¿Qué es y cómo desarrollarlo?

El ecosistema de aprendizaje está cobrando fuerza en la actualidad debido a la demanda de una mayor integración y colaboración en la sociedad y, principalmente, en el ámbito laboral.

La idea del trabajo individual, con turnos descentralizados y procesos centrados en el individuo, resultó ser ineficiente y poco estratégica con el paso de los años. La perspectiva, por tanto, de que la especialización y el éxito están ligados al esfuerzo y trabajo de una sola persona no se sostiene.

El hallazgo, por supuesto, se reflejó en varias áreas de la sociedad, destacando la demanda de más colaboración, cooperación e intercambio de conocimientos, habilidades y experiencias. Potencializando resultados y generando una serie de beneficios para la sociedad, las empresas y el individuo.

Es precisamente en este escenario que el ecosistema de aprendizaje se hace evidente.

Entendamos qué significa exactamente este término, ¿cómo desarrollar un ecosistema de aprendizaje y qué recursos son fundamentales?

¿Qué es un ecosistema de aprendizaje?

Para entender el ecosistema de aprendizaje, recordemos la definición del primer término, cuya explicación está en la biología, más precisamente en la Ecología. Ecosistema es el término utilizado para definir la comunidad de organismos de las más variadas especies, el medio ambiente, sus recursos y la interacción entre ellos.

La idea es que la conjunción de todos los elementos físicos, químicos y naturales convivan de forma armoniosa y colaborativa.

Como puedes imaginar, el ecosistema de aprendizaje trae este contexto a la Educación, incentivando y capacitando a todos los agentes para que contribuyan a promover el conocimiento.

Y no hablamos solo de directivos y docentes, incluimos a estudiantes, tutores y sociedad en el ecosistema de aprendizaje. Además, por supuesto, de la estructura física de las instituciones educativas, sus recursos pedagógicotecnologías, herramientas y estrategias.

El objetivo del ecosistema de aprendizaje es transformar el educación tradicionalcentrado en el docente como único poseedor y propagador del conocimiento, para establecer intercambios horizontales.

Así, acercamos al alumno al papel de protagonista de su aprendizaje, capaz de intercambiar saberes, habilidades y saberes. Además de recibir autonomía para buscar su proceso de asimilación, descubrimiento y crecimiento.

De esta forma, tenemos una integración mucho más rica entre agentes, entornos y recursos para el individuo y para la sociedad.

¿Cuáles son las características clave de un ecosistema de aprendizaje?

Podemos decir que los principales recursos de un ecosistema de aprendizaje son:

  • los agentes – estudiantes, tutores, directivos, docentes y colaboradores;
  • el entorno – escuela, sociedad, hogar, etc.
  • y la estructura: herramientas, materiales, tecnologías.

Gran parte de los recursos del ecosistema, así como en biología, ya están presentes en la sociedad. La gran diferencia está en la interacción que se produce entre ellos, operando todos de forma integrada y colaborativa.

Importancia de un ecosistema en la educación

Como ya se ha demostrado en las metodologías de aprendizaje activo, el ecosistema educativo tiene numerosos impactos positivos en el proceso de aprendizaje. Al fin y al cabo, al situar al alumno como protagonista, conseguimos una mayor identificación con el entorno escolar.

Además de estimular el pensamiento crítico, la autonomía e independencia para buscar el conocimiento. Con ello tiene acceso, desde el principio de su formación, a una de las habilidades más importantes: la aprende a aprender🇧🇷

Esto, por supuesto, repercute positivamente en su participación y la de sus responsables en el ámbito escolar, además de facilitar la asimilación, estimular la creatividad e intensificar las relaciones. Después de todo, en el modelo de ecosistema de aprendizaje, se fomentan y estimulan los intercambios para el crecimiento colaborativo e integrado.

Cómo desarrollar un ecosistema de aprendizaje

Te habrás dado cuenta que las metodologías actuales, activas, interactivas y dinámicas tienen valores claros, que deben desarrollarse en la raíz de la institución. Después de todo, corresponden a cambios en la sociedad y no se ocupan de tendencias o cambios superficiales.

Saber desarrollar un ecosistema de aprendizaje debe por tanto comenzar en la cultura organizacional de la institución. Establecer y fomentar los intercambios e interacciones entre todos los agentes educativos y el entorno educativo.

De esta forma, es posible insertar los pilares y recursos de un ecosistema de aprendizaje en todos los sectores y procesos de la institución. Del proyecto político pedagógico a la coordinación pedagógica, plan de claseactividades y metodologías aplicadas.

Al absorber e insertar este pensamiento de colaboración y cooperación, la práctica del ecosistema de aprendizaje se vuelve más natural y fluida. Con la inserción de estrategias de aprendizaje activo, tecnologías que estimulen la interactividad, actividades más desafiantes, creativas y dinámicas.

Y, por supuesto, al fomentar los intercambios, la institución es capaz de identificar las demandas de la comunidad, estudiantes y tutores, y puede ofrecer soluciones aún más ricas. Generando así un ciclo de colaboración, mejora y crecimiento.

Consejos para desarrollar un ecosistema de aprendizaje hoy

Uno de los mayores valores dentro del ecosistema de aprendizaje es trabajar las diferencias de manera agregativa. Es decir, dejamos de tratar las individualidades como obstáculos, que hay que afinar y moldear para que encajen en la sociedad, y pasamos a valorar estas cuestiones para añadir valor a las actividades.

Idealmente, la institución no solo respeta las diferencias y ofrece metodologías que se adaptan a cada estudiante según sus necesidades, sino que también fomenta la demostración y presentación de diferentes habilidades, conocimientos e intereses.

Después de todo, corresponde a la institución ofrecer un ambiente fértil para el desarrollo de los principios del ecosistema de aprendizaje.

  • Estimular el sentido de comunidad.

Dentro del ecosistema de aprendizaje tenemos una horizontalidad en el intercambio de conocimientos. Tanto entre los alumnos como en la relación con el docente, que ya no ocupa el papel de único poseedor y propagador de conocimientos, para ocupar el de guía, también abierto a recibir y absorber experiencias.

De esta forma, el sentido de comunidad se establece en la base pedagógica de la institución, para que todos los colaboradores puedan compartirla orgánicamente. Así, los estudiantes reciben este valor como premisa, haciendo más armoniosa y natural su experiencia en el ecosistema.

Incluyendo la relación de los estudiantes con la estructura, herramientas y tecnologías presentes en el ecosistema de la educación digital.

  • Utilizar los intereses de los estudiantes y de la comunidad como medios de aprendizaje.

Como se mencionó anteriormente, los principales recursos del ecosistema de aprendizaje son los agentes insertos en él. Después de todo, con la colaboración, podemos utilizar las habilidades, los intereses y el conocimiento de los individuos en beneficio del conjunto.

De esta forma, los docentes y guías de conocimiento pueden identificar los intereses de los estudiantes y de la comunidad y utilizarlos como herramientas pedagógicas. Como hemos hecho en la gamificación, en aula interactiva y en metodologías activas de aprendizaje.

Así, es posible generar una mayor identificación en el aula, impactando positivamente en el compromiso de los estudiantes y, en consecuencia, en el proceso de enseñanza.

  • Centrarse en el ecosistema de la educación digital

Hoy, para desarrollar un ecosistema completo e integrable, es fundamental invertir en digital. Insertando, por tanto, tecnología, contenidos digitales de calidad, con múltiples formatos ya través de herramientas que desafíen a los estudiantes.

De esta forma, acercamos el interés de los alumnos al proceso de aprendizaje y no necesitamos competir por su atención con los numerosos recursos tecnológicos presentes en la palma de la mano.

Después de todo, cuando la escuela trae cuestionarios, juegos, formularios inteligentes e innovación al ambiente escolar, demostramos que la tecnología es un aliado y no un enemigo de la educación.

Quizás estés pensando, invertir en modernización e innovación tecnológica no es para todas las instituciones. Después de todo, es necesario tener una estructura, conocimiento y capital para participar en la transformación tecnológica.

En efecto, modernizar la estructura tecnológica es un proceso robusto que demanda estudio y, sobre todo, apoyo.

Safetec Educação puede ayudar en este proceso y traer innovación a su escuela.

Póngase en contacto con nuestro equipo ¡y aprenda cómo podemos ayudarlo a alinear la tecnología con su método de enseñanza, para proporcionar un entorno de aprendizaje mucho más rico!

¡Y lo mejor, con soluciones a la medida de su demanda, expectativas y posibilidades!

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart