Por qué el entretenimiento necesita un Spider-Man para cada generación

¡Aviso! ¡El próximo artículo tiene dentro enormes spoilers de Spider-Man: No Return Home!

A esta altura, muchas personas debe existir visto la última aventura de Spider-Man de Tom Holland en los cines. Y, como es natural, todos y cada uno de los entusiastas han de estar en concordancia en que entre los instantes mucho más emotivos de la proyección fue el acercamiento de tres generaciones del Amigo del Vecindario en la pantalla grande, con la participación de Tobey Maguire y Andrew Garfield.

El acercamiento de tres actores de diferentes generaciones interpretando al mismo superhéroe jamás había ocurrido en el cine. Y ese hecho sin precedentes me llevó a redactar nuevamente sobre algo en lo que he estado pensando a lo largo de años: de qué manera Spider-Man precisa un gerente para cada generación. Es como el rock en la música: todos entendemos que hay los tradicionales, los atemporales; pero siempre y en todo momento hay canciones que revitalizan los elementos básicos y los actualizan según las dificultades y anhelos de cada novedosa casta de jóvenes, mucho más en este momento que todo cambia tan veloz.

Vea conmigo de qué forma estuvo pasando esto a lo largo de un buen tiempo con Spider-Man, y por qué razón es tan preciso para nosotros seguir sosteniendo la industria del diversión online con su audiencia.

La caída del héroe y el “resurgimiento” de Spider-Man

Los últimos años de la década de 1980 y toda la década de 1990 fueron un desastre para la industria de los héroes. Las fórmulas inocentes de la Edad de Oro de los tebeos habían sido olvidadas, la ciencia ficción de la Edad de Plata de los tebeos precisaba ser revitalizada, y el lado crudo, violento y feo de los individuos controlaba la prioridad de los que leen.

La audiencia avejentaba, sin renovarse, y las historias no iban a la altura de la edad de los que leen; tampoco hicieron la vida considerablemente más simple para los principiantes, pues era bien difícil sostenerse cada día con la cronología de Marvel Comics y DC Comics. Los editores han comenzado a apelar, ideando múltiples muertes y otros acontecimientos “escandalosos”, seduciendo al lector con el arte de unas escasas expresiones.

Las páginas de comienzo se multiplicaron en situaciones de crueldad y recomendaciones sexuales: fue a lo largo de este periodo que individuos como Wonder Woman y Sue Richards se dieron a conocer considerablemente más para enseñar piernas y escote que para formar parte verdaderamente en la narrativa. Fue en este ámbito que Marvel Comics se declaró en quiebra y el conjunto Marvel debió vender múltiples características intelectuales.

Ejemplo de de qué manera los editores apelaron a la sexualización de los individuos en la década de 1990 (Imagen: Reproducción/Marvel Comics)

Y, mira, uno tocó exactamente los derechos para amoldar Spider-Man a la enorme pantalla. A pesar de que los cómics de superhéroes estaban en ocaso y varios intentos acción en directo salió mal, las animaciones han comenzado a progresar a lo largo de la década de 1990: Spider-Man y X-Men fueron un éxito.

Entonces, a objetivos de la década de 1990, lo que ha dicho Michael Chabon en determinada Comic Con de San Diego se volvió aún más esencial para la industria del diversión. El escritor, ganador de un Pulitzer por el increíble libro Las pasmantes aventuras de Kavalier y Clay (apoyado en la vida y obra de un personaje que se confunde con el creador Jim Steranko, escritor y también ilustrador tradicional de Nick Fury) y que entonces sería el escritor de guiones de hombre araña 2interrumpió una discusión sobre por qué razón el público avejenta sin renovarse y también logró un manifiesto. De los cinco puntos que predicó, el más esencial fue:

Debemos dejar de contar historias que pensamos que los jóvenes de el día de hoy gozarán. Debemos contar historias que nos agradaban a su edad.

Un Spider-Man para cada generación

Entonces, sin pactar nada formalmente, pero absorbiendo múltiples críticas, la industria del diversión gradualmente empezó a llevar a cabo esto. Y Spider-Man es el más destacable ejemplo de eso. Pero antes de charlar de eso precisamente, debo contestar a el interrogante: «¿Por qué razón Spider-Man?»

Ya que no es un multimillonario que se levanta por la tarde y se disfraza de murciélago para ofrecerle una paliza al pobre. No es un hermoso alienígena campesino sureño de mandíbula cuadrada. Vive en una localidad real y lo apalean en la escuela, es pobre, vive con su tía. Es prácticamente bipolar: melancólico, relajado y sereno con apariencia de estudiante; alegre, hablador y bromista en el momento en que anda por las calles.

Spider-Man de Tobey Maguire (Imagen: Reproducción/Sony Pictures)

No todos tienen la posibilidad de ser Bruce Wayne o Clark Kent, Batman o Superman. Pero todos, en algún instante de su adolescencia, tuvieron algo de Peter Parker y Spider-Man. Vas a ver, asimismo amo a Batman y Man of Steel, pero seamos honestos, en un inicio están un tanto mucho más apartados de la verdad de los que leen. , singularmente los mucho más jóvenes. Esto es, es el héroe con el que la multitud mejor y primero se identifica. Por esa razón Neighborhood Friend es el mucho más habitual de todo el planeta.

Entonces, a inicios de la década de 2000, Sony, que había comprado los derechos para toda la vida del personaje, empezó a ver qué iba bien en la animación para entender mejor de qué manera podría cuadrar el Peter Parker de la década de 1960 hoy en día. Los cómics de Spider-Man siempre y en todo momento implicaron al personaje principal con la ciencia. Entonces eso asimismo debería estar que se encuentra en la licencia que se está construyendo, no solo en la trama, sino más bien asimismo en nuestra personalidad de Parker.

¿Y qué se encontraba mucho más ardiente en el campo de la ciencia en ese instante? Clonación y perturbación del ADN. Entonces, la trama de Hombre araña, de Sam Raimi, en vez de una araña radioactiva, trae una araña “genéticamente cambiada” que muerde al Peter Parker de Tobey Maguire, reescribiendo su ADN. De esta manera, disponemos el Escalador de Paredes en la versión 2000.

Spiderman desafinado

Si bien la trilogía de Sam Raimi tuvo éxito, singularmente en hombre araña 2, las adaptaciones de los cómics eran un emprendimiento en sus inicios. Y el mayor fallo de la empresa Sony en ese instante fue que deseaba cuadrar películas de héroes en géneros preestablecidos, en vez de situarlos en un ambiente dinámico que se actualizaba regularmente.

Aun con la llegada de Marvel Studios, con Hombre de hierro y El increíble Hulk, a objetivos de la década de 2000, Sony se resistió a determinados cambios; pero al tiempo apostaba con lo que pensaba que era lo destacado para Spider-Man: debe procurar estar comunicado con su generación, pues el público precisa verse en Peter Parker.

A inicios de la década de 2010, la audiencia cambió bastante. esa chavala que vio De vuelta para el futuro, hace veinte años, por el momento no se satisfacía con explicaciones que se reducían a un “condensador de fluído” en un elemento coloreado con apariencia de “Y”. Las películas de Batman, de la trilogía de Christopher Nolan, enseñaron de qué manera el público se atrae por algo mucho más creíble.

El Hombre Araña de Andrew Garfield (Imagen: Reproducción/Sony Pictures)

“Si una araña verdaderamente me muerde, ¿puedo transformarme en Spider-Man?” Esta pregunta se reitera durante la trayectoria de Spider-Man y, si bien quizás no sepa precisamente por qué razón, hubo un cambio primordial en Peter Parker de Tobey Maguire a Andrew Garfield: su origen por el momento no era solo un incidente científico.

La interpretación de Garfield marcó la diferencia y se ganó al público, pero lo que logró Sony en su instante dictaminó su fracaso con el emprendimiento de una exclusiva trilogía en la década de 2010: la trama metió genéticamente a la araña en la vida de Parker de una forma que fue prácticamente una coincidencia galáctica. Esto es, “no todo el que es picado por la araña puede transformarse en Spider-Man”.

Editar a história mirabolante 2 pais espiões y también uma combinação improvável de fatores em algo que poderia alzar somente o Peter Parker de Garfield no Escalador de Paredes tirou o maior charme do Homem-Aranha, que é o fato dele ser o “cara comum”, eu y tu. Además de esto, si bien esta versión tenía el lado del héroe mucho más fanfarrón y bravucón, al mejor estilo tradicional, Garfield en la versión de estudiante era bastante excelente y habitual para ser el «chaval común». Y ahí es donde entra el Spider-Man de Tom Holland.

Spiderverse de vuelta a casa

Entre las décadas de 1960 y 1980, Peter Parker pasó bastante tiempo en la escuela secundaria y la facultad. Y tanto en la trilogía de Tobey Maguire como en las películas de Andrew Garfield, Peter pasó volando por esta etapa. Y, vas a ver, es una etapa esencial del carácter, es en el momento en que crea su carácter y se prepara para las desgracias de la vida adulta con las adversidades de la adolescencia.

Kevin Feige, que había sido asistente de producción en las primeras películas de Spider-Man de Sam Raimi, lo sabía. Entre las enseñanzas aprendidas de los descalabros es que es imposible menospreciar a la audiencia y bastante menos intentar cuadrar las películas de héroes en géneros preestablecidos.

O El nuevo Spider-Man debió escapar del estante de «drama/acción» y hacer su género. Eso es lo que logró Marvel Studios, combinar múltiples géneros para tener el suyo, precisamente lo que ocurre en los cómics. El nuevo Spider-Man de Tom Holland precisaba ser una comedia trágica de secundaria como las películas de John Hughes y enseñar aventuras con un personaje que observaremos medrar en la película, como lo logró Harry Potter.

Spider-Man de Tobey Maguire (Imagen: Reproducción/Sony Pictures)

Y eso fue lo que sucedió: en la novedosa trilogía, no importaba el origen de los poderes. “Debemos dejar de contar historias que pensamos que los jóvenes de el día de hoy gozarán. Debemos contar historias que nos agradaban a su edad”, ¿no? No hay forma de entender precisamente lo que le agrada a cada generación, pero a todos les agrada Peter Parker y su viaje como un héroe puro, incorruptible y fuerte.

la animación Spider-Man: En el Spider-Verse asimismo asistió a dar a conocer la iniciativa de que “todos somos Spider-Man”. Todos tienen la posibilidad de ser héroes si son como Peter Parker. Ese es el misterio del éxito de la novedosa trilogía de Spider-Man y de la última película: vas a ver, ¡poseemos tres generaciones de Peter Parker en exactamente la misma historia!

Que esto ayuda de lección para Hollywood, que precisa proseguir formándose según cada generación, sin dejar atrás lo que provoca que individuos como Spider-Man sean tradicionales, atemporales.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart