Las empresas tecnológicas destruyen millones de dispositivos de almacenamiento reutilizables cada año

Altavoz inteligente Echo Dot

Resumiendo: las compañías tecnológicas tienden a eliminar los gadgets de almacenamiento tan rápido como los piensan obsoletos por miedo a la fuga de datos. Los especialistas aseguran que esta práctica es muy costosa y comentan que tienen la posibilidad de y tienen que remover datos con seguridad para volver a usar el almacenamiento. Este problema encara las intranquilidades de seguridad contra la sostenibilidad.

Según un nuevo informe del Financial Times (reimpreso por Ars Technica), el trámite estándar para las compañías de tecnología es machacar servidores y discos duros cada pocos años en vez de borrarlos y venderlos. El informe detalla las distintas formas en que la práctica daña el mundo.

Los colosales tecnológicos como Amazon, Microsoft y Google plus actualizan su hardware de almacenamiento cada 4 o cinco años. Adjuntado con los bancos, los departamentos de policía y las agencias gubernativos, destrozan cerca de decenas y decenas de millones de gadgets de almacenamiento obsoletos todos los años, en tanto que mostrar aun pequeñas proporciones de datos tiene la posibilidad de tener ramificaciones legales de enorme alcance, puesto que una filtración podría irritar a los reguladores y dañar la seguridad del cliente.

El mes pasado, la Comisión de Bolsa y Valores sancionó a Morgan Stanley con $35 millones por subastar cientos de discos duros antes de borrarlos, lo que filtró millones de datos de clientes del servicio. Más allá de que no hay prueba de que algún cliente se haya visto afectado, muchas compañías, singularmente las que ejecutan servicios en la nube, probablemente no deseen padecer exactamente el mismo destino.

Ciertos conjuntos tienen la posibilidad de meditar que liberarse del hardware anticuado es respetuoso con el medioambiente en el momento en que podría ser lo opuesto. Tratándose de desechos electrónicos, los inconvenientes de empleo de energía y reciclaje son mucho más complejos de lo que semejan.

Te puede interesar:  Apple admite fallas en MacBooks Pro y da consejos para resolver problema | cuadernos

Las compañías tienen la posibilidad de actualizar a un hardware mucho más nuevo pues es mucho más eficaz energéticamente y se piensa que tiene una menor huella de carbono. No obstante, la mayor parte de las emisiones de carbono tecnológicas surgen de la fabricación, no de la operación. Estudiosos de la Facultad de Wisconsin-Madison se dieron cuenta que este podría ser la situacion de las SSD, y los estudiosos de Harvard hallaron desenlaces afines respecto a la huella de carbono general de las compañías tecnológicas.

Además de esto, si bien el hardware triturado ve reciclado cerca del 70% de sus elementos, el desarrollo fundamentalmente desaprovecha las emisiones de su fabricación inicial. Volver a utilizar estos materiales significa reiterar la parte mucho más emisiva de la huella de carbono del hardware. Peor aún, cualquier material perdido, como los metales de tierras extrañas, debe regresar a extraerse, lo que puede contribuir al empleo de materiales problemáticos.

Las compañías tienen la posibilidad de meditar que la destrucción es la única forma de asegurar la seguridad de los datos, pero los especialistas piensan que es una alternativa nuclear superflua. Probablemente varios discos duros y servidores se queden en empleo a lo largo de años o aun décadas, y probablemente permanezca un peligro mínimo de que actores maliciosos recobren datos del almacenamiento de segunda mano con programa forense. Google plus y Microsoft comentan que comenzaron a emplear servidores reacondicionados, pero la trituración todavía es un trámite estándar para los discos duros.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart