The Boys en Amazon Prime Video no deberían usar el final de los cómics por estas razones

Altavoz inteligente Echo Dot

No te deben agradar los superhéroes para entender de la presencia de los chicos, la discutida y beligerante serie de Amazon Prime Vídeo que satiriza a los coloridos y ajustados superseres de la mitología actualizada. A propósito, si detestas a los individuos de DC Comics, particularmente, probablemente te agrade la atracción, puesto que la adaptación del cómic de Garth Ennis y Darick Robertson es una sátira morralla de Justice League.

Antes de llegar a las primordiales causas que previenen que la versión para uso contínuo tenga exactamente el mismo final, es requisito contextualizar un tanto el instante de la publicación de la gaceta para comprender todo el papel.

Billy Butcher, personaje principal de The Boys (Imagen: Reproducción/Dynamite Entertainment)

La década de 1990 puede considerarse una temporada de enorme caída para los superhéroes. Con fórmulas gastadas, falta de imaginación y una cronología bien difícil de proseguir, el mercado gobernado por Marvel Comics y DC Comics vio envejecer a sus audiencias sin renovarse; y de año en año, aun los que leen mucho más fieles modificaban a otros géneros de historietas.

El manga, el mercado sin dependencia y las historias para mayores han comenzado a cobrar considerablemente más importancia, en tanto que era en las publicaciones de estos nichos donde se generaban las ideas mucho más efervescentes de la temporada. Cabe apuntar que fue un periodo en el que Internet aún se encontraba en pañales, las adaptaciones de franquicias populares de los cómics a la televisión y el cine eran risibles y no aportaban mucha lealtad a los conceptos primordiales de las proyectos auténticos; y los modelos de negocio eran limitados y bastante sobresaturados para la llegada de los 2000.

ADVERTENCIA: Los contenidos escritos y también imágenes ahora tienen la posibilidad de contener recomendaciones inquietantes de sexo y crueldad que tienen la posibilidad de incomodar a ciertos leyentes.

A The Boys se les sucedieron ideas extremas justo a lo largo del renacimiento de los superhéroes.

Como se mentó previamente, los lados alternos del mercado triunfaron bastante espacio en los quioscos a lo largo de la década de 1990. Esto se origina por que, si bien el arte de los cómics de superhéroes ha evolucionado bastante, hubo una crisis de ideas entre los argumentistas estadounidenses.

Los contenidos escritos pobres en proyectos atractivos fueron usados en proposiciones afines a eso que el día de hoy conocemos como clickbaits, matando y sexualizando a individuos como Superman y Wonder Woman. La industria pagó el valor de usar a varios escritores que solo reproducían, de forma muy mediocre, una mezcla trasnochada de los cómics que leían, en un lenguaje que aún procuraba mucho más respeto en la civilización pop.

Exactamente en un instante en que crítica y público se disponían a consumir historietas mucho más maduras y complicadas, el ámbito de los superhéroes reculaba y ofrecía comburente a fin de que varios aún trataran estas publicaciones como “cosas de pequeños” o de jovenes disgustados.

En la década de 1990, hemos visto cientos y cientos de muertes de individuos en tramas que evocaban una continuidad retroactiva (la conocida retcons) en conclusiones vagas, que prestaron poco servicio a la evolución del Noveno Arte. Vas a ver, fue a lo largo de este periodo que Marvel Entertainment se halló en un callejón sin muchas opciones: o el mercado se encontraba apostando por resoluciones en un corto plazo con material menos cerebral y prácticamente completamente prescindible para franquicias en ocaso que precisaban un paso adelante; o intentando encontrar en otra sección la inspiración que precisaban. Y de esta forma fue como los derechos de creador de individuos esenciales del conjunto fueron vendidos con cláusulas absurdas a estudios como Fox y Sony, como una manera de lidiar con el desarrollo de quiebra por el que pasaban.

