Ofertas en tecnología

Revisión de F1: conducir para ganarse la vida | La temporada 4 amplía una batalla de gigantes

Altavoz inteligente Echo Dot

La feroz guerra entre Lewis Hamilton, de Mercedes; y Max Verstappen de Red Bull, punto próximo hasta las últimas vueltas del enorme premio final, con pinchazos, accidentes y inconvenientes especialistas, bien podría ser un razonamiento de película. La riña es asimismo la tormenta idónea para la cuarta temporada de F1: conducir para viviruna serie original de Netflix que se estrena este viernes (11) y, como era de aguardar, da un giro cerca de la rivalidad mucho más enternecedora del deporte en las últimas décadas.

El foco en los pilotos y las historias personales que implican incumplimientos de contrato, inconvenientes íntimos e inclusive enemistades entre compañeros aun llenan menos espacio en los nuevos capítulos, que están mucho más centrados que jamás en los acontecimientos en las pistas. Claro, F1: conducir para vivir no deja de lado la mirada fija, pero en el momento en que las supremacías se ven conminadas y los hechos de las carreras dejan a los espectadores con los nervios de punta, evidentemente esa sensación asimismo se transportaría a las pantallas.

Privacidad dentro y fuera de las pistas

F1: conducir para vivir va a contar con 10 capítulos en su cuarta temporada, y la TecnoBreak Tuvo ingreso a los 4 primeros, suficientes para enseñar los aires renovados de este nuevo año. Y o sea un reflejo directo de lo ocurrido en nuestra temporada de Fórmula 1, donde pilotos y escuderías conocidas ahora habituadas a estar en lo mucho más prominente protagonizaron una guerra como escasas se vió en los últimos tiempos. Lo “mejor del resto” asimismo pertenecen a la historia y en este momento tienen aún mucho más espacio en la serie de Netflix.

No es de extrañar que esta saga ocupe la mayoría de los capítulos iniciales de la novedosa temporada. Y mientras que Max Verstappen anunció que no participaría en la serie pues le incordiaban las excesivas rivalidades mostradas el año previo, el espacio lo llenaron sobradamente Lewis Hamilton y la encarnizada pelea entre Red Bull y Mercedes, que se lleva a cabo bajo el ojos de los directivos de los más destacados equipos.

La producción muestra una extraña mirada a la privacidad y personalidad de Toto Wolff, entre los hombres mucho más poderosos del deporte, a la que se aúna la cada vez mayor participación de Christian Horner. La personalidad siempre y en todo momento fría del directivo de Mercedes provoca que sus instantes de templanza y la presión a la que fue sometido en 2021 sean recordables, al paso que los siempre y en todo momento provocativos comentarios del directivo de Red Bull marcan la pauta de la no en todos los casos sana rivalidad que se respira en la temporada.

La rivalidad por el título asimismo se traduce en un trueque de críticas entre los directivos de equipo de Mercedes y Red Bull, Toto Wolff y Christian Horner; se puede decir que son los personajes principales de la novedosa temporada de F1: Drive for a Living (Imagen: Divulgación/Netflix)

Además de esto, Netflix asimismo soluciona ciertas críticas efectuadas a años precedentes de F1: conducir para viviruna. Tal y como si respondiera a descuides pasados, la serie se esmera por enseñar la amistad entre Lando Norris de McLaren y Carlos Sainz en su primer año en Ferrari.

Al tiempo, los nuevos capítulos aportan una extraña carga de dramatismo a Daniel Ricciardo, que hace aparición con una cara bastante menos sonriente de lo que nos encontramos familiarizados mientras que procura adaptar a McLaren tras dejar Renault y ve a su compañero de equipo considerablemente más fuerte.

Por otra parte, Haas está en el centro de entre los capítulos mucho más extraños de esta primera mitad de la temporada 4 de F1: conducir para vivir. La personalidad del directivo del equipo, Günther Steiner, reluce como siempre y en todo momento, en tanto que le observamos en entre los instantes mucho más trágicos de su trayectoria, peleando por hacer dinero y sostener al grupo de pie mientras que se encara a vanidades y a la sempiterna iniciativa extraña de tener Nikita Mazepin, hijo de su primordial patrocinador, como conduzco.

Una extraña escalada de hechos prácticamente transforma la relación entre Haas y la compañía rusa de fertilizantes Uralkali en una trama de héroes y villanos, al paso que, por lo menos en los primeros episodios, se ignoran completamente las acusaciones de acoso contra Mazepin. Al tiempo, Steiner surge de nuevo como una figura destacable, en esta ocasión no solo por los planos, sino más bien por realizar situación en frente de las cámaras un deseo infantil que crea ciertas imágenes ajenas mucho más preciosas de toda la producción.

Lo destacado esta por venir

McLaren está en el centro de entre los instantes mucho más definitorios de la novedosa temporada de F1: Drive For Alive, con un siempre y en todo momento sonriente Daniel Ricciardo que hace aparición cuestionándose a sí mismo en un equipo nuevo (Imagen: Folleto/Netflix)

El orden no siempre cronológico de la serie, que va y viene entre carreras cerradas como una manera de enseñar distintas ángulos y distintas competencias en exactamente la misma pista, asiste para reforzar la crónica de la temporada. Pero la fórmula asimismo crea extrañeza en el momento en que F1: conducir para vivir da el salto de Mónaco a Inglaterra, negando aun el dramático y extraño fallo cometido por Hamilton en el Enorme Premio de Azerbaiyán a un mero destello y un veloz comentario entre Toto y el conduzco.

Todavía de este modo, F1: conducir para vivir asimismo semeja ingresar en la cuarta temporada reconociendo su papel mejor que jamás. La serie sabe que ha expandido la audiencia de este deporte cerca del planeta y, con eso, asimismo semeja comprender que es un archivo de la temporada y sus misterios; las líneas bien escogidas de los comprometidos marcaron la pauta de un juego que tuvo varios giros y vueltas hasta su último acto.

Es interesante, por poner un ejemplo, ver el ánimo de derrota en Mercedes después de las consecutivas derrotas frente Red Bull y los inconvenientes mecánicos. Al tiempo, la victoria de Hamilton en el Enorme Premio de Silverstone en su Inglaterra natal se muestra como un punto de cambio prácticamente cinematográfico. Es como el viaje del héroe que, pese a no venir de abajo en un caso así, halla la fuerza y ​​el ímpetu para batallar hasta el desenlace en una guerra que parecía perdida.

Max Verstappen de Red Bull se negó a formar parte en el cuarto año de F1: Drive for a Living y semeja haber enseñado a la serie su papel como archivo, sin sopesar rivalidades que de todos modos no hay.

Lo mismo sucede con la citada situación de Daniel Ricciardo y McLaren, que comenzaron el año en una dura guerra contra Ferrari por el tercer puesto del Mundial de Constructores para interpretar varios de los instantes mucho más atrayentes de la temporada. Entran ganas, por instantes, de ofrecerle un abrazo al conduzco australiano, de aquí más adelante, y mencionarle que todo va a ir bien.

Los 4 capítulos vistos por TecnoBreak terminan exactamente en el instante en que escalan las tensiones, en el momento en que Mercedes y Red Bull se ponen el cuchillo en los dientes y se lanzan a la guerra. Cualquier persona que haya seguido la temporada 2021 conoce realmente bien el papel del directivo de carrera Michael Masi en los acontecimientos que llevaron al primer título mundial de Verstappen, con una corto aparición del directivo que exhibe que este habría de ser, sí, un tema abordado por la serie, quizás. poniendo fin a su tradición de intentar sostenerse ajeno de la disputa.

¿Merece la pena ver la temporada 4 de F1: Drive for a Living?

Una guerra por la cima de todo el mundo, como no se vió en la Fórmula 1 a lo largo de bastante tiempo, asimismo causó lo que semeja ser la mejor temporada de F1: Drive for a Living hasta el día de hoy.

La mejor temporada de Fórmula 1 en los últimos tiempos asimismo semeja haber producido el más destacable año para la serie de Netflix hasta hoy. Más allá de que las características del pasado prosiguen presentes, como los adelantos de los próximos episodios que son incomprensibles en un programa estrenado de cuajo y desarrollan reiteraciones, apreciamos un incremento en la calidad técnica y mucho más hondura en las historias conforme los pertenecientes del modalidad se sienta poco a poco más cómodo en frente de las cámaras.

Como siempre y en todo momento pasa, F1: conducir para vivir da diversión para esos que prosiguieron todas y cada una de las carreras y para esos que solo conocen la Fórmula 1 de pasada, pero les agradaría tener una observación mucho más profunda. Es posible que sea la primera oportunidad que esos que prosiguen el deporte tienen mucho más que absorber, pero hay algo para todos, así sean imágenes espléndidas, la buena trama de las tramas o la feroz rivalidad, que siempre y en todo momento fué un sello propio del deporte. y en este momento mucho más que jamás.

temporada 4 de F1: conducir para vivir se estrena en Netflix el viernes 11 de marzo, sirviendo de calentamiento para el comienzo de la temporada de Fórmula 1, cuya primera carrera tiene rincón una semana después.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart