¿Qué es y cómo funciona la tecnología VRR?

Altavoz inteligente Echo Dot

La tecnología VRR se emplea en televisores y monitores para sostener una variación segura en los escenarios de continuidad de actualización de la pantalla según el contenido que se expone. Impide que las variantes de FPS y de tasa provoquen desgarros en la imagen, afectando de esta manera la experiencia singularmente en los juegos.

Vea de qué forma marcha, su relevancia y entienda mejor los conceptos de continuidad de actualización y FPS en nuestro producto dedicado.

Lea asimismo:

Próximamente vamos a tener monitores con tasa de refresco de 540 Hz
Llega tasa de refresco variable para 15 juegos de PS5

¿Qué es la continuidad de actualización y FPS?

Para entender primero de qué manera marcha y su relevancia, ha de estar familiarizado con el término de continuidad de actualización en monitores o televisores. Esta tasa revela la continuidad con la que la pantalla refresca las imágenes, y es algo rapidísimo, cosa de ms. Esto quiere decir que cuanto mayor sea la continuidad de actualización, mucho más veloz procesará la pantalla las imágenes y mucho más dinámica va a ser esta imagen en movimiento, o sea, no se congelará ni se retrasará.

Singularmente para esos que juegan, esto puede marcar gran diferencia. Las pantallas que tienen una continuidad de actualización baja con frecuencia detallan un movimiento raro. Esto se origina por que cuanto mayor es la continuidad de actualización, mucho más imágenes se detallan en un intervalo de tiempo preciso y, por ende, los ojos perciben un movimiento mucho más fluido.

El FPS es algo muy semejante, pero no igual. Este acrónimo es Frames per Second, que en portugués significa fotogramas por segundo y mide la aptitud de la tarjeta gráfica para dibujar una proporción de fotogramas en la pantalla cada segundo.

Para comprenderlo mejor, observemos un caso de muestra muy sencilla. Si tomas un cuaderno y dibujas una muñeca en la esquina de múltiples hojas con el pie hacia adelante y pasas estas hojas velozmente, es tal y como si se estuviese moviendo. Como en el ejemplo de abajo.

https://www.youtube.com/watch?v=AF9DxWZqUSA

Eso es esencialmente lo que ocurre con FPS. En los juegos, cuanto mayor sea el FPS, mucho más imágenes se forman con fluidez y sin cuelgues. Comunmente la media es de 60 FPS a fin de que ande bien, e inclusive puede ser de 30 FPS, pero con algún tartamudeo. Para los players mucho más rigurosos, lo idóneo es llegar a los 120 FPS o aun mucho más.

¿Y cuál es la relación entre la continuidad de actualización y los FPS? Fácil, la continuidad de actualización puede ser un aspecto limitante para FPS por el hecho de que los dos tienen que encajar. O sea, si tienes una consola que ejecuta un juego a 120 FPS, pero tu TV tiene una continuidad de actualización de hasta 60 Hz, la imagen del juego se sostendrá a 60 Hz tal y como si estuviese andando a 60 FPS.

O sea, de nada sirve que la tarjeta gráfica sea con la capacidad de dibujar un mayor número de fotogramas por segundo si la pantalla se restringe a una menor continuidad de actualizaciones.

¿Qué es la tecnología VRR y por qué razón es esencial?

tecnología VRR

VRR es el acrónimo de Variable Refresh Rate en inglés. En la traducción, este término significa tasa de actualización variable. Desde ahí, ahora puedes comprender que hablamos de una tecnología que puede cambiar la continuidad de actualización de la pantalla dependiendo del contenido que se muestre en ella.

Este ajuste lo realiza de manera automática la pantalla y en el mismo instante y debe ver con el frame rate que manda una consola o nuestro TV. De esta forma logra acrecentar este valor a fin de que los juegos se ejecuten de manera mucho más “despacio” y sin cuelgues. Para esos a los que les agradan los juegos confrontados en los que un tiro en el instante conveniente es primordial, esta característica indudablemente marca gran diferencia.

En otras ocupaciones, como en el momento en que andas observando una película o una serie en la televisión, la agilidad de fotogramas es considerablemente más baja y no acostumbra cambiar bastante, manteniéndose en el rango de 24 a 30 FPS (fotogramas por segundo). O sea, es una actividad que no necesita una continuidad de actualización altísima, por el hecho de que no haría mucha diferencia.

En los juegos, esta tasa no es tan permanente, con lo que cambia bastante en dependencia de múltiples componentes. En el momento en que la continuidad de actualización y los FPS no están acompasados, observamos el fenómeno llamado screen tearing, que tiende a suceder en el momento en que el juego está en alta resolución. En un caso así, como la pantalla no posee la tasa de refresco que se requiere para continuar la continuidad de fotogramas por segundo de los juegos, termina provocando imágenes con ciertas lágrimas.

De ahí que la relevancia del VRR, en tanto que esta tecnología provoca que estos valores se ajusten de forma automática, eludiendo que esto ocurra. El VRR responde dinámicamente a las variantes de FPS y, por consiguiente, consigue detallar una continuidad de actualización coincidente con estos cambios de cuadro.

G-Sync y Freesync son tecnologías VRR

tecnología VRR

Hoy esta tecnología ahora está que se encuentra en varios televisores, pero comenzaron a manifestarse en los ordenadores, más que nada en los monitores jugadores. Ciertas compañías tienen sus tecnologías VRR, como FreeSync de AMD y G-Sync de Nvidia.

Estas son ámbas mucho más populares y conocidas y tienen exactamente la misma función, las dos son tecnologías VRR. No obstante, aparte de los nombres, asimismo difieren en la manera en que marchan.

El G-Sync de Nvidia es un ingrediente, o sea, hardware, que está en el monitor. Por consiguiente, el desarrollador debe tener una licencia con Nvidia a fin de que su monitor tenga esta parte. FreeSync de AMD, por su lado, no requiere un ingrediente plus y la compañía provoca que su empleo sea mucho más gratis (de ahí el nombre), si bien la mayor parte de ellos están desarrollados por AMD. De ahí que es mucho más simple localizar monitores con tecnología FreeSync que G-Sync.

En los monitores jugadores en la actualidad es común conseguir modelos con VRR, al paso que en los televisores esto aún no es tan común. En un caso así, asimismo pertenece a la especificación del cable HDMI 2.1 e inclusive puede venir con otras peculiaridades que asistan y posibiliten este empleo como ALLM y HFR. Recordando que los televisores asimismo tienen la posibilidad de venir con Freesync o G-Sync.

En lo que se refiere a las consolas, en la actualidad los modelos de Microsoft como Xbox Series X, Xbox Series S, Xbox One X y Xbox One S tiene tecnología Freesync. La PlayStation 5 de la empresa Sony tiene HDMI VRR, o sea, la tecnología estándar oficial de HDMI 2.1.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart