.

5. Señores del delito

En una entrevista en el instante de la publicación, el directivo David Cronenberg rogó que no se revelase la trama. él sabía que spoilers sería mortal a fin de que el público absorbiera el guion de Steven Knight. No es de extrañar: señores del delito no es una película sobre medios o objetivos, sino más bien sobre inicios y motivaciones.

A lo largo de una gran parte de la película, Cronenberg oculta los porqués de la historia con una dirección completamente hipnótica y, al tiempo, enérgica. En el final, es una película que va bastante alén de los crímenes y la mafia (rusa en un caso así). Es un viaje por medio de los secretos de la naturaleza humana con una huella que solo Cronenberg podría romper.

4. Los intocables

Los intocables No es únicamente una película que muestra a entre los mafiosos mucho más esenciales de la historia, Al Capone, perseguido en una temporada de corrupción por un agente federal y un equipo esmeradamente elegido. Es un concierto comandado por De Palma (otra vez él), protagonizado por Kevin Costner y antagonizado por Robert De Niro.

El reparto aún tiene nombres como Sean Connery y Andy García y, como compositor de la banda sonora, nada menos que Ennio Morricone. Una película que merece ser redescubierta con mucha atención, como casi todas las películas de su directivo.

Los intocables puede ser visto por suscriptores de HBO Max.

3. Buenos tipos

Una pieza maestra de Scorsese que emplea la mafia para charlar de ética, culpa y ética. no hay, en los buenos compañeros, cualquier pregunta simple. No hay lugar del bien y el mal como opuestos. Aquí todo está construido a fin de que los significados estén según el ambiente y el ambiente, por su parte, es quien manda los códigos de conducta.

El héroe que se siente culpable por no respetar las reglas de la mafia es, aquí, ámbas caras de exactamente la misma moneda. buenos tipos es quizás la película estructuralmente mucho más complicada de Scorsese y podría decirse que es la mejor película de actuación de la carrera de Joe Pesci.

El bueno Compañeros está en el catálogo de HBO Max.

2. Érase una vez en América

Una epopeya centrada en la mafia apuntada por el legendario Sergio Leone. Para ayudar Hubo una vez en América es precisa alguna concentración por 2 causas: la primera es el avance del guion de Leonardo Benvenuti, que comprende mucho más de 50 años y, a lo largo de este tiempo, los individuos toman cuerpo y vida propios; la segunda es que todo, en dependencia de la experiencia personal, puede sentirse como un sueño (o pesadilla) o como un recuerdo.

Es el último de los siete largos de Leone y, probablemente, el de mayor peso dramático y con mayor maestría de su firma -tan asentada en los tradicionales de la occidental que conforman la trilogía de dólares estadounidenses

Hubo una vez en América Se puede observar en Prime Vídeo y Globoplay.

1. La trilogía del padrino

lo mas atrayente de El poderoso jefe y sus 2 secuencias no son la técnica inigualable, los desarrollos de individuos que se conforman desde el vestuario hasta las gesticulaciones y los guiones que desfilan sin inconveniente alguno. Lo mucho más increíble es de qué forma todo lo mencionado adjuntado con la dirección de Coppola invita a la audiencia a sentarse sobre la mesa de un mafioso, comer su comida, besar su mano y estimar todo en sus términos.

La apertura de la primera, que incluye a Vito Corleone (Marlon Brando) opinando el enfoque de Bonasera (Salvatore Corsitto), es una introducción que semeja sintetizar toda esta idealización del directivo, una introducción que no sería tal hasta el momento en que se tomara una resolución. efectuado en postproducción.

En este sentido, si Don Corleone hace aparición como un personaje simpático y hasta admirable –ahora lo largo de la primera película este criminal no hace prácticamente nada que logre desaprobarse–, la caída de su ética viene de su hijo.

Esta disolución de delito por delito y, después, delito por religión (frecuentemente tan criminal como la mafia –o mucho más) es algo que sirve como estudio de las humanidades: no en el sentido de estudiar al hombre, sino más bien en de qué forma nuestras reacciones, resoluciones y los pensamientos influyen y marcan la cadencia de la vida del resto.

Metalingüísticamente, la trilogía de Coppola puede aun entorpecer en el pensamiento del propio público, realizando que el cine trascienda y viva verdaderamente.

LA La trilogía del padrino Todo está libre en HBO Max.

Buenas y malas películas para nosotros!

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Shopping cart