Los cómics de Boys eran considerablemente más pesados ​​que la adaptación (Imagen: Reproducción/Dynamite Entertainment)

Los títulos nipones invadieron las estanterías norteamericanas. Los artistas independientes lograron prestar ideas considerablemente más atrayentes. Y DC Comics, que había estado trayendo autores británicos al creciente sello para mayores Vertigo, decidió apostar por nuevos talentos que trajeron conceptos y tramas aún mucho más apasionantes, desafiantes y provocadores. Nombres como Warren Ellis, Grant Morrison y Garth Ennis florecieron en el sendero abierto por Alan Moore y Neil Gaiman.

Garth Ennis, a quien debemos resaltar aquí para charlar del tema que abordamos en el presente artículo, tuvo un ascenso meteórico en la gaceta de John Constantine, Infernal; y todo cuanto jugó tras eso pareció agradar a los que leen que estaban cansados ​​de exactamente la misma letanía poco creativa de títulos de superhéroes: predicador y la mas bromista sicario se transformaron en éxitos instantáneos.

Merece la pena apuntar que el espíritu de la temporada asimismo asistió: en la década de 1990 había una creciente preocupación por el objetivo de todo el mundo a inicios de la década de 2000; y los directores que usaron la ultraviolencia banalizada como herramienta de convulsión y humor negro fueron valoradísimos, entre ellos Quentin Tarantino y Guy Ritchie.

Garth Ennis, considerado un cruce entre Tarantino y Ritchie en los cómics, amplió sus ideas peculiares y transgresoras a títulos mucho más populares como Castigador. Pero a inicios de la década de 2000, Ennis parecía poco inspirado. Sus tramas y individuos se sintieron como resoluciones elaboradas, que vienen de la cabeza de un escritor de guiones agotado que sintió la presión de asumir bastantes títulos en un mercado dinámico.

Billy golpea, asfixia y aplasta la cabeza de un bebé con una lámpara, de la manera mucho más gráfica viable, en una secuencia muy mitigada en la adaptación televisiva.

Y los chicosque encaja aún mejor hoy en dia, llegó a eliminar el término de superhéroe justo en el momento en que Marvel y DC habían encontrado escritores capaces de revitalizar este mercado, con proyectos que verdaderamente lograban actualizar los elementos básicos del heroísmo de las Edades de Oro y Plata de los cómics en proposiciones que hablaran mejor con una exclusiva generación de leyentes sin espantar a los veteranos.

O sea, era considerablemente más preciso rememorar por qué razón Superman o Spider-Man son tan estimados, que quitarles relevancia con ácidas críticas que destacaban todo cuanto los dejaba desfasados, eclipsando sus características. La iniciativa era no cuestionar las cosas que no tenían sentido para honrar aquello que las hacía tan particulares; sino más bien eliminar —que es muy distinta de deconstruir— al superhéroe.

Escena de un arco de The Boys que «se inspira» en los X-Men para enseñar a un profesor que reúne a pequeños «particulares» con el propósito de agredirlos sexualmente (Imagen: Reproducción/Dynamite Entertainment)

Los Vengadores, por poner un ejemplo, que pasaron la década de 1990 dando vueltas en cómics sin inspiración, se estaban transformando en el buque insignia de Marvel en la década de 2000, con tramas electrizantes y individuos tradicionales reposicionados de una forma que se amoldaba considerablemente más a la audiencia y la civilización de la temporada. de lo que observamos en las películas y series de Marvel y DC está inspirado en las ideas usadas por los editores para revitalizar sus franquicias entre mediados de la década de 2000 y principios de la década de 2010.

La caída de Ennis y el humor rayano en el mal gusto en The Boys

Si bien todos y cada uno de los individuos duros con trayectorias, niveles y individuos secundarios se repitieron en la mayor parte de sus proyectos a inicios de la década de 2000, había muchas opciones de que volviese a relucir. Jim Lee, un artista exitoso que aprovechó los títulos de X-Men en la época de la década de 1990, decidió regresar a las considerables editoriales y llevó su estudio Wildstorm a DC Comics.

Como el sello Wildstorm ahora venía publicando material que experimentaba con el mainstream de los superhéroes con proposiciones mucho más adultas, como autoridad y planetarioJim Lee pensaba que era hora de «recobrar» a Ennis con una exclusiva serie, cuyo propósito era deconstruir a los superhéroes en una situación considerablemente más beligerante que absolutamente nadie había visto en un cómic del género.

Los Siete en The Boys Comics (Imagen: Reproducción/Dynamite Entertainment)

de esta manera nació los chicos, en 2006. Solo… Ennis parecía estar todavía estancado en los 90. Apostaba por ideas considerablemente más transgresoras e inclusive impúdicas. Ahí se encontraba su característico sarcasmo y también atrayentes ideas, con diálogos bien construidos y tramas que enganchaban a los que leen con mucho más de lo mismo en perspectivas realistas. Pero…

Te puede interesar:  Estrenos de Netflix esta semana (25/02/2022)

…muchas de las acrobacias y hábitos de los individuos transmitían ideas considerablemente más próximas a rechistes pésimos y también insultos gratis que a los conceptos provocativos del pasado. La orgía, la depravación, la utilización recurrente de drogas, el incesto, la crueldad extrema y otros temas alén de la polémica por el momento no se utilizaban como herramientas hábiles en la crítica cáustica; o para crear instantes de anticlímax y barrancos seductores

Los cómics de The Boys (Imagen: Reproducción/Dynamite Entertainment)

En verdad, el shock gratis parecía ser la mayor razón para los chicos hay, que eclipsaron aun muchas de sus ideas mucho más atrayentes para la gaceta. Y después sucedió algo que todos pensaban que sucedería bastante antes. Wildstorm se había fusionado con DC Comics, y muchas personas se preguntaba en todo momento de qué manera DC sostuvo el título por mes hasta el número seis. La serie fue prohibida en DC, evidentemente, en tanto que sátira exactamente a los mayores iconos de la editorial. Entonces, Dynamite Entertainment se encargó de la publicación.

Los asaltos de Ennis al modelo de superhéroe fueron beligerantes y entretenidos, pero la mayoría del tiempo hubo un tono que parecía estar mucho más entusiasmado en derruir un género con ofensa que en cuestionar fórmulas cansadas para los que leen del nuevo milenio.

La serie The Boys «corregió» la iniciativa original de Ennis

Los cómics que tuvieron principio, medio y final entre octubre de 2006 y noviembre de 2012 siempre y en todo momento estuvieron en la mira de los productores Evan Goldberg y Seth Rogen. Los productores, a los que siempre y en todo momento les agradó Ennis y sus ideas fulminantes, ahora habían hecho un trabajo razonable con otra licencia construída por el escritor irlandés en los cómics, predicadorconsiguió luz verde de Amazon para generar una adaptación.

Los cómics de Boys fueron publicados por Dynamite una vez que DC los prohibiese (Imagen: Reproducción/Dynamite Entertainment)

Aún con el miedo al fracaso por el tono polémico y designado al público adulto -lo que limita bastante la llegada de la audiencia-, Amazon decidió apostar por la adaptación pues precisaba una serie. cabeza de letrero desafiar a potencias como Cosas extrañas y el mandalorianoen Netflix y Disney+, respectivamente.

Lo que absolutamente nadie aguardaba es que, con un reparto ajustadísimo y configurado para cada personaje en los chicos y un guion con provocaciones que marcha bastante superior en los años 2010 y 2020, podría dejar ese “fragancia” de mal gusto y también insultos gratis de Ennis y cuadrar irónico y provocador sin ser tan atrayente. La producción logró cuadrar bien los temas de la gaceta en el instante que vive el planeta. En el momento en que se lanzó la gaceta, en 2006, ahora contábamos con un internet mucho más adelantado, pero las comunidades, el chequeo incesante, los algoritmos de búsqueda, entre otras muchas cosas engastadas en nuestro día a día de hoy, aún no eran tan importantes.

Y una gran parte de ese éxito procede del hecho de que los actores y la dramatización de múltiples ideas locas han añadido mucho más alma y corazón. Entre los ejemplos es la trayectoria de entre los personajes principales, Billy Butcher. En los cómics, sus proyectos eran esencialmente eliminar a todos y cada uno de los integrantes del conjunto llamado Supes. el siete — particularmente, Homelander, quien es una clara alusión a Superman y fue responsable de la desaparición de la mujer de Billy, Becca.

Adaptación de The Boys para Amazon Prime Vídeo (Imagen: Playback/Amazon Prime Vídeo)

En la televisión, Billy se convirtió en una suerte de «antihéroe del oeste», que revela ser un compañero leal para su equipo y tiene una atrayente progresión de sentimientos por el recién llegado Hughie, aun con sus impulsos asesinos. En la atracción del uso contínuo, establece un código de honor propio en un guion que usa la crueldad, el shock, la depravación, toques de incesto, consumo de drogas y otros temas políticamente incorrectos, en herramientas narrativas que están ahí para tomar. deberían haber hecho en los cómics desde el comienzo: enseñar de qué forma los personajes principales tienen la posibilidad de progresar por caminos considerablemente más dignos que los pintados en el Noveno Arte, sin dejar atrás el humor negro propio de la obra original.

Bien, en este momento tenemos la posibilidad de charlar sobre el desenlace de The Boys que es imposible reproducir en la televisión.

Aviso, desde aquí existen algunos spoilers de la primera y segunda temporada de The Boys

En resumen la última gilipollez de los chicos en los cómics, la crueldad y falta de sensibilidad frente a la vida de sus contrincantes, e inclusive inocentes, nada debe ver con lo que observamos en la progresión de Billy en la piel de Karl Urban. Por servirnos de un ejemplo, esta versión de Billy acaba creando una relación de amor-odio con Hughie que se regresa considerablemente más atrayente en la evolución de personas que en un inicio son oponentes, pero que durante la trama llegan a respetarse mutuamente.

Billy y Hughie sostienen una relación considerablemente más atrayente en la versión de transmisión (Imagen: Reproducción/Amazon Prime Vídeo)

Además de esto, este Billy crea un enfrentamiento con Homelander que va alén de su obsesión por la destrucción de los Siete. Billy debe admitir y resguardar a un niño que fue concebido desde la violación del análogo de Superman en su mujer. Y esta interacción logró todo mucho más complejo y también atrayente. Y su motivación cambia de su obsesión por la venganza y su sentido de la justicia algo distorsionado a ideas y hábitos mucho más creíbles en el viaje desarrollado para la transmisión. Va a ver, en el final de la historia original, Billy tiene proyectos para matar a millones de inocentes con la «justificación» de sostener el orden demoliendo a los Siete.

Otra cosa que no guarda relación con el sendero tomado por los chicos en los cómics, es dado que, en la televisión, el conjunto de humanos tiene una defensa sobrehumana contra los Supes, por la utilización de la sustancia Compuesto V, que fue esencialmente lo que le dio los poderes a los «superhéroes». Además de esto, al desarrollar este plan, Billy aniquila a sus compañeros de equipo. La salvedad es Hughie, que consigue subsistir y aniquila al propio Billy.

El desenlace del cómic no debe reproducirse fielmente en la transmisión (Imagen: Reproducción/Dynamite Entertainment)

Añada a eso dado que herogasmouna miniserie derivada de los cómics de los chicoshaber abordado el tema del 11 de septiembre de una forma que podría ofender a varios estadounidenses, singularmente dado dado que se usa como una herramienta de narración bastante prescindible.

O sea, estas resoluciones para individuos clave en la adaptación, en cierta manera, vienen a «corregir» la crueldad gratis que no funcionó tan bien en la embestida inicial de Ennis. Y, cuando menos hasta la actualidad, suenan considerablemente más atrayentes, entretenidas y entrometidas que la iniciativa original.

la tercera temporada de los chicos llega a Amazon Prime Vídeo el 3 de junio y debe combinar elementos de la miniserie de cómic derivada herogasmo con la llegada de un conjunto análogo a los Vengadores a la localidad de Vought.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart