Drones

Los drones han ido ganando cada vez más popularidad, logrando incluso su regulación en España y varios países de Latinoamérica. Según la consultora Gartner, se venderán 5 millones de dispositivos al año hasta 2025, generando, posiblemente, un volumen de negocio de unos 15.200 millones de dólares anuales. Sin embargo, pocas personas conocen la historia de los drones, su aparición, la razón de su crecimiento y otros aspectos similares.

El uso del dron puede variar entre el recreativo, conociéndose como aeromodelismo, y el profesional, existiendo incluso cursos de pilotaje. Consciente del crecimiento de la herramienta, el ITARC preparó este artículo con curiosidades sobre la historia de los drones y su aparición, hasta la actualidad. Compruébalo.

La historia de los drones

Podemos imaginar el mundo antes de Internet, las grandes navegaciones, la forma en que se enviaban las cartas y los mapas. Sabemos que en cuanto comenzó la globalización, las distancias se acortaron y comenzó una revolución.

Al igual que la popularización de los drones revolucionará el mundo tal y como lo conocemos. Al principio ambos tenían funciones militares, y con el tiempo se hicieron asequibles y ganaron más adeptos.

No sólo se han hecho populares y forman parte del día a día de la gente de todo el mundo, sino que han causado una revolución. Los UAV (unmanned aerial vehicle) o VANT (vehículo aéreo no tripulado) se utilizaron para el reconocimiento terrestre, permitiendo una visión aérea. Ya han servido como soporte, y medio, de ataques y espionaje; incluso para enviar mensajes.

Aparecieron alrededor de los años 60, pero fue durante los 80 cuando empezaron a llamar la atención por sus usos militares.

La gran ventaja de su uso durante los años 80 era la posibilidad de llevar a cabo acciones, a menudo peligrosas, sin poner necesariamente en riesgo una vida.

Porque quien lo controlara estaría muy lejos del dron, y lo peor que podía pasar era el derribo del objeto en el aire.

Lo que poca gente sabe sobre la historia de los drones es que se inspiró en una BOMBA.

La popularmente conocida como bomba zumbadora, llamada así por el ruido que hacía al volar, fue desarrollada por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de su simplicidad, que lo convertía en un blanco fácil de disparos e interceptaciones, ya que sólo volaba en línea recta y a una velocidad constante, logró un éxito considerable.

Aunque no existe una cifra exacta sobre el número de personas heridas y muertas por las bombas, se puede concluir que se trata de una cifra importante, ya que se lanzaron más de 1.000 bombas V-1.

La V-1, conocida como bomba de estruendo, no fue la única bomba de este tipo creada. Unos años más tarde, durante la Segunda Guerra Mundial, se creó la V-2.

Pero la gran revolución llegó en el primer momento en que apareció una bomba de esas características: la V-1, que inspiró la historia de los drones y toda su evolución desde entonces.

La aparición del drone

La historia de los drones comenzó con una inspiración en las bombas volantes alemanas del tipo V-1, conocidas popularmente como buzz bomb. Recibió este nombre debido al ruido que hacía al volar, siendo creado por Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de estar limitado y ser considerado un blanco fácil, logró un éxito considerable con su velocidad constante y volando sólo en línea recta, alcanzando un número de más de 1.000 bombas V-1 lanzadas. Unos años más tarde, todavía en la Segunda Guerra Mundial, se creó su sucesora, la bomba V-2.

¿Quién inventó el drone?

El modelo que ha marcado la historia de los drones, el que conocemos hoy, fue desarrollado por el ingeniero espacial israelí Abraham (Abe) Karem. Según él, en 1977, cuando llegó a Estados Unidos, se necesitaban 30 personas para controlar un dron. Ante esta situación, fundó la empresa Leading System y, con pocos recursos tecnológicos, como fibra de vidrio casera y restos de madera, dio a luz al Albatros.

Con las mejoras conseguidas con el nuevo modelo -56 horas en el aire sin recargar las baterías y con tres personas manejándolo-, el ingeniero recibió financiación de DARPA para las mejoras necesarias en el prototipo y, con ello, nació un nuevo modelo llamado Amber.

Estas aeronaves fueron diseñadas y desarrolladas para misiones militares que ofrecían riesgo para las vidas humanas, como el rescate de incendios y la seguridad no militar. Estos tienen el objetivo de permitir la vigilancia o el ataque a alguna región.

Además de este, otro UAV registrado es el Gralha Azul, producido por Embravant. Tiene una envergadura de más de 4 metros y puede volar hasta 3 horas.

El dron, tal y como lo conocemos hoy, fue inventado por el israelí Abe Karem, el ingeniero espacial responsable del más temido y exitoso dron estadounidense.

Según Karem, cuando llegó a Estados Unidos en 1977, se necesitaban 30 personas para controlar un dron. Este modelo, el Aquila, voló una media de pocos minutos a pesar de tener una autonomía de 20 horas de vuelo.

Al ver esta situación, Karem fundó una empresa, Leading System, y con poca tecnología: restos de madera, fibra de vidrio casera y un muerto como los que se usaban en las carreras de karts de la época, creó Albatross.

El Albatross fue capaz de permanecer 56 horas en el aire sin necesidad de recargar sus baterías, y sólo fue operado por 3 personas – en comparación con 30 personas en el Aquilla. Tras esta hermosa demostración, Karem recibió financiación de DARPA para mejorar el prototipo, y así nació el Amber.

El uso de drones

Al igual que Internet, la historia de los drones ha ido avanzando hacia la accesibilidad y ha aportado muchos beneficios tanto al mercado de los drones como a sus consumidores. Hoy en día, los drones tienen una enorme versatilidad en cuanto a su uso. Sus usos incluyen el seguimiento y la vigilancia, la fotografía y la filmación, el uso militar y el rescate, entre otras docenas de usos.

Como era de esperar, a medida que la historia de los drones se ha ido desarrollando, éstos se han ido extendiendo y hoy se utilizan en diversos lugares.

Los primeros modelos se utilizaban sólo para hacer imágenes, y vídeos, pero cada vez son más resistentes, autónomos y fuertes.

Amazon ya ha obtenido la autorización de Estados Unidos para realizar entregas con drones.

Facebook ha anunciado su proyecto de llevar Internet a los hogares mediante drones.

Y cada vez aparecen nuevos usos para ellos, los más comunes, actualmente, son:

En el accidente de Fukushima, en Japón, se utilizó un T-Hawk (modelo de dron) para conseguir imágenes de los reactores dañados. Consiguiendo las fotografías y filmaciones sin ningún riesgo, por la radiación, para nadie. Y más comúnmente, los drones, se han utilizado en imágenes de bodas, coberturas en eventos deportivos y en casos como los de las protestas en Sao Paulo.Algunas personas incluso sustituyen el palo de selfie para hacer fotos con drones.

Control y vigilancia: las autoridades de varios países del mundo ya están usando los drones para controlar y mantener la seguridad en las grandes ciudades, especialmente cuando se llevan a cabo importantes eventos deportivos.

Vigilancia de huracanes: Un grupo de científicos de Florida ha creado un pequeño dron que puede ser lanzado en dirección a los huracanes.

Imágenes submarinas: Un curioso modelo de dron es el OpenRov, que permite crear imágenes en tiempo real del fondo marino. Poder llegar a puntos que el ser humano aún no había alcanzado, catalogando nuevas especies y desvelando misterios.

Uso militar: No es raro ver en las noticias, o en las películas, la presencia de aviones no tripulados que muestran su acción, haciendo imágenes del campo de batalla, viendo el movimiento de los enemigos, o incluso participando en los bombardeos.

Ayudar a las personas necesitadas: Con la posibilidad de llegar a lugares hostiles, los drones también se han utilizado en diversas operaciones de emergencia.Como entregas de alimentos e incluso medicamentos, en lugares aislados y de difícil acceso.Ya se han realizado imágenes de drones realizando entregas en África, pudiendo salvar a varias personas.

Rescate: Este año (2015) se informó de la aparición de Gimball, dron ganador del concurso Drones for Good («Drones para el bien», en una traducción directa).Está todo recubierto con una «jaula», que le permite esquivar obstáculos durante el vueloInspirado en los insectos, tiene sensor de temperatura, GPS, cámaras y alta resistencia, lo que permite su uso en rescates.

Con su popularización, al igual que con Internet, su uso se vuelve constante y marca una diferencia total en la vida de las personas.

¿Qué es un drone?

Se trata de un vehículo aéreo no tripulado (UAV) que tiene control de vuelo y puede recibir órdenes por medio de radiofrecuencia, infrarrojos e incluso misiones previamente definidas por coordenadas GNSS (Sistema Global de Navegación por Satélite). Su aspecto recuerda a los mini-helicópteros, con algunos modelos que son réplicas de jets, cuadricópteros (cuatro hélices) y modelos con ocho hélices o que utilizan combustible para su vuelo.

Drone en inglés significa «zángano» y, debido a su sonido de zumbido al volar, y acabó siendo adoptado popularmente para denominar a la aeronave.

A menudo la gente oye el término por primera vez y se pregunta: ¿qué es un dron?

Un dron es un vehículo aéreo, pero a diferencia de los aviones y los helicópteros, no están tripulados. Se controlan a distancia y suelen estar equipados con cámaras de alta calidad.

Se utilizaron durante un tiempo como juguete, una evolución del aeromodelismo. Hoy en día existe un amplio y creciente mercado profesional de pilotos.

Como es posible que hasta el año 2010 casi no hubiera búsquedas en el buscador sobre drones, y desde entonces su crecimiento ha sido notable.

Esto nos da una idea de cómo la popularización de los drones, aunque ha mostrado un crecimiento exponencial, todavía tiene mucho espacio.

La evolución tecnológica permite que hoy en día quien quiera ser piloto pueda controlar su dron directamente desde su teléfono móvil o tableta.

Algunos modelos pueden incluso controlarse a través del acelerómetro del smartphone. Lo que hace que la experiencia sea más inmersiva.

Está ocurriendo ahora, en este mismo momento. Y cada vez más drones ganarán espacio y cambiarán nuestras vidas. Como sostienen muchos investigadores: la historia no es estática. Se construye cada día, y con los drones no es diferente.

TecnoBreak
Logo
Restablecer la contraseña
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad