Ofertas en tecnología

Linux: Todo lo que necesitas saber antes de empezar a usarlo | Noticias

Linux se encuentra dentro de los S.O. mucho más usados en el planeta, junto con el sistema operativo de Windows y OS X. Se conoce que es mucho más adoptado por los servidores que por los individuos finales y esto le da la reputación de ser bien difícil para personas sin enormes entendimientos de Computación. Lo que, afortunadamente, es falso. Si está pensando en empezar con Linux en su PC personal, consulte ciertos avisos iniciales.

Ver asimismo: ¿Qué es WHOIS?

El pingüino Tux es la mascota oficial del S.O. Linux desarrollado por Larry Ewing en 1996 (Fotografía: Reproduction/Linux Foundation) — Fotografía: TecnoBreak

Linux, exactamente la misma Windows (Microsoft) y Mac OS (Apple), es un S.O. apoyado en Unix desarrollado para PCs de escritorio, pero que asimismo se utiliza en servidores, teléfonos capaces, tabletas y otro género de gadgets, incluyendo las cajas bancarias. En contraste a sus contendientes mucho más conocidos, Linux no se desarrolló con objetivos comerciales y su programa y avance se efectúan en código abierto, lo que quiere decir que alguno puede hacer y repartir apps para él.

La parte básica de Linux se constituye de un kernel, un programa desarrollado para estar comunicado con otros programas y traducirlos en comandos para la unidad de procesamiento y otros elementos electrónicos. No obstante, a fin de que funcionen, asimismo precisa apps y bibliotecas concretas para ellos.

Esto quiere decir que un usuario de Linux puede escoger entre múltiples apps para efectuar exactamente la misma función, así sean editores de artículo, interfaces gráficas o aun comandos. El desarrollo es afín a seleccionar entre Google chrome y Mozilla firefox: los dos son navegadores, capaces de realizar lo mismo, pero de diferente forma y fachada.

La parte precisa y obligatoria de Linux es pequeña, pero deficiente para asegurar una experiencia completa. La iniciativa es que cada usuario personalice la utilización con sus programas preferidos, pero en la práctica o sea bien difícil y necesita un buen tiempo. Para facilitar este desarrollo, hay múltiples ediciones del S.O. ahora ensambladas y libres para el usuario, llamadas distribuciones, con sus interfaces.

La interfaz puede ser diferente en las distribuciones (Fotografía: Reproducción/Xubuntu) — Fotografía: TecnoBreak

Una distribución se constituye de múltiples programa, como interfaces gráficas, editores de artículo y navegadores ahora instalados, tal como un gestor de packs, un sistema usado para disponer, desinstalar y actualizar programas. Las distros (distribuciones) se conforman del Kernel, las herramientas y bibliotecas de GNU, programa agregada, documentación, una interfaz, un sistema de ventanas (usado para supervisar la interfaz), mucho más un gestor de escritorio.

Una manera de comprender las distribuciones es equipararlas con las variantes de Android que están en múltiples fabricantes y operadores de teléfonos capaces: si bien traen distintas apariencias y apps instaladas, prosiguen siendo, en esencia, exactamente el mismo S.O..

La amplia y extensa pluralidad de distribuciones provoca que sea natural tener variaciones concretas para algunos nichos. Ubuntu, por poner un ejemplo, está dirigido a clientes principiantes, automatizando múltiples procesos que en otras ediciones precisarían mucho más entendimientos de programación. Slackware, por otra parte, está dirigido a individuos avanzados y acepta una mayor proporción de personalización.

Las distribuciones son mantenidas por comunidades de clientes o compañías, quienes son causantes de proveer actualizaciones de programa y rectificaciónes de fallos. El sitio de Linux (linux.com) cuenta mucho más de 80 distribuciones distintas, cada una con sus peculiaridades.

Cuánto cuesta y de qué forma conseguir una versión actualizada

Las distribuciones de Linux acostumbran a estar libres de manera gratuita en los websites de los mantenedores. Linux.com tiene una sección con links de descarga para mucho más de 80 ediciones distintas. Acostumbran a estar en ficheros ISO y tienen que grabarse en un DVD para su posterior instalación.

Cada distribución tiene un sistema de actualización diferente y se aconseja que lo use tras la instalación para cerciorarse de que se instalen las últimas ediciones. Tras un tiempo, o en el momento en que el sistema recibe una actualización esencial, el fichero de instalación puede actualizarse. Estos cambios se tienen la posibilidad de conseguir a través del actualizador, sin precisar reinstalar Linux.

Qué tomar en consideración antes de seleccionar

Las distribuciones de Linux tienen distintas públicos propósito y es esencial informarse sobre las especificaciones de cada una antes de escoger cuál disponer. Los clientes avanzados que están familiarizados a desarrollar o aun redactar comandos en un símbolo del sistema tienen la posibilidad de seleccionar ediciones como Slackware, entre las mucho más viejas que aún se sostienen. Los principiantes tienen la posibilidad de decantarse por Ubuntu, que fue desarrollado para ser mucho más simple de emplear y modificar sin la necesidad de confrontar a pantallas de artículo.

