¿Qué es la tasa de bits? ¿Por qué es tan importante en la calidad de los contenidos audiovisuales?

Altavoz inteligente Echo Dot

tasa de bits, que asimismo se puede llamar “tasa de bits”, no es mucho más que una medida para comprender la proporción de datos que se transmitieron en un período temporal concreto. La tasa de bits se expresa en kb/s (kilobits por segundo). Entonces, la tasa de bits nos comunica cuántos packs de 1000 bits se transmitieron por segundo.

El bitrate es una medida muy habitual en el momento en que charlamos de ficheros de audio, ficheros de vídeo o los dos, en la situacion de producciones audiovisuales. Pero la tasa de bits es especialmente esencial en el momento en que charlamos de transmisión, como YouTube, netflix, Spotify y otros muchos. Como norma establecida, cuanto mayor sea la tasa de bits, mejor va a ser la calidad de audio y vídeo.

Entonces, si un preciso servicio de transmisión da contenido con una tasa de bits alta, el tráfico de datos en sus servidores va a ser enorme. Y eso necesita una infraestructura de servidor mucho más grande. Prueba de esto es que a lo largo de la pandemia, donde el consumo de contenidos en uso contínuo ha incrementado substancialmente, las compañías han achicado el bitrate de sus películas y series. En caso contrario, no podrían aguantar la demanda.

Atención: la tasa de bits es diferente de la tasa de carga y descarga

Estos términos están relacionados entre sí, pero significan cosas distintas. La tasa de descarga es una cosa. La cuota de carga es diferente. Y la tasa de bits es algo totalmente diferente. Para entender mejor el término de tasa de carga/descarga, lea el próximo producto:

¿De qué forma marcha la prueba de agilidad de Internet? 4 opciones de velocímetro a fin de que sepas

Pero para comunicarlo resumidamente, en el momento en que andas transmitiendo una película o serie, la agilidad de tu conexión siempre y en todo momento puede ser exactamente la misma. No obstante, la calidad del contenido puede cambiar si la interfaz de transmisión incrementa o reduce la tasa de bits de los medios. En otras expresiones, si la interfaz de transmisión incrementa o reduce la proporción de packs de datos mandados por segundo.

Tasa de bits y calidad de transmisión

Si tienes mucho más de 30 años, tienes que rememorar la temporada en que acostumbrábamos a bajar música MP3 de eMule, Kazaa y otros programas por el estilo. Escogemos bajar esos ficheros con una tasa de bits de 320 kb/s, en vez de los ficheros habituales de 128 kb/s o 192 kb/s.

La razón era fácil. Los ficheros MP3 con tasas de bits mucho más altas, como 320 kb/s, traen frecuencias y datos de instrumentos e inclusive voz que se pierden en ficheros de 128 kb/s o 192 kb/s. Por ende, teniendo como propósito la «calidad de disco compacto», priorizamos la descarga de MP3 con tasas de bits mucho más altas.

Lo mismo sucede con las interfaces de transmisión recientes. Con la diferencia de que no tenemos la posibilidad de seleccionar el bitrate. Piensa 2 individuos: Fulano de Tal y Beltrano. Los dos tienen internet de fibra óptica de 400 Mbps y van a ver exactamente la misma transmisión de películas en resolución 4K.

No obstante, la calidad de audio y vídeo de la película que vio Fulano de Tal es preferible que la calidad de la película que vio Beltrano. Esto puede suceder aun con exactamente la misma resolución y agilidad de conexión. Solo cambia la tasa de bits. Recuerda: la proporción de packs de datos transmitidos por segundo perjudica de forma directa la calidad de las producciones audiovisuales.

La pandemia logró que las compañías redujesen el bitrate

En 2020, el planeta entero se detuvo gracias a la pandemia del nuevo coronavirus (SARS-CoV-v2). Con la mayor parte de la población en el hogar, el consumo de medios de transmisión ha incrementado sensiblemente.

Y este incremento excepcional en la utilización de Internet puede sobrecargar la infraestructura de los servicios de transmisión. Y no me refiero solo a interfaces de vídeo, sino más bien asimismo a interfaces de música (Spotify y Deezer) y interfaces de juegos, como PSN, Xbox Live y Nintendo Switch En línea.

Con miles de individuos entrando a los servicios al tiempo, posiblemente los servidores no logren conducir todas y cada una de las peticiones y acaben fallando. es como un ataque DDoS hecho sin estimar.

Para eludir estos inconvenientes, múltiples compañías que trabajan con contenidos audiovisuales en uso contínuo han bajado el bitrate de sus materiales. Entre ellos están Netflix, Amazon, YouTube, Apple, Disney y Fb. Al achicar la tasa de bits, la calidad de los vídeos reduce un tanto. Pero esto contribuye a proteger la integridad de los servidores.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart