Microsoft liberó una corrección para Spectre que causa problemas en Windows

Microsoft lanzó una actualización de seguridad para mitigar las vulnerabilidades Spectre, que afectan a los procesadores de Intel. Debido a esto, surgió un nuevo problema: algunos equipos con Windows 10 han dejado de arrancar o tuvieron una caída de rendimiento después de la instalación de esta corrección. Pero no fue el único problema, ya que dicha correción también fue distribuida a usuarios con chips de AMD.

La corrección KB4100347 fue lanzada inicialmente en mayo de 2018 para Windows 10 y Windows Server 2016 con la finalidad de actualizar el microcódigo de procesadores Intel y los blindara contra la vulnerabilidad Spectre. Sin embargo, el 21 de agosto Microsoft actualizó esta corrección, sin informar exactamente lo que había cambiado. Y es justamente esta versión la que está provocando los problemas.

Un usuario de la red social Reddit se quejó de que cinco máquinas, la mayoría estaciones de trabajo con procesadores Intel Xeon E5 v4, no se inicializaron después de la actualización. No le sirvió de nada volver a un punto de restauración anterior; fue necesario entrar en el modo de recuperación de Windows y ejecutar una secuencia de comandos para deshacer los cambios causados por el KB4100347.

Microsoft corrección Spectre kb4100347

Algunos equipos con Windows 10 y procesadores Intel Core i3, i5 o i7 se quedan sin capacidad de dar arranque, atrapados en un bucle infinito de reparación automática, o tienen problemas de rendimiento al reproducir música, usar Chrome u otras aplicaciones. Si eso está sucediendo con tu PC, una solución temporal consiste en revertir el parche siguiendo estas instrucciones.

Lo extraño es que la actualización se ha distribuido igualmente para ordenadores con procesadores de AMD, que no ejecutan un microcódigo de Intel, por supuesto. La buena noticia es que aún no hay informes de que estos equipos estén presentando los mismos problemas.

Este es un capítulo más de la novela Meltdown y Spectre, los fallos que afectan a casi todos los procesadores fabricados en los últimos 20 años. En el pasado, los equipos con AMD también dejaron de dar arranque después de una actualización de Microsoft. En ese momento, Intel llegó a pedir que los usuarios no instalaran las correcciones; y las primeras versiones daban pantalla azul de la muerte, además de reducir el rendimiento.

Fuente: MSPoweruser

Más artículos en TecnoBreak

Leave a Reply