Ubuntu pertence a las distribuciones de Linux mucho más simples para principiantes (Fotografía: Reproducción/Ubuntu) — Fotografía: TecnoBreak

El saber técnico, no obstante, no es el único aspecto definitivo en el momento de seleccionar una distribución. A veces el aspecto diferenciador puede ser el programa que se incluye. Por servirnos de un ejemplo: Ubuntu emplea un programa GUI llamado Unity, pero hay otra versión llamada Kubuntu, que emplea KDE.

Transcurrido el tiempo, los clientes que deseen comprender mucho más sobre el S.O. tienen la posibilidad de seleccionar otra distribución y acrecentar la dificultad de su sistema de manera dominada. La mejor forma de escoger una versión es saber qué programas incluye y para quién fue creado, adoptando el que mejor se ajuste a tus pretensiones como usuario.

Entre los enormes provecho de Linux es que está desarrollado para marchar en cualquier PC, aun en una vieja. Evidentemente, una máquina de 20 años no va a ser suficientemente rápida como una exclusiva, pero se favorecerá de un S.O. actualizado que todavía funciona.

Linux asimismo es gratis, lo que quiere decir que una PC vieja no requiere una versión vieja ilegal de Windows. Al tiempo, el sistema deja editar la PC en una máquina enfocada, como un servidor que descarga ficheros de forma automática o un juego de plataformas rudimentario.

Otro enorme beneficio de Linux es que la mayor parte de las estafas practicadas contra los individuos recurrentes están dirigidas a Windows o OS X. Si un usuario descarga un fichero ejecutable malicioso por fallo, no va a funcionar en el S.O.. También, la mayor parte de los virus en Internet no afectan a Linux. Esto no quiere decir que sea inmune a fallas de seguridad, como se probó en 2014 con Shellshock, una puerta de inseguridad grave en el símbolo del sistema de Bash.

Dado que Linux no sea coincidente con los programas de Windows asimismo puede ser algo malo, en tanto que quiere decir que un sinnúmero de programa no va a estar libre. Este inconveniente es mucho más visible en juegos que no tienen ediciones concretas para el S.O.. Si juegas en PC, el cambio puede ser malo.

Otra app que no posee una versión concreta es el bulto de Microsoft Office. Por suerte, estas restricciones en la utilización de otros programas se tienen la posibilidad de arreglar con la tienda de apps de Ubuntu, que tiene varios juegos que aún con distintas nombres son exactamente los mismos que están en Windows. El inconveniente de Office se puede solucionar usando programa como Apache OpenOffice, Google plus Docs o aun Microsoft Office En línea.

Aparte de la compatibilidad de programa, varios inconvenientes que suceden en Linux tienen resoluciones distintas a las que están en Windows, lo que puede lograr que una labor que antes era deducible se vuelva mucho más lenta y con una solución menos clara. Otro inconveniente es el modo perfecto superusuario, que acepta que el usuario sabe lo que hace, pero cuyo mal empleo puede ser en la supresión de información de la PC e inclusive conducir a una reinstalación de Linux.

Si verdaderamente escoge el sistema, debe bajar el fichero ISO que tiene dentro la distribución escogida y grabar los medios en un disco para ejecutarlo al comenzar la PC. Esto empezará el sistema desde el DVD y efectuará la instalación. Ciertas distribuciones, como Ubuntu, dejan emplear Linux de forma directa sin instalación, lo que deja presenciar sin poner en una situación comprometedora la PC.

La instalación se puede efectuar desde los DVD de distribución (Fotografía: Reproduction/Slackware) — Fotografía: TecnoBreak

Un aspecto esencial es que Linux no espera ser el único S.O. instalado en la PC y tiene un programa que le deja escoger qué S.O. se comenzará en el momento en que se prenda la PC. Tampoco se puede emplear en particiones de tipo FAT.

Se aconseja que el usuario tenga algún conocimiento sobre el particionamiento del disco duro (HD) para efectuar la instalación. La buena nueva es que ya que Linux no requiere la partición FAT, no es requisito formatear la partición y no se pierden datos en el desarrollo.

¿Es bien difícil familiarizarse con el sistema?

Cualquier persona interesada en empezar con Linux debe tener en consideración ciertas cosas. Primeramente, algunas distribuciones procuran lograr que sus sistemas se simulen a Windows para hacer más simple la migración, pero bajo el capó hay un sistema diferente que marcha de una forma diferente, si bien afín.

El desarrollo de adaptación a Linux se puede cotejar con estudiar a conducir. Un conductor novato precisa rememorar los pedales y cambiar de marcha y prestar atención a cada movimiento, pero transcurrido el tiempo estas acciones se vuelven automáticas y mucho más naturales.

El primer encontronazo para el nuevo usuario es la diferencia en la interfaz. Ciertas apps van a tener atajos de teclado distintas a los que está habituado en Windows, o el desarrollo para comenzar el programa es diferente gracias a sus situaciones en el menú, lo que puede ralentizar un tanto la eficacia.

Bajo el capó, el S.O. asimismo va a funcionar de forma diferente y tienen la posibilidad de manifestarse múltiples inconvenientes no gracias a una falla del sistema sino más bien a la inexperiencia del usuario. En vez de clickear en un botón, deberá proceder a los foros de discusión y conseguir una solución a sus inconvenientes por sí solo.

Un caso de muestra son ciertos gadgets que necesitan controladores de otros. Posiblemente los gadgets mucho más viejos no tengan programa concreto de Linux, lo que resultará en una extendida búsqueda para localizar una versión genérica, no oficial, pero coincidente.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart