Un dron de rescate ayuda a las víctimas de un ataque al corazón

Altavoz inteligente Echo Dot

El tiempo de contestación se encuentra dentro de las mayores consideraciones en el momento en que se piensa en una urgencia médica. Un ingeniero graduado de la Facultad Tecnológica de Delft en los Países Bajos creó un dron para llevar a cabo lo que una ambulancia usual no puede llevar a cabo.

El dron de socorro, desarrollado por Alec Momont, es con la capacidad de volar a velocidades de hasta 100 km/h, transporta un desfibrilador y está pertrechado con artefactos que tienen la posibilidad de achicar el tiempo que una víctima de infarto recibe asistencia, incrementando relevantemente la oportunidad de restauración.

«Es fundamental que se brinde asistencia médica instantánea en los primeros minutos de un paro cardiaco», ha dicho Momont. “Si tenemos la posibilidad de llegar a un espacio de urgencia mucho más veloz, tenemos la posibilidad de socorrer muchas vidas y hacer más simple la restauración de varios pacientes. Esto se aplica singularmente a ocasiones de urgencia como insuficiencia cardiaca, ahogamiento, trauma y inconvenientes respiratorios, y fué viable por el hecho de que tecnologías como un desfibrilador que salva vidas en este momento tienen la posibilidad de diseñarse suficientemente pequeños para ser transportados por un dron”.

El prototipo de dron médico está desarrollado para desplegarse en el momento en que los servicios de urgencia reciben una llamada de paro cardiaco. Sin limitaciones por el tráfico y las rutas, el dron, teóricamente, podría llegar a la escena mucho más veloz que una ambulancia. No obstante, ya que no puede conducir paramédicos, está pertrechado con la próxima opción mejor: conexión de audio y vídeo en directo que dejará a los expertos médicos ofrecer normas a la gente en el lote, ver la situación por medio de la cámara web y argumentar los pasos del régimen. introduciendo de qué forma utilizar el desfibrilador.

En la actualidad, solo el 20% de la gente no capacitadas tienen la posibilidad de utilizar un desfibrilador de manera exitosa; con un técnico de urgencia dando normas mediante una cámara web, esa tasa se puede acrecentar al 90%, ha dicho Momont.

“800.000 personas padecen un paro cardiaco en la Unión Europea todos los años, y solo el 8% sigue con vida”, ha dicho. “La razón primordial de o sea el tiempo de contestación parcialmente largo de los servicios de urgencia (precisamente 10 minutos), al tiempo que la desaparición cerebral y las muertes suceden entre 4 y seis minutos. La ambulancia no tripulada puede conducir un desfibrilador a un tolerante en una región de 12 km en un minuto. Esta agilidad de contestación incrementa la posibilidad de supervivencia tras un paro cardiaco entre un 8 % y un 80 %”.

De momento, hay algunas barreras para el despliegue popularizado de la ambulancia no tripulada. Las leyes de tráfico aéreo en los Países Bajos prohíben la utilización de drones autónomos; se estima que esta legislación se modifique en algún instante de 2015.

El dron aún no se probó con pacientes reales, y el sistema de detección y evasión de elementos del dron debe perfeccionarse. No obstante, Momont, que desarrolló el dron en colaboración con la interfaz de innovación belga Living Tomorrow, piensa que su dron podría estar en empleo en solo 5 años. Múltiples compañías del campo médico asimismo enseñaron interés en el emprendimiento.

«El valor no habría de ser un inconveniente, lo calculé en precisamente 15.000 euros por dron, lo que precisamente es una cantidad razonable si se considera la proporción de vidas que se podrían socorrer», ha dicho Momont. “Quisiera que salve cientos y cientos de vidas en los próximos cinco años”.

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart