VESA lanza la certificación AdaptiveSync para VRR en monitores de juegos

Altavoz inteligente Echo Dot

El organismo en todo el mundo responsable de regentar múltiples tecnologías similares con la visualización, incluyendo la conexión DisplayPort, VESA anunció esta semana la publicación de un programa de certificación para la función de continuidad de actualización variable (VRR) de AdaptiveSync.

Si bien el protocolo era abierto y de gran adopción, la organización no tenía un sistema de certificación abierto para asegurar la calidad de los VRR, dejando a compañías como AMD y Nvidia detallar sus sellos con requisitos mínimos y niveles diferentes de elementos. La mayor virtud de la novedosa certificación es exactamente su carácter abierto, dispuesto para marchar con cualquier dispositivo coincidente, con independencia de la marca.

Certificación AdaptiveSync para pantallas de juegos

El software se conoce con el nombre VESA AdaptiveSync Display Compliance Test Specification, o sencillamente AdaptiveSync Display CTS, y muestra 2 categorías: AdaptiveSync, listo particularmente para monitores y pantallas de juegos con altas frecuencias de actualización, y MediaSync sin precedentes, desarrollado para lograr que la reproducción de contenido sea mucho más dinámica en velocidades de fotogramas mucho más bajas.

Mucho más riguroso de los 2, en tanto que cubre grandes velocidades de cuadro y tiene baja latencia como entre los requisitos, AdaptiveSync necesita que el monitor tenga una continuidad de actualización mínima de hasta 60 Hz y un máximo de 144 Hz o mucho más. Además de esto, es obligatoria la existencia de Low Framerate Compensation, tecnología responsable de acompasar las tarjetas de vídeo y la pantalla para eludir la rotura y el desgarro de los cuadros.

Desarrollado para juegos (AdaptiveSync) y reproducción de contenido (MediaSync), la certificación AdaptiveSync Display CTS asegura una mejor rigidez en pantallas con VRR (Imagen: VESA)

Otras caracteristicas requeridos tienen dentro requisitos para algunos escenarios de parpadeo, salto de cuadros, superposición de cuadros y tiempo de contestación (GtG), que debe establecerse bajo 5 milésimas de segundo. El valor es prominente estimando que varios monitores de juegos modernos comunican tiempos de contestación de hasta 1 milésimas de segundo, pero las pruebas de VESA van a ser mucho más rigurosos.

Aparte de catalogar un promedio de los tiempos de contestación vistos, en vez del mejor resultado, la evaluación asimismo se efectuará en un ámbito de temperatura dominada entre 22,5 ℃ y 24,5 ℃, estimando que el calor perjudica de forma positiva esta métrica, y debe realizar un máximo de 20 % por exceso y 15 % predeterminado: efectos populares como «imagen espectro inversa», en los que se dejan indicios blanquecinos en la pantalla.

Te puede interesar:  Tim Cook envía aviso a empleados sobre cambios en Apple
Los monitores de juegos aprobados van a contar con un logo de certificación AdaptiveSync adjuntado con la continuidad de actualización máxima a la que va a funcionar el VRR (Imagen: VESA)

Todos y cada uno de los monitores aprobados van a tener un logo de certificación acompañado de un número que representa la continuidad de actualización máxima a la que va a funcionar AdaptiveSync. Un punto esencial es que la certificación AdaptiveSync no valorará las frecuencias de cuadro en el perfil de overclock entregado por ciertos desarrolladores (por servirnos de un ejemplo, el modo perfecto de 180 Hz en un monitor de 165 Hz). El software solo actuará para asegurar la calidad del VRR a la cuota estándar del panel.

Certificación MediaSync para reproducción multimedia

Desarrollada para lidiar con la intermitencia final de la reproducción de películas y otros contenidos a velocidades de fotogramas inferiores a la actualización de la pantalla, la certificación MediaSync es mucho más simple que la versión para juegos, pero todavía es bastante riguroso.

La atención se enfoca en asegurar las mejores condiciones para sobreimpulso, subimpulso, tiempo de contestación (GtG), rigidez en la distribución de fotogramas y mucho más para una experiencia dinámica (Imagen: VESA)

Las clasificaciones de parpadeo, sobreimpulso y subimpulso asimismo están presentes, pero la atención se va a centrar en la superposición de fotogramas. En el momento en que, por poner un ejemplo, se expone una película a 24 FPS en un display de 60 Hz, se genera el llamado pulldown 3:2, en el que se detallan fotogramas pares cada 3 intervalos de actualización y fotogramas impares cada 2. Como resultado, la visualización el tiempo de cada uno de ellos cambia entre 50 milésimas de segundo y 33 milésimas de segundo, respectivamente.

Con MediaSync, los monitores tienen que sostener un tiempo de visualización fijo de 41 milésimas de segundo, con una variación máxima de 1 milésimas de segundo entre ellos, lo que debería asegurar una reproducción mucho más dinámica. La organización probará las 10 frecuencias de cuadro estándar para cine y vídeo, y las pantallas aprobadas asimismo van a llevar su logo para esta certificación.

La certificación MediaSync asimismo va a contar con su logo obligación (Imagen: VESA)

El nuevo programa AdaptiveSync Display CTS viene para acompañar otras certificaciones de agencias clave, que tienen dentro DisplayHDR, Display Mount para aguantes de base y otros complementos, aparte de nuestra conexión DisplayPort. Asimismo merece la pena apuntar que el CTS solo cubrirá pantallas y cuadros con DisplayPort, puesto que la conexión HDMI forma parte a otro organismo de certificación y cumple con informaciones distintas.

Fuente: VideoCardz, TechSpot

Tommy Banks
Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

TecnoBreak | Ofertas y Reviews
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart