Ofertas en tecnología

Los científicos investigan el ADN del perro para entender la ‘amistad’ con los humanos

Para muchos humanos, el hecho de que los perros sean el mejor amigo del hombre es incuestionable. La domesticación de una especie por otra es bastante antigua y se remonta a más de 10.000 años. Además de los problemas de comportamiento, un equipo de científicos japoneses busca comprender qué factores genéticos y cambios en el ADN de los perros permitieron que se construyera esta relación.

Publicado en la revista Informes científicos, el estudio sobre el ADN de los perros domésticos fue desarrollado por investigadores de la Universidad de Azabu en Japón. Preliminarmente, el equipo de científicos destaca la importancia de dos mutaciones en el gen del receptor de melanocortina 2 (MC2R), que está involucrado en la producción de la hormona del estrés cortisol.

La investigación busca comprender qué mutaciones de ADN permitieron que los perros se convirtieran en los mejores amigos de los humanos (Imagen: Mstandret/Envato)

“Dado que los lobos, que comparten los mismos ancestros, no tienen buenas habilidades de comunicación humana, los cambios genéticos deben haber ocurrido durante la domesticación de los perros, y las diferencias de comportamiento entre perros y lobos deben aparecer como fenotipos. [características que podem ser observadas] diferentes según los orígenes genéticos de las diferentes razas de perros», explican los autores del estudio.

Investigación para entender el ADN de los perros domésticos

El objetivo principal del estudio japonés era comprender qué modificaciones genéticas permitían a los perros desarrollar habilidades cognitivas sociales para interactuar y comunicarse con los humanos. Para ello, la idea fue buscar cambios en diferentes genes, asociados a hormonas que afectan el comportamiento social, como el cortisol.

En total, se reclutaron 624 perros para el experimento, de los cuales una parte eran perros «modernos», las razas genéticamente más distantes de los lobos. También se incluyeron razas consideradas genéticamente más cercanas a los lobos, como el Akita y el Siberian Husky.

En una etapa anterior a la investigación genética, los perros se sometieron a diferentes tipos de pruebas para entender cuánto dependían de los humanos y consideraron sus órdenes a la hora de realizar tareas, como encontrar un plato de comida escondido o abrir una caja.

Según los autores, los perros más cercanos a los lobos miraban a los humanos (guardianes) con menos frecuencia que otros perros durante la tarea de resolución de problemas, lo que sugiere que estaban menos «apegados» a los humanos.

Posibles hipótesis

Comprender las variaciones genéticas que permitieron la «amistad» entre perros y humanos sigue siendo un misterio (Imagen: Warren Umoh/Unsplash)

A continuación, los científicos buscaron diferencias en los genes asociados con las capacidades cognitivas relacionadas con los humanos entre los dos grupos. En la lista de hallazgos, las dos mutaciones del gen MC2R sugieren tener un alto impacto en la relación con los humanos. Una hipótesis es que esto reduce el nivel de estrés de los animales, haciéndolos más capaces de socializar.

Se identificaron otros cambios en el receptor de oxitocina (OTR) o en el gen WBSCR17, asociado al síndrome de Williams-Beuren. Sin embargo, el equipo dice que aún se necesitan más estudios para llegar a un consenso sobre los cambios en el ADN que favorecieron el proceso de domesticación. “Estas capacidades cognitivas sociales tan complejas no pueden explicarse completamente solo con los genes identificados y deben estar controladas por múltiples genes. Por lo tanto, es necesario investigar otros genes y verificar sus efectos globales”, completan.

Fuente: Informes científicos y EurekAlert!

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart