Placa base para juegos de PC: consulte los consejos para elegir el modelo adecuado | platos

Obtener una placa base es una labor primordial en el momento de montar un nuevo PC. La parte es la base de todos los otros elementos de hardware y cambiará según múltiples puntos, incluyendo el procesador empleado, con independencia de si es Intel o AMD. Además de esto, asimismo es esencial estar atento al soporte de especificaciones como el overclocking, o aun las dimensiones físicas, que tienen la posibilidad de señalar si un modelo tiene algunas tecnologías o no. Con eso en cabeza, el TechTudo reunió los primordiales puntos a tomar en consideración al seleccionar una exclusiva placa base.

  • Placa base AM4: aprende a escoger el modelo perfecto para los chips Ryzen
  • ¿De qué manera comprender la placa base de la PC? Descubra el modelo desde el símbolo del sistema

Sepa qué buscar en una placa base novedosa para crear su PC para juegos — Fotografía: Laura Martins/TechTudo

¿Deseas obtener celular, televisión y otros modelos con descuento? Conocer Cotejar TechTudo

¿Qué género de procesador?

La primera preocupación que tienes que tener al buscar una placa es comprender qué género de procesador vas a usar. Si ahora tienes una únidad central de procesamiento Intel, o comprarás una exclusiva, precisarás una placa base coincidente con los procesadores de la marca. Lo mismo sucede con AMD: una tarjeta llevada a cabo para acompañar a los procesadores Ryzen no aceptará los Core i de Intel.

En el momento en que haya decidido la marca del procesador, debe tomar en consideración a qué generación o familia forma parte por el hecho de que eso va a decidir qué género de zócalo (el ajuste físico entre el procesador y la placa) precisa.

La decisión de una placa base es dependiente de la marca de procesador que utilice — Fotografía: Disclosure/Gigabyte

Por ahora o sea mucho más simple con los procesadores AMD, ya que el único socket que emplea la marca para Ryzen y APUs (desde 2017) es el AM4. Si ese es tu caso, merece la pena buscar de manera directa tarjetas que tengan un zócalo AM4.

Para los chips de Intel, las cosas son un tanto mucho más complicadas, puesto que la marca atraviesa un periodo de transición: los procesadores de sexta, séptima, octava y novena generación encajan en el zócalo LGA1151. Los modelos mucho más nuevos de décima generación necesitan el nuevo zócalo LGA1200. Si tu presupuesto es mucho más cómodo, y tienes el ojo puesto en artículos como Threadripper de AMD, o Core Extreme y Xeon de Intel, los sockets son, respectivamente, el TR4 y el LGA2066.

¿Haces overclocking?

El overclocking es la práctica donde el usuario altera los factores de desempeño del procesador a fin de que tenga ingreso a mucho más capacidad y de esta forma ande mucho más veloz. La carga del overclocking es el peligro de dañar los frágiles circuitos internos del procesador, aparte de achicar la vida útil de los elementos.

Las tarjetas con un óptimo soporte de overclocking por lo general son mucho más caras — Fotografía: Disclosure / Asus

Elegir si llevar a cabo overclocking o no es esencial por el hecho de que debe asesorar su búsqueda de tarjetas que respalden la práctica. Entre los modelos para únidad central de procesamiento AMD, el overclocking solo es viable en placas base mucho más caras.

En la situacion de Intel, lo que limita el overclocking es el modelo de procesador. No obstante, asimismo es una gran idea investigar modelos de placa mucho más robustos para únidad central de procesamiento de marca. El fundamento reside en que las placas base gaming enfocadas al overclocking traen elementos electrónicos de más calidad y durabilidad, como capacitores y otros. Este elemento es fundamental a fin de que su tarjeta brinde soporte y seguridad al sistema en el caso de overclocking.

Pero, si no está entusiasmado en jugar con el overclocking, la buena nueva es que su rango de opciones incrementa, de la misma los costos promedio caen.

El grupo de chips es un género de controlador responsable de una secuencia de funcionalidades en la placa. El ingrediente establece qué plataforma de trabajo USB funciona, tiene un encontronazo en la proporción de ranuras para tarjetas de vídeo, interfaces para SSD y HD, entre otros muchos ejemplos. Como hemos visto previamente, los conjuntos de chips de overclocking asimismo son mucho más costosos.

El grupo de chips establece el grupo de funcionalidades de la placa; opciones de entrada como el A320 (en la fotografía) sirven a la enorme mayoría de los clientes — Fotografía: Disclosure/ASRock

La diferencia entre los modelos sencillos y las opciones mucho más costosas en la cartera de AMD y también Intel está relacionada con puntos como la proporción de puertos USB aceptados, la proporción de ranuras PCIe x16 que marchan en 16 carriles, la proporción de puertos SATA y inconvenientes relacionados con las configuraciones de RAID. Esencialmente, es viable crear una vigorosa PC para juegos utilizando una placa base económica.

En términos en general, si su PC para juegos solo precisa una tarjeta gráfica y ciertas entidades para guardar sus datos, puede achicar los costes y escoger los conjuntos de chips de nivel de entrada de AMD y también Intel. Por el lado de Intel, son las placas H310, H370, Q370 y B370 para LGA1151 y H410, B460, H470 y Q470 sobre LGA1200.

Un paso adelante, en la situacion de Intel, son los Z370 y Z470. Estas interfaces están mucho más pertrechadas y se muestran en la parte de arriba de las tarjetas de línea en el mercado de los players, y asimismo aceptan overclocking con procesadores compatibles.

¿Sabes qué modelo es tu placa base de hoy? Aquí le exponemos de qué manera descubrirlo:

De qué manera hallar el modelo de su placa base

En la situacion de AMD, los chipsets rentables son A320, B350 y B450, de los que solo el primero no proporciona overclocking. Otro aspecto es que sólo algunas de las tarjetas con estos chipsets tienen la posibilidad de ser compatibles con procesadores Ryzen de tercera generación (A320 y B350 no aguantan procesadores Ryzen de cuarta generación). Quienes deseen una placa base mucho más pertrechada tienen la posibilidad de tener chipsets AMD mucho más terminados en los modelos X370 y X470.

Para ofrecer soporte a la cuarta generación de Ryzen, en este momento puede añadir a su lista de compras tarjetas que emplean las novedosas ediciones de las interfaces AMD: los chipsets A520 en ediciones de nivel de entrada, el B550 en el rango medio y el X570 en el máximo de gama. -las ediciones de línea.

Número de memorias y ranuras para tarjetas

Generalmente, las placas base van a tener 4 ranuras de RAM, lo que le dejará modificar de forma fácil sistemas con 16 GB, que basta para juegos ahora mismo, aparte de aceptar futuras actualizaciones. Las placas mucho más pequeñas, como las mini-ITX, sacrifican ranuras gracias a la reducción del espacio y solo tienen la posibilidad de tener 2. Las opciones mucho más enormes para el segmento HEDT tienen la posibilidad de llegar a ocho.

Las placas de formato ATX tienen una aceptable proporción de ranuras de memoria — Fotografía: Disclosure/Gigabyte

Si está creando una PC desde el princípio, una gran idea ahora mismo es estar atento a las tarjetas que proponen PCIe 4.0 para disponer una tarjeta de vídeo. El último ómnibus PCIe de cuarta generación puede asegurar que su tarjeta continúe actualizada a lo largo de años tras la adquisición. Desde la perspectiva del almacenamiento, PCIe 4.0 asimismo es requisito por el hecho de que deja la utilización de SSD de muy gran velocidad.

Otro aspecto es la proporción de interfaces PCIe. Si solo precisa disponer una tarjeta de vídeo, no hay secreto: prácticamente el 100% de las placas base en el mercado cumplen con este método. Pero si se precisan ranuras para hardware agregada, como una tarjeta de atrapa o un acelerador de sonido profesional, por servirnos de un ejemplo, puede ser un caso investigar mucho más de cerca las tarjetas con mucho más ranuras PCIe libres.

Dimensiones, puertos y también interfaces

Las placas base tienen la posibilidad de cambiar bastante en lo que se refiere a dimensiones físicas: esos que desean hacer un PC sólido, para dejar en la habitación o que no ocupe bastante espacio, acostumbran a decantarse por modelos mini-ITX o mATX. Sólidos, dismuyen en buena medida el volumen que ocupa la PC, pero tienen la posibilidad de sacrificar especificaciones como el número y la pluralidad de interfaces para conseguir un tamaño mucho más pequeño.

Es esencial estar atento a las generaciones y la proporción de USB, aparte de sugerir PCIe 4.0 al obtener una tarjeta en un largo plazo — Fotografía: Divulgación / Asus

En lo que se refiere a los puertos, es esencial estar atento al número, en tanto que hay tarjetas con 10 o mucho más USB, pero asimismo en las generaciones. Actualmente, el estándar USB mucho más veloz es 3.1 Gen2, que garantiza velocidades de hasta 10 Gigabytes/s. Puede ser una gran idea cerciorarse de que su placa tenga ciertos de estos puertos, pero asimismo puertos USB 2.0 viejos que puede conectar a un mouse y teclado sin pérdida de desempeño.

Los puertos USB-C asimismo son deseables, y si son compatibles con 3.1 Gen2, aún mejor. Estos puertos te dejarán conectar teléfonos celulares y nuevos complementos para gozar de mayores velocidades de carga y transferencia. Asimismo hay tarjetas de primera línea con puertos Thunderbolt 3, una característica que puede ser importante para los individuos mucho más rigurosos.

En caso contrario, compruebe si el puerto Ethernet brindado es Gigabit estándar, mucho más veloz o Fast Ethernet. Hay modelos de tarjetas con Wi-Fi que viene dentro, pero ten en cuenta que esto no es una regla y resulta conveniente preguntar la ficha técnica de cada modelo en el caso de duda. Y si la tarjeta no posee Wi-Fi incorporado, deberá sacrificar una ranura para disponer una tarjeta de red periférica.

Las tarjetas de entrada, con un grupo de chips mucho más accesible, complacen las pretensiones de quienes quieren construir una PC para juegos — Fotografía: Disclosure/Gigabyte

Las placas base importan, y eso no significa siempre gastar bastante dinero para tener una PC fuerte, puesto que es viable tener una unidad mucho más fácil, renunciando a lujos, pero sin perder las primordiales características para crear una aceptable PC.

En el mercado nacional, hay opciones con el chipset H110 de Intel, usado en modelos de nivel de entrada y coincidente con procesadores de sexta a novena generación, por costes en el rango de R$ 450. Lo mismo sucede con el chipset A320 de AMD, pero si su chip es de tercera generación, merece la pena estar pendiente de si la parte marcha con el chip. Tarjetas con H310 para Intel y B360 para AMD asimismo se muestran con costes atrayentes, y más utilizadas opciones rondan los R$ 600.

Las tarjetas de alto rango, con elementos electrónicos de más calidad, compatibilidad con overclocking y funcionalidades destacadas, son mucho más caras. Hay modelos con distintas chipsets que tienen la posibilidad de empezar en R$ 1.100 y llegar de forma fácil a R$ 1.500.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart