Minería de criptomonedas: Kazajistán comienza a sufrir crisis energética

Altavoz inteligente Echo Dot

Tras el apogeo de la minería de criptomonedas, la gloriosa nación de Kazajistán entra en una crisis energética, que supuestamente terminará con las huertas mineras que llegaron al país después de que la práctica fuera prohibida en China.

En el mes de mayo del actual año, el gobierno de China impuso sanciones estrictas a la industria minera de criptomonedas, lo que provocó la migración de huertas a países vecinos.

¡Tú asimismo deberías ojearlo!

Precisamente, los mineros eligieron por países ricos en elementos energéticos, como es la situacion de Kazajstán, que se convirtió en el segundo país en el top de minería de criptomonedas, solo tras EE.UU.

A inicios del actual año, la gloriosa nación de Asia Central era un actor parcialmente pequeño en la escena mundial de las criptomonedas. Antes que China acabara con la minería del país, la tasa de hash de Kazajstán era 6,17 del total mundial.

Gráfico de tasa de hash global tras la prohibición de minería en China. Créditos: Centro de Cambridge para Finanzas Elecciones

No obstante, en el mes de agosto del actual año, el país representaba el 18,1% de la tasa global de hash, según el Centro de Cambridge para las Finanzas Elecciones.

De este modo comenzaron los inconvenientes energéticos, que brindaron rincón a una enorme crisis.

La crisis energética en Kazajstán no ocurriría sin la minería de criptomonedas

Todo empezó en el mes de octubre del actual año, en el momento en que la Compañía de Operación de la Red Eléctrica de Kazajstán (KEGOC) confirmó relativamente que se generarán cortes de energía en tres centrales eléctricas del país gracias a la creciente demanda de las compañías mineras de criptomonedas digitales.

Minería Criptomonedas Kazajstán
Un centro de datos de minería de criptomonedas en Kazajstán en el mes de noviembre del actual año tras los cortes de energía. Créditos: Reuters

En el mes de noviembre, el ministro de energía del país firmó un convenio con KEGOC y el Centro de Datos de Kazajstán y la Asociación de Industrias Blockchain para garantizar las fuentes de energía para los mineros registrados.

No obstante, KEGOC se retirará del trato y empezará a racionar la energía. Así, los mineros de criptomonedas han comenzado a cerrar sus operaciones y dejar de invertir en el país.

Los mineros de criptomonedas aseguran que el gobierno de Kazajstán los engañó a fin de que abandonasen el país y afirmaran que la red eléctrica está obsoleta, de ahí la crisis energética.

Didar Bekbauov, principal creador de la compañía minera Xive de Kazajstán, aseveró que el país «ha empleado la minería de criptomonedas como chivo expiatorio» para justificar la crisis energética.

Los mineros que se han quedado en el país hallan maneras de lograr que la industria sea mucho más sostenible a fin de que las monedas digitales prosigan fluyendo.

Minería Criptomonedas Kazajstán
Granja minera de criptomonedas Enegix en Kazajstán. Créditos: CoinBase

Kazajstán halla maneras de eludir que los mineros escapen del país

En 2020, Kazajstán estableció una legislación sobre minería de criptomonedas. Esto transformó al país en un paraíso para los mineros, puesto que aparte del estímulo del gobierno, había abundancia de energía.

La intención del gobierno de Kazajstán, como es natural, era acrecentar las arcas del gobierno federal a través de la introducción de un impuesto de 0,0023 dólares estadounidenses EE.UU. en kilovatios-hora de electricidad usada por las compañías registradas.

Minería Criptomonedas Kazajstán
Compañía minera de criptomonedas que trabaja en Kazajstán. Créditos: Reuters

No obstante, para asegurar esta transferencia, el gobierno debe solucionar los inconvenientes energéticos.

En el mes de noviembre, al tiempo que el acuerdo KEGOC, el presidente de Kazajstán, Kassym-Jomart Tokayev, anunció que el país se encontraba teniendo en cuenta la energía nuclear como una alternativa para la creciente demanda.

En ese instante, Tokayev mencionó que el país debería tomar una resolución impopular, dado el futuro económico de la nación. Esa resolución sería, por consiguiente, la construcción de una central de energía nuclear en el país.

La resolución se considera impopular por el hecho de que, históricamente, Kazajstán fue el ámbito donde la Unión Soviética probó sus armas nucleares. De 1949 a 1991, la URSS empleó el norte de Kazajstán como ámbito primordial para evaluar bombas nucleares.

Como resultado, mucho más de 1,5 millones de pobladores de Kazajstán han quedado expuestos a la radiación.

Fuente: Nikkei Asia

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart