Terremoto en México crea tsunami en ‘Agujero del Diablo’

Altavoz inteligente Echo Dot

Una vez que un terremoto de intensidad 7.6 azotara la costa oeste de México el primer día de la semana, un acuífero popular como Devil’s Hole en el Parque Nacional Death Valley en Nevada, USA, está alterado.

El técnico en ciencias biológicas Ambre Chaudoin grabó la situación en la gruta de piedra caliza en Nevada. En el vídeo, la voz de Chaudoin y las voces de otra gente a su alrededor fueron ahogadas por las olas rompiendo y chupando. El Servicio de Parques Nacionales estadounidense (NPS) anunció que había alcanzado mucho más de un metro de altura.

En el momento en que un terremoto sacude un lago u otro depósito de agua, este desarrollo lleva por nombre seiche. No obstante, en el momento en que sucede en un ámbito árido como el Parque Nacional del Valle de la Muerte, lo reconocen de manera coloquial como un «sunami del desierto».

Lectura: Youtube

Si bien este acontecimiento no es tan enorme como un sunami, estas olas son considerablemente más enormes de lo que comunmente se ve en esta gruta relativamente llena. Según el sitio de NPS, este terremoto en Devil’s Hole es un «indicio excepcional de actividad sísmica en el mundo entero». No obstante, la nota del portal NPS añade que enormes terremotos en sitios recónditos, como El país nipón, Indonesia y Chile, han perjudicado el agua del embalse.

Las especies marinas en el orificio se ven perjudicadas por los terremotos

En el hoyo ahora se han registrado olas de 2 metros de altura. A lo largo de acontecimientos extremos, el agua puede arrastrar algas y diatomeas hacia la parte alumbrada del pozo y esto puede representar un inconveniente grave para la población de peces, que vive apartada en el área. El perro bebé es una suerte de pez en riesgo de extinción que usa la parte alumbrada de la gruta de piedra caliza para desovar.

Todavía no está claro por qué razón los cachorritos se ven damnificados por el orificio. A dios gracias, no todos y cada uno de los sunamis del desierto son acontecimientos mortales para estas criaturas, pero precisamente se ven damnificados por la disponibilidad limitada de nutrientes libres en su hábitat de 152 metros de hondura.

Por contra, el movimiento de las olas asimismo puede asistir al ecosistema, puesto que esta actividad provee oxígeno al acuífero transcurrido un tiempo y limpia la abertura con materia orgánica. En un reportaje con el LA Times, el ecologista acuático de NPS, Kevin Wilson, mencionó que esta acción de limpieza en el cráter es «una suerte de reinicio del sistema».

Este fenómeno entre México y USA es buen recordatorio del poder de un desastre natural en tanto que, en dependencia de su intensidad, se puede impactar un ecosistema o especies descuidadas a una cantidad enorme de km de distancia.

¿Viste nuestros nuevos vídeos en YouTube? ¡Suscríbase a nuestro canal!

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart