Ofertas en tecnología

Los niños que juegan más de una hora al día tienen un coeficiente intelectual más alto, según un estudio

Altavoz inteligente Echo Dot

La cantidad considerable de tiempo que los jóvenes (pequeños y jovenes) acostumbran a dedicar a los juegos para videoconsolas frecuenta preocupar a los progenitores. Pero un nuevo estudio comandado por estudiosos de la Facultad de Amsterdam en los Países Bajos halló un efecto positivo de las largas horas de juego de los pequeños.

El estudio, cuyos desenlaces se han publicado en la gaceta Reportes científicos, concluyó que los pequeños que jugaban por lo menos 1 hora cada día a lo largo de un par de años tenían un incremento de el intelecto. ¡Sí, eso mismo! Se volvieron mucho más capaces. En promedio, los científicos midieron un incremento de 2,5 puntos en el coeficiente intelectual en comparación con los pequeños que no jugaban juegos para videoconsolas frecuentemente.

Por otra parte, ocupaciones como ver televisión, ver vídeos online (YouTube y Netflix) y emplear las comunidades no aumentaron los escenarios de sabiduría, según los científicos.

El conjunto de estudiosos efectuó las pruebas a 5.374 pequeños. La prueba se efectuó en 2 etapas. En la primera etapa, los pequeños tenían entre 9 y 10 años. La segunda etapa se efectuó 2 años después, en el momento en que exactamente los mismos pequeños tenían entre 11 y 12 años. Entonces, los científicos hicieron una sucesión de factores y capacidades para medir el intelecto de los pequeños. Entre las ocupaciones tenemos la posibilidad de poner énfasis entendimiento lectora y vocabulario, memoria y autocontrol, procesamiento visuoespacial, atención, por ejemplo.

Para tener control sobre cuánto tiempo dedicaba cada niño a cada actividad, debían contestar un cuestionario. En él, debían reportar cuánto tiempo habían dedicado (en promedio) a las próximas ocupaciones: ver series o películas; ver vídeos on line en interfaces como YouTube; jugando juegos para videoconsolas; mandando mensajes; empleo de comunidades y realización de videoconferencias.

Además de esto, a fin de que los desenlaces de la investigación sean mucho más asertivos, los estudiosos asimismo usaron información del contexto biológico, psicológico y popular libre en una enorme banco de información de EE. UU. Con eso, asimismo lograron monitorear las diferencias genéticas que podrían modificar el índice de sabiduría. Asimismo se monitoreó el nivel de educación y los capital de los progenitores, puesto que estos componentes asimismo tienen la posibilidad de influir en el coeficiente intelectual de los pequeños y jovenes.

Entre los autores del estudio, Torkel Klingbergquien se desempeña como instructor de Neurociencias en el Centro Karolinska, comentó sobre los desenlaces: “Nuestros desenlaces respaldan la afirmación de que el tiempo de pantalla por norma general no interfiere las capacidades cognitivas de los pequeños y que jugar juegos para videoconsolas, por contra, puede ayudar a una mayor sabiduría.”.

Otros estudios asimismo señalan a los resultados positivos de los juegos para videoconsolas

Este no es el primer estudio que relaciona los juegos para videoconsolas con provecho para el cerebro. Estudiosos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) examinaron las habilidades cognitivas de 27 personas de entre 18 y 40 años. Ciertos habían jugado juegos para videoconsolas a lo largo de la niñez y otros no tenían contacto.

Entre los causantes del estudio comentó sobre los descubrimientos: “La gente que eran players ávidos antes de la adolescencia, más allá de que por el momento no jugaban, se desempeñaron mejor en las tareas de memoria de trabajo, que necesitan retención mental y manipulación de información para conseguir un resultado.”. Los desenlaces del estudio fueron publicados en la gaceta científica Fronteras en la neurociencia humana.

La razón por la que la gente que jugaron en la niñez tenían una mejor memoria de trabajo fue explicada por otro estudio. En esta ocasión, efectuada por estudiosos nipones y también indonesios y publicada en la gaceta ciencias del cerebro. Observaron que tras una sesión mínima de 16 horas de juego se generaba un incremento de la materia gris en el hipocampo y el cerebelo. Este cambio está exactamente asociado a un mejor desempeño de la memoria de trabajo.

Pero no todo es especial

Los desenlaces de este estudio, si bien alentadores, tienen que tomarse con precaución. Klingberg asimismo comentó sobre los desenlaces: “No hemos investigado los efectos de los hábitos de pantalla en la actividad física, el sueño, el confort o el desempeño escolar y, en consecuencia, no tenemos la posibilidad de decir nada sobre esto.”.

O sea, hay una secuencia de otras caracteristicas que no se han estudiado y que tienen la posibilidad de verse perjudicados por el largo tiempo de juego. A fin de que te hagas un concepto, en 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó el “trastorno del juego” en la Clasificación Estadística En todo el mundo de Patologías y Inconvenientes de Salud Relacionados.

Según la OMS, el trastorno del juego supone la pérdida de control sobre el tiempo de juego, la inversión de la prioridad de los juegos con relación a otras ocupaciones esenciales y asimismo la resolución de continuar jugando pese a comprender las secuelas negativas.

Los especialistas comentan que más allá de que los juegos para videoconsolas tienen ciertos provecho que en este momento se están conociendo, asimismo ocasionan daños a la socialización, la salud ocular y el avance infantil por norma general.